Todo lo que debes saber sobre el sistema Némesis de Sombras de Guerra

Análisis Sombras de Guerra PS4 Xbox One PC

Si en algo se han estado caracterizando los distintos enemigos en las últimas generaciones de juegos es que siempre han actuado de una manera miliar cuando se han enfrentado a nosotros, algo que ha provocado que sea sencillo para el usuario derrotarlos. Pero las cosas no funcionan así en Sombras de Guerra.

El sistema Némesis de la licencia Tierra Media ha dado un paso más en la relación del usuario con los enemigos orcos del juego, y con la secuela Sombras de Guerra se ha llevado mucho más lejos.

Es por ello que conviene detenernos sobre cómo funciona el sistema Némesis en Sombras de Guerra y cómo podemos sacar partido del mismo para acabar con los grandes jefes que yacen bien protegidos en sus fortalezas.

Los discos duros portátiles mejor valorados en Amazon

A continuación te decimos qué es el sistema y cómo conquistar fortalezas en Sombras de Guerra acabando antes con secuaces y jefes intermedios para debilitar la moral de las tropas.

Consideraciones previas

En nuestra relación con los orcos, de manera resumida, podemos decir que se pueden realizar hasta cuatro acciones, dos positivas y dos negativas que van a marcar nuestra futura relación con ese enemigo (si la hubiera).

Forthog el Mataorcos de La Tierra Media Sombras de Guerra

De carácter positivo tenemos perdonarle la vida o pedirle que se una a nosotros. De esta manera el orco estará de nuestro lado o al menos se pensará dos veces atacarnos si nos volvemos a encontrar con el mismo. Esto tiene muchas ventajas a la hora de afrontar grandes fortalezas.

De carácter negativo, como imaginarás, está cazarlo o dejarle una marca. En este caso hemos visto ejemplos donde a un orco le cortamos un brazo y después nos odia a muerte, siendo más agresivo si nos volvemos a encontrar con el mismo.

Así podemos conquistar una fortaleza con el sistema Némesis

Cuando queremos dar caza a un Señor orco es prácticamente inalcanzable dado que está bien protegido en su fortaleza con dos o tres jefes de la guerra. Estos serían los dos primeros escalafones de los roles de los orcos en el juego. Pero debajo de los mismos hay una gran cantidad de capitanes en la región que podemos reclutar o eliminar para debilitar a sus superiores.

Lo que debemos hacer es reunir la mayor parte de información sobre todos los integrantes de la jerarquía y eso se consigue con el sistema Némesis gracias a nuestra capacidad de interrogar a los llamados “gusanos” que son orcos que nos pueden dar información sobre sus superiores, aquellos que están dominando las fortalezas.

Sombras de Guerra Némesis

Aquellos orcos que podemos interrogar aparecen en color verde al activar nuestra visión. Para sacarles información no debes matarlo, sino capturarlo. Esto último se hace acercándose sigilosamente y presionando círculo o B (según plataforma). También puedes eliminar a todos sus amigos de alrededor para dejarle solo.

Una vez que hayas dominado al gusano orco debes entrar a la pantalla Némesis de la región y seleccionar un capitán, jefe de guerra o Señor para obtener información. Al obtener información te va a permitir ver sus debilidades con lo que podrás dirigirte a estos puntos una vez que entables combate con los grandes jefes.

Pero el dominio no acaba con estos gusanos, sino que también puedes dominar a los capitanes, aunque no vas a poder hacer lo mismo con los escalafones superiores como los jefes de guerra o bien los señores supremos.

En los capitanes tienes varias opciones a elegir cuando los hayas debilitado: avergonzarlo para reducir su nivel general, luchar hasta la muerte o bien reclutarlo. Lo mejor es que los reclutes dado que te va a servir mucho más que eliminarlo.

Sombras de Guerra Némesis

Podrás saber a qué jefes de guerra protege cada uno de los capitanes, y eso también lo puedes conocer a través de la pantalla de Némesis. Si consigues dominar a una línea de gusanos, capitanes y jefes de guerra, puede que algún capitán traicione a un superior, incluso consiguiéndolo en varios escalones de la jerarquía.

Si te has aliado con los capitanes te será más sencillo entrar a estas fortalezas dado que estos personajes irán a atacar a sus superiores facilitándote el trabajo, o abriendo las defensas.

Básicamente con este sistema de Némesis se te abre la posibilidad de reclutar a cualquier capitán de las regiones para que te ayude en combate mientras debilita a la jerarquía, afectando a su moral y conociendo los puntos débiles de los superiores.

Sombras de Guerra Némesis

Eso sí, alguno de tus capitanes también puede traicionarte a ti, así que debes tener cierto control sobre las tropas aunque, por suerte, las traiciones no suceden durante la jugabilidad activa de un asalto a una fortaleza.

Llevando la mecánica de traición hasta la cima de la jerarquía enemiga te habilita para infiltrarte más fácilmente, incluso sacando y poniendo tus propios capitanes. Eso sí, antes deberás matar o reclutar a algún jefe de guerra en la misión correspondiente. Al eliminarlo tendrás un hueco disponible para introducir a algún capitán de los tuyos y así crearás nuevas misiones para ir ganando jerarquía y poder enfrentarte al gran señor de cada una de las fortalezas.

Este es nuestro análisis de Tierra Media: Sombras de Guerra

Ahora ya conoces todo sobre el sistema Némesis en Sombras de Guerra para que puedas aprovecharte del mismo para conquistar las fortalezas.

 

Lecturas recomendadas