Menú de navegaciónBotón de menú de Hobbyconsolas
Logo 30 aniversario Hobby Consolas

Películas de culto que en realidad no le gustan a nadie

peliculas de culto
Estas películas de culto, en realidad, no le gustan a nadie. ¡Por mucho que haya mucha gente que todavía las defienda! Bienvenidos a la galería del horror cinematográficos, con películas que trascienden la etiqueta de cutre aunque siempre sin perder la sonrisa.

Existen numerosas películas de culto en el cine, que son aplaudidas si no por la crítica, al menos por el público. Y viceversa. Muchas de ellas, incluso y a pesar de la controversia, se han considerado títulos que merecen ser considerados de lo mejor del cine de culto. Sin embargo, por mucho "postureo" que haya, en realidad hay filmes que son simplemente odiosos, nos pongamos como nos pongamos.

Si no nos creéis, prestad atención a la lista de películas de culto que en realidad no le gustan a nadie que hemos recopilado. No se tratan, lo que se dice, de pelis cutres pero que divierten o que tienen su gracia, como Sharknado, Flash Gordon o (vaya ejemplo, también) The Room.

Las películas más apasionantes llenas de giros de guión

No, la siguiente selección recoge una serie de películas que harían vomitar a una cabra amante del serie de cine-B. Son películas tan cuestionables, ofensivas o, sencillamente, realizadas de manera tan torpe que resulta casi imposible encontrarle defensores. ¿Que no nos creéis? Esperad y seguid leyendo. 

Manos: The Hands of Fate (1966)

11. El Amo (Manos: Las Manos del Destino, 1966)

Manos: The Hands of Fate (Manos: Las manos del destino) es una película de las que nos hace gritar y cantar a pleno pulmón aquello de "vergüenza ajena, vergüenza ajena". Su principal antagonista tiene también el dudoso honor de ser uno de los villanos más cutres de la historia del cine.

Además de un guion hilarante y un exiguo presupuesto, Manos es una cinta que no ha envejecido especialmente bien. Reservad esta película solo si queréis sentir dolor. Y recordad la palabra de seguridad para detener su reproducción cuando la cosa se ponga fea. 

Furia de Titanes (1981)

Furia de Titanes (1981)

Sabemos que muchos de nuestros lectores se rasgarán las vestiduras en este punto. Pero eso es, seguramente, porque hace mucho que no ven la película original de Furia de Titanes. Esta cinta tiene el dudoso honor de ser el último gran trabajo de Ray Harryhausen, el genio del stop motion. Pero la verdad no pensamos que esta cinta sea una forma de despedir a esta figura clave del cine fantástico y precursor de las técnicas digitales actuales.

La Furia de Titanes de 1981 da entre vergüenza y risa una vez se ve con ojos de adultos. Las interpretaciones son bastante flojas, el guion es endeble y se mueve a golpe de topicazos y hay escenas en las que es imposible no hacer chistes e imaginarlas redobladas. Como la escena en la que Perseo llega a Joppa y se encuentra a un guardia matando moscas, quien le dirige miradas tan obscenas como risibles.

Que nombres como los de Laurence Olivier, Maggie Smith o Burgess Meredith formen parte de su reparto solo sirven para añadir injuria al insulto. Todo ello hace que en retrospectiva, seamos benévolos con el remake de 2010. Sobre todo si defendemos a muerte sagas como God of War.

Campo de Batalla: La Tierra (2000)

Campo de Batalla: La Tierra

Roger Christian es el responsable de la adaptación a cine de los primeros libros de L. Ron Hubbard, fundador de la Iglesia de la Cienciología. Y en parte vierte varios de los pilares centrales del dogma de la confesión en su trama; como la oposición entre fuerzas alienígenas malvadas y un grupo de "elegidos" bondadosos. 

Sin entrar en la polémica fácil, Campo de Batalla: La Tierra se ha ganado a pulso su mala fama como película que hace buena a muchas series televisivas de ciencia ficción de su tiempo. Los Razzies la declararon en 2005 la peor película de los 25 primeros años de sus premios; mientras que en 2010 se alzó con el premio a peor película