Darksiders II - 03. El reino de los muertos

El trono eterno

Entra en la Brecha, ve abajo del todo. Debes pasar por el pasillo de los pinchos. Pisa la baldosa y luego corre rebotando por las paredes. Sigue por el camino izquierdo para encontrar la llave azul y vuelve atrás para abrir la puerta. Ahora sigue el camino hasta salir. Dirígete hacia Pico de la serpiente y, cuando llegues al final, verás una campana que tienes que golpear para llegar a El trono eterno.

Aquí no tienes que hacer nada especial, simplemente ve subiendo hasta llegar finalmente a la parte superior y tener un par de conversaciones interesantes. No pierdas detalle.

La arena dorada

Esta mazmorra es una mezcla de puzzles y combates. La novedad es que algunas estatuas llevan unos farolillos capaces de abrir caminos con su luz. Puedes llevarte estos farolillos y ponerlos como peso en las baldosas o en otras estatuas para abrir nuevos caminos o llegar a coleccionables.

El objetivo de la mazmorra es encontrar tres piedras y ponerlas en la cabeza de la arena. Cada vez que llegues a una piedra tendrás que matar a unos cuantos enemigos. Sólo hay un camino inicial y cuando coloques una piedra se abrirán  los siguientes. Cuando coloques las tres, te tocará pelea...

Jefe: Gnashor

Ten preparada la garra y, en cuanto salga de la tierra, agárralo para acercarte rápidamente y golpearle. Al quitarle casi toda la vida aparecerá el verdadero Gnashor. Atácale sin piedad, pero atento a cuando inclina su cabeza. En ese momento su cabeza se pondrá azul y se recuperará bastante vida. Antes de que se ponga azul usa la garra para quitarle la cabeza y acribillarle con tus armas más potentes. Después esquiva los ataques de la cabeza hasta que se vuelvan a juntar y repite la misma operación hasta matarle.

Sepultura de Fariseo

A partir de ahora, podrás coger columnas con la garra para moverlas hacia tu posición.
En el primer puzzle que encontrarás debes lanzar bombas a los dos cristales de la sala, mover la columna abajo y ponerla cerca de la reja. Pisa la baldosa para abrir y coge una bomba de la pared izquierda. Lánzala a la columna para que al explotar se ponga debajo de la puerta y no se cierre cuando te quites de la baldosa.

Dirígete al ascensor y baja a la planta uno. Entra por la puerta norte, cruza al lado izquierdo y tira de la palanca. Al cruzar al otro lado coge una bomba de la celda del techo y lánzala a la palanca. Regresa al centro y cuando estés listo, dispara a la bomba, rápidamente y cruza por las celdas colgantes para conseguir la llave azul.

Encamínate ahora al piso tres y avanza por la puerta azul. Terminarás realizando un camino por la pared que te llevará hasta una columna que tendrás que poner debajo del ascensor. Regresa por donde viniste para llegar al ascensor. En esta ocasión, elige ir al piso 2.

Jefe: Fariseo

En un jefe fácil, el único problema es que durante el combate invocará esqueletos.

Sus ataques son muy predecibles y por lo tanto, resultan fáciles de esquivar. Al matarle conseguirás un nuevo poder: Veda. Con este poder podrá invocar al no-muerto en algunos puntos concretos. Su principal utilidad es atravesar barreras para activar palancas o permanecer encima de plataformas para dejarlas activadas.

Sepultura del gran juez

En esta mazmorra tendrás que hacer un uso constante del nuevo poder. En casi todas las salas el no-muerto tendrá que ayudarte. En la primera sala deberás usarlo para tirar de una palanca y en la segunda para pisar una baldosa. En los siguientes puzzles de la mazmorra también tendrás por ejemplo que usar la garra en el fantasma para poder cruzar algunos lugares. La misión es buscar a tres ánimas en tres zonas distintas. Al intentar rescatar a cada uno tendrás que luchar contra cierto número de unos enemigos.

