Ir al contenido principal

Funciones imprescindibles que PS5 y Xbox Series X deberían incluir

PS5 y Xbox Series X
Este 2020 es un tiempo de transición. PlayStation 5 y Xbox Series X se lanzarán a finales de año, y como con cada salto generacional, vienen acompañadas de toda una serie de nuevas funciones, tecnologías y conceptos que definirán los próximos años... o no.

Cuando PS4 y Xbox One se lanzaron en 2013, varios temas ocupaban todas las conversaciones. Los 60 fps, funciones en la nube, eSports, compatibilidad con redes sociales (incluyendo una semi desconocida, Twitch, a punto de estallar), realidad virtual (o aumentada), la ausencia de retrocompatibilidad... Algunas de estas ideas cuajaron: la nube evolucionó hasta niveles insospechados con el juego en streaming, y la demanda de una resoulución y framerate impecable impulsaron el lanzamiento de revisiones (PS4 Pro y Xbox One X).

Otras entraron con más o menos suerte. Sony consiguió bastante éxito con su PS VR, pero hoy día la Realidad Virtual parece haber pasado de moda, y no tiene pinta que sea una de las prioridades de PS5. Por otra parte, otras fueron desechadas por los propios jugadores, como el empeño de Microsoft de convertir su Xbox en un "centro multimedia de entretenimiento" y no una "videoconsola" al uso, una política que se ha invertido completamente.

Solo el tiempo dictaminará el destino de las funciones que recogemos en esta lista. ¿Modas pasajeras o verdaderas evoluciones del medio? Sea como sea, una cosa es segura: son parte inherente de este nuevo desembarco tecnológico, por lo que deberías irte acostumbrando a estos términos, pues no pararás de oírlos durante los próximos meses...

Sin tiempos de carga

PS5

Los tiempos de carga siempre han sido una de las cosas más odiadas por los jugadores, y parece que tanto Sony como Microsoft se van a empeñar en que sean cosa del pasado. Se ha confirmado que PS5 y Xbox Series X contarán con discos duros sólidos (SSD) que mejorarán enormemente la experiencia, sobre todo en juegos de grandes dimensiones. Según Marck Cerny, arquitecto de PS5, un juego como Marvel's Spider-Man, que tarda 8 segundos en cargar la ciudad y 15 segundos en el viaje rápido en una PS4 normal, tardaría... 0,8 segundos en ambos casos.

Por su parte, uno de los datos confirmados de Xbox Series X es una función llamada "reaunudado rápido", que permite retomar un juego desde un estado suspendido automáticamente, eliminando la necesidad de cargar el juego desde el principio, reduciendo enormemente los tiempos de espera.

Tamaño de los juegos

La mejora de estos discos duros (que podrían llegar hasta 1TB de capacidad) solucionará también el problema del tamaño de los juegos, un quebradero de cabeza que ha obligado a muchos jugadores a inconvenientes desembolsos en discos duros externos. Los HDD (discos duros rígidos) de las anteriores consolas obligaban, en muchos casos, a duplicar los archivos de los juegos para que los discos magnéticos del disco duro pudieran leerlos. Según explica Cerny en Wired, "hay algunos datos de Spider-Man duplicados hasta 400 veces en el disco duro."

Los SSD, al no tener partes móviles, son mucho más eficientes a la hora de leer y almacenar los juegos, por lo que las descargas deberían reducirse drásticamente. Una doble oportunidad para los desarrolladores: hacer juegos mucho más pequeños y optimizados... o hacerlos mucho más grandes sin tener que alarmar al jugador con lanzamientos en dos discos.

Descargas modulares

8K PS5 y Xbos series x

Continuando con el hilo de las descargas, una de las facilidades que deberían tener estas consolas (y que ya está confirmada en PS5) es permitir descargar los juegos "a cachos". Muchas veces ocupamos grandes cantidades de almacenamiento cuando solo nos interesa una parte del juego, como puede ser el multijugador, el modo historia o incluso parámetros como paquetes de voces e idiomas o diferentes resoluciones gráficas dependiendo de nuestra televisión (no tendría sentido descargar un juego en calidad 8K si tenemos una televisión HD estándar).

Como forma de optimizar nuestro tiempo y espacio, muchos juegos deberían apostar por esta idea. Y como decimos, está confirmado que PS5 incluirá un sistema parecido... aunque habrá que ver hasta qué punto es realmente efectivo, y sobre todo cuántos juegos harán uso de ello.

Tecnología háptica

Dualshock PS4

Más allá de los galimatías informáticos indescifrables, las nuevas tecnologías que incluirán las consolas tendrán otros efectos mucho más físicos. La tecnología háptica se refiere, en realidad, a una función muy conocida por los jugadores: la vibración. Nintendo Switch ya ha experimentado con ella y su vibración HD, pero las próximas consolas deberían llevarlo muchos más lejos.

Sabemos que los mandos de PS5 tendrán sensores de vibración muy avanzados, así como gatillos que ofrecen diferentes resistencias según el contexto del juego (disparar un arma, pisar el acelerador...). No acaba ahí la cosa, pues una patente sugiere que los mandos tendrán receptores que medirán nuestra temperatura o nuestro ritmo cardiaco. Con tales tecnologías, el límite lo pondrá la imaginación de los diseñadores de juegos.

Sonido 3D

Auriculares para gamers

Si el punto anterior nos hará sentir los videojuegos mediante el tacto, ahora hablamos de la tecnología que permitirá sentirlos a través del oído. Que diréis, qué tontería, si el audio siempre ha sido parte del medio, y un actor imprescindible para meternos en sus mundos, gracias a las voces, efectos y mágicas bandas sonoras

Si bien históricamente cada nueva consola presumía de sus mejoras en gráficos y sonido, durante la última generación el foco se puso solo en lo visual (no nos olvidamos de esos 8K y 120 fps a las que aspiran las nuevas consolas), como si se hubiera alcanzado ya el pico tecnológico en lo que se refiere al sonido. Sin embargo, Sony (o al menos Mark Cerny) ya ha confirmado que el sonido 3D será una de las claves de la nueva consola, que demostrará "lo dramáticamente diferente que el audio puede llegar a ser cuando hay un hardware con mucha potencia de por medio".

Este sistema de sonido 3D nos permitirá percibir matices de posición o distancia con el sonido, lo que aumentará enormemente la inmersión. Y aunque se podrá notar sin casos, lo mejor será a través de auriculares... que podrían incorporar la tecnología háptica del punto anterior, para multiplicar las capacidades expresivas del medio.

Mejorar la interfaz

Interfaz PS5

Conforme llegaban innovaciones como juegos descargables, tiendas digitales, salas de chat, acceso a redes sociales, reproductores de música y vídeo... los menús de las consolas crecían y crecían hasta convertirse en auténticos laberintos. La nueva generación debería simplificar las cosas y permitir que sea el jugador el que decida qué quiere ver. 

De hecho, parece que sus creadores han tomado nota, y si antes hablábamos de descargas modulares, ahora hablaríamos de "accesos directos" a partes concretas del juego. Por ejemplo, si nuestros amigos están jugando en una sala online, podríamos acceder directamente a ella, sin necesidad de tener que pasar por todos los menús de inicio del juego. Esto también se podría aplicar a los modos para un jugador. Imaginadlo como la versión para consolas de los menús de servicios como Netflix o HBO, que permiten reanudar lo que estábamos viendo tal y donde nos quedamos con un solo click.

Tiendas mejor ordenadas

Fortnite objetos gratis ps plus

Retomando el punto anterior, podemos extender la reorganización y simplificación de los menús a las tiendas digitales. Con nuevos juegos sumándose cada semana casi por decenas, es muy difícil estar al tanto de las novedades o las ofertas, ya no digamos de las ristras kilométricas de DLCs de algunos juegos.

Ya sea con menús a la carta, con sistemas de suscripción a novedades según editoras o géneros, con foros para compartir novedades con nuestros amigos, los desarrolladores de la interfaz de las nuevas consolas van a tener que emplearse a fondo si quieren que los jugadores les saquen el máximo partido.

Retrocompatibilidad (esta vez sí)

Biblioteca retrocompatibles Xbox

Si hubo una decisión que no ha gustado a la mayoría de jugadores durante la generación a punto de terminar, era la ausencia de retrocompatibilidad. Ni PS4 ni One eran compatibles con sus modelos anteriores, lo que desembocó en una oleada de ports y remasterizaciones de juegos muy recientes, a veces con muy pocos cambios. Por supuesto, es un debate más complejo con diferentes puntos de vista, pero se mire como se mire, para las compañías ha sido una oportunidad de negocio imprescindible esta generación (GTA V, por ejemplo, es el juego más vendido de PS4, con cerca de 20 millones de unidades, casi las mismas que vendió originalmente en PS3).

Un negocio... que es poco probable que se repita. Tanto Sony como Microsoft han confirmado que las próximas consolas serán retrocompatibles con el modelo anterior, y en el caso de Xbox Series X, esto también incluye todos los juegos de 360 y la Xbox original ya compatibles con One, que además tendrán mejoras gráficas.

Cross-play (y la importancia de los eSports)

Cross Play en Xbox y Switch

Y ahora llegamos a la única categoría en la que ninguna compañía ha hecho ningún movimiento en claro. Es casi absurdo recordar, a estas alturas, que muchos juegos hoy día tienen multijugador online... pero es que nunca antes ha habido tanto dinero en juego. Podemos perdonar que a la generación de 2013 les pillara un poco desprevenidos el boom de los eSports, pero en pleno 2020, hemos pasado más que de sobra la fase de sorpresa ante este negocio que mueve millones en todo el mundo.

Estandarizar el cross play en juegos competitivos multiplataforma eliminaría por completo cualquier barrera logística y allanaría el camino para nuevos jugadores. Y quizás con todo esto de los eSports como excusa, contribuiría a democratizar de alguna forma la industria para que todas las compañías trabajasen no para marcar diferencias, sino para conectar a todos los jugadores bajo un mismo paraguas y hacerles la vida más fácil.

Juego por streaming

El streaming es sin duda una de las revoluciones más recientes de los videojuegos (y también del cine, TV o música, ya que nos ponemos...). Tanto Sony (PS Now) como Microsoft (Gamepass) ofrecen ya servicios de juego por streaming, pero sigue quedando como algo muy secundario, y con un catálogo relativamente pobre (la mayoría son juegos antiguos).

Las siguientes consolas deberían mover estas funciones al frente, sobre todo si no quieren que gigantes como Google o Amazon les tomen la delantera. Si Google Stadia, GeForce Now y la rumoreada propuesta de Amazon cuajan, podríamos estar hablando de un cambio que termine de desvirtuar por completo el rígido concepto de "generación de consolas". Pero eso son solo especulaciones... ¿no?

Y además