Yesterday Origins
Análisis

Yesterday Origins - Análisis de la aventura de Pendulo Studios

Por Clara Castaño Ruiz
-

Versión comentada: PS4

Investigación, humor, Historia, rompecabezas y diversión es lo que nos hemos encontrado en Yesterday Origins, la nueva aventura gráfica de Pendulo Studios que es un canto al género y que ningún aficionado debería perderse.

Pendulo Studios vuelve por la puerta grande con Yesterday Origins, su nueva aventura gráfica que hace de precuela y secuela para Yesterday, su anterior trabajo que en España conocimos como New York Crimes. El veterano estudio español retoma la senda del éxito y lo hace con un magnífico título en el que se mezclan varios elementos marca de la casa: humor, mucha exploración, puzles enrevesados y personajes muy bien estructurados. Pero, no sólo eso, incluye algunas novedades en las mecánicas del point & click y hasta alguna toma de decisiones. Os contamos qué tal se lleva eso de ser inmortal desde el siglo XV.

Mi nombre es John Yesterday

En el año 2012 conocíamos a John Yesterday y Pauline Petit en New York Crimes (Yesterday) que, para los que no lo recuerden, era un thriller en el que teníamos que investigar la muerte de varios mendigos en el metro de Nueva York, aunque esa sólo era la excusa para desarrollar una trama llena de ritos satánicos, personajes torturados, traiciones y muerte. Ante los cabos sueltos que quedaron en la aventura, Pendulo Studios comenzó a trabajar en su secuela en 2013. El equipo tuvo un gran número de ideas y John Yesterday pudo no ser el protagonista, pero al final se decidió que Yesterday Origins fuera precuela y secuela de New York Crimes. Pronto llegaron algunos problemas y el juego estuvo parado durante un tiempo, pero gracias a la unión con Microïds, famoso estudio francés al que conocemos por Syberia, pudo seguir adelante y hoy os podemos hablar de este nuevo título. 

En Yesterday Origins nos volvemos a encontrar con John y Pauline, varios años después de su primera aventura juntos, para tratar de recomponer la memoria de John. Cansado de perder sus recuerdos cada vez que muere, John quiere repetir el ritual que le hizo inmortal hace más de 500 años. Para hacerlo necesita una moneda que nadie parece saber dónde está. Ayudado por su novia Pauline, dueña de un anticuario y con la que también jugamos en algunos momentos de la aventura, comenzamos nuestra investigación. Pero, como suele ser habitual, no somos los únicos que queremos la reliquia, una extraña organización también quiere la moneda y no dudará en perseguirnos para conseguirla. La trama ha dejado de ser tan oscura como la de New York Crimes para volverse más colorista, aunque igualmente llena de misterios, conspiraciones, saltos en el tiempo y viajes por España, Francia, Estados Unidos y otros países. Con tanto hacer la maleta, no hemos podido evitar acordarnos de Broken Sword o Runaway. 

Pendulo Studios ha estructurado la aventura mediante flashback temporales, viajes y multitud de recursos narrativos que podrían resultar confusos si no están bien pensados. Sin embargo, el estudio español ha logrado que todo encaje a la perfección, como si fueran piezas de uno de sus rompecabezas, para lograr una aventura gráfica apasionante llena de conflictos que vivir y puzles que resolver. Hemos disfrutado de su trama desde el principio hasta el final. Por cierto, si no habéis jugado a la primera aventura de John Yesterday, no os preocupéis, la trama de Yesterday Origins se entiende completamente y, si tenéis curiosidad por conocer algo más sobre la procedencia del personaje, en algunas conversaciones de la aventura podéis descubrir parte de su pasado. Vamos, no hace falta jugar a New York Crimes para disfrutar de las aproximadamente 10 horas que dura esta nueva aventura. 

Un point & click sencillo en consola

En nuestro avance de Yesterday Origins os contamos que las mecánicas eran las propias del point & click, aunque en esa ocasión probamos el juego en PC. Ahora que hemos jugado con la versión de consolas, os podemos decir que se han adaptado correctamente, aunque con cambios. Con el joystick izquierdo nos movemos por los escenarios, mientras que con el derecho seleccionamos los objetos o personajes con los que podemos interactuar y que aparecen reflejados con X o A en función de si jugamos con PS4 o Xbox One. En este aspecto, resulta un poco impreciso y se nota que la aventura estaba pensada en un primer momento para PC. Algo lógico si tenemos en cuenta que es casi la primera vez que Pendulo Studios desarrolla un juego para consolas, la única excepción la encontramos en Runaway 2: El Sueño de la Tortuga que salió en Wii y Nintendo DS.

Una de las novedades que nos hemos encontrado es que, por primera vez en un juego de Pendulo, podemos observar más de cerca a nuestro personaje para buscar pistas. También, jugar con John y Pauline en un mismo escenario. En Runaway habíamos jugado con Brian o Gina en diferentes momentos de la aventura, pero no habíamos intercalado los personajes con pulsar sólo un botón. En Yesterday Origins será obligatorio para explorar diferentes zonas y conocer nuevas pistas. Esta interacción entre John y Pauline nos ha recordado ligeramente a Broken Sword 5 en mecánicas, ya que en una fase teníamos que seleccionar a George y Nico de una manera muy similar para poder avanzar. 