Cuando le entregues el ánima  al juez, se te abrirá el camino a otro fantasma.

Es una mazmorra lineal que no tiene ninguna complicación. Simplemente no te despistes y no tendrás problemas.

Psicameron

En esta mazmorra de nuevo tendrás que hacer uso de los fantasmas. Ya tienes dos, pero no debes preocuparte de tener que elegirlos o no, dado que el propio juego ya está programado para hacer ir al que le corresponda.

Empezarás con un pequeño reto de supervivencia y luego tendrás que ir avanzando por la mazmorra, no es complicado y tampoco usarás ninguna táctica distinta a las empleadas hasta ahora.

Jefe: Basileo

Al principio del combate lucharás sólo contra Basileo. Será un combate rápido.
En poco tiempo aparecerá Achidna.

El único ataque importante que tiene es saltar y caer en picado, fácil de esquivar con uso o dos esquives, dependiendo de lo cerca que estés. Desde este punto se irán turnando entre los dos hasta finalmente acabar el combate.

La ciudad de los muertos

Al empezar la misión conseguirás el Partealmas. Es algo parecido a Veda sólo que Muerte se divide en dos en cualquier parte y podrás controlar a las dos partes por separado para hacer lo que quieras.

El problema es que si te alejas mucho de la estatua los dos Muerte se volverán a juntar. La clave de esta habilidad es que cuando le demos a juntarnos de nuevo lo haremos donde este la estatua, la estatua también servirá para mantener activas las baldosas.
Antes de entrar en la zona del segundo puzzle estaremos en un pasillo con forma de F, en este pasillo encontraremos las Espinas de Lich, una de las armas más fuertes del juego, gran daño y con ataque rápido y que roba ira con cada ataque.

Después de abrir la puerta de la llave azul llegaremos a un puente, esta sala es un puzzle y debemos dejar la estatua de división en medio del puente para poder completarlo.
Tras ser perseguido por unos pinchos en una escalada es recomendable ir a comprar pociones si no tienes. Y es que al poco de avanzar tendrás que luchar contra tres grupos de enemigos y si mueres deberás empezar desde el primero.

Jefe: El huésped Plañidero

A pesar de su tamaño resulta un jefe bastante fácil. Su punto débil es su cara y solamente ataca con sus puños y son fáciles de esquivar.

Cuando le hayas quitado bastante vida saldrá del foso una luz de la que aparecerán muchos esqueletos. Si quieres que vuelva el enemigo, tendrás que matarlos. Repite la misma operación hasta que en una de las veces aparezca el símbolo de acción en la cara del jefe. Al pulsar el botón le quitarás la máscara y la próxima vez que lo hagas terminarás derrotándole.

Guía y trucos de Darksiders II

  • Guía
    Juegos

    Darksiders II - Trucos

    ¿Conoces algún truco para Darksiders II? Compártelo con nosotros y ayúdanos a descubrir todo los secretos de esta aventura.

  • Guía
    Juegos

    Darksiders II - Gnomos de la Gnómada

    Este es el único coleccionable de Darksiders II que nadie nos pedirá. Se trata de cuatro Gnomos que están ocultos en algunos sitios del juego. Cuando los consigamos

  • Guía
    Juegos

    Darksiders II - Reliquias de Etu-Goth

    Las reliquias son una especie de emblemas o símbolos que encontraremos desperdigados por todo el mundo de Darksiders II.Reino de los muertos1 - A la izquierda.Podrás

  • Guía
    Juegos

    Darksiders II - Reliquias de Khagoth

    Reino de los muertos1 - Al sur de la entrada de Pico de las serpientes.Debes tirar de una palanca para que se mueva una pared y poder escaleras hasta la reliquia.2 -

  • Guía
    Juegos

    Darksiders II - Reliquias de Renagoth

    Reino de los muertos1 - En la Arena dorada.En la parte de las estatuas que inician la misión, en uno de los laterales del piso superior verás un saliente al que