Uno de los elementos imprescindibles en toda aventura gráfica es el inventario en el que se van acumulando todos los objetos que nos vamos encontrando en los diferentes escenarios. Se accede pulsando L2 o LT y con el joystick izquierdo nos podemos mover en su interior o combinar distintos elementos para crear nuevos artilugios. La mezcla de los objetos será fundamental para poder resolver diferentes puzles, pero la gran novedad es que no sólo los podemos utilizar entre sí, también con nuestro personaje o con los info ítems, información adicional a modo de pista que se desbloquea en conversaciones con determinados personajes o realizando alguna acción concreta y a los que podemos acceder al pulsar R2 o RT. En total, se pueden mezclar hasta cuatro objetos o ítems al mismo tiempo para resolver los rompecabezas. El grado de dificultad va variando a medida que avanzamos en la aventura, empezamos mezclando dos objetos para acabar juntando cuatro al mismo tiempo, una locura.

Si en nuestro avance con la demo en PC os dijimos que había ayuda para avanzar en la aventura, ahora tenemos que indicaros que se ha eliminado y que, más allá de estos info ítems, no hay ningún botón o apoyo externo para poder continuar con la trama. Eso es algo bueno porque hace que aumenten nuestras horas de juego y nos armemos de paciencia con algunos rompecabezas que no sólo son de mezclar objetos, también de resolver ciertos acertijos.

Pendulo Studios

Por último, están las conversaciones con las que conocemos mejor el terreno en el que nos movemos. Podemos hablar con más de 25 personajes que son de lo más variados y que tienen su propia forma de actuar, comportamiento y personalidad. Nuestras charlas son clave para descubrir los tejemanejes de la trama y, en cierta forma, nos dan pistas sobre por dónde continuar. Además, en algunos momentos nos dará la posibilidad de decidir, aunque sin demasiada trascendencia. 

Nadie espera a la Inquisición española

Bienvenidos a la Inquisición española, y no a la de Assassin’s Creed, a la de Yesterday Origins. A nivel de argumento, la aventura gráfica de Pendulo Studios nos ha gustado mucho al alejarse ligeramente de lo visto en su anterior juego y volver, nunca mejor dicho, a los orígenes. Es un no parar con multitud de situaciones, giros de guión, escenarios y personajes. Pero, es que, a nivel audiovisual tampoco se ha quedado atrás.  El nivel artístico de Yesterday Origins nos ha gustado mucho con su estética de cómic, en la que iban saliendo diferentes viñetas en los momentos de cinemáticas y que ha evolucionado con respecto a lo que pudimos disfrutar en New York Crimes gracias al uso del motor Unity que permite crear elementos como sombras dinámicas, objetos y personajes en 3D. En el momento de hacer el análisis tenía pequeños bugs y caídas de FPS, pero se solucionarán con un parche cuando el juego se lance al mercado. 

La ambientación está muy cuidada en todas las localizaciones que visitamos y es posible reconocer zonas tan famosas de París como las catacumbas, Notre Dame o el barrio de Saint-Germain-des-Prés. En el caso de la Inquisición española, Pendulo Studios ha investigado casos reales para dar mayor verosimilitud al argumento de la aventura y utilizar la Historia en su favor, aunque siempre dejando un gran espacio a la imaginación, el entretenimiento y, en definitiva, la ficción.

La música está compuesta por Juan Miguel Martín Muñoz, responsable de las bandas sonoras de New York Crimes, Runaway 2 o FX Fútbol, y es ideal para una aventura gráfica. Nos acompaña sin perturbarnos en nuestra investigación para reforzar la narrativa y favorecer la historia. Cuando tiene que ser potente, acelera sus notas para que seamos conscientes del peligro que corremos y al revés cuando estamos en un momento dulce. Cada localización tiene su propia música, al igual que los personajes, lo que nos ayuda a contextualizar y nos indica su personalidad. En cuanto a las voces, están en inglés con un doblaje muy bueno, aunque acostumbrados a que las aventuras de Pendulo Studios nos llegaran en castellano, se echa en falta que salga en nuestro idioma. Eso sí, está perfectamente localizada y subtitulada.   

Pendulo Studios
Para algunos personajes se han basado en actores reales

El código Hispania

Yesterday Origins se aleja ligeramente de su predecesor para ofrecernos una aventura gráfica llena de momentos estelares, giros inesperados, humor, rompecabezas complicados y que mezcla investigación, thriller, historia y ocultismo. Es el código Hispania de las aventuras gráficas ya que nada tiene que envidiar a El Código Da Vinci, aunque sin meter a la humanidad en ningún peligro. Sin duda, es uno de los mejores juegos de los veteranos Pendulo Studios que está a la altura de Runaway o Hollywood Monsters por su contexto y narrativa, así como por las nuevas mecánicas introducidas. Un juego de lo más divertido y entretenido con un argumento absorbente.

Valoración

Una excelente aventura gráfica point & click que se sustenta en su gran argumento, lleno de momentos estelares y humor, así como en sus rompecabezas complicados y mecánicas novedosas en Pendulo Studios. Ha superado todas nuestras expectativas y nos ha resultado de lo más entretenida.

Hobby

90

Excelente

Lo mejor

Variedad de escenarios, rompecabezas y misiones. Una buena duración para una aventura gráfica. Guiños a la cultura "geek" y su gran humor. Su BSO.

Lo peor

Algunas conversaciones se pueden hacer un poco largas. FPS inestables (aunque se corregirá con un parche). Se echa en falta el doblaje en castellano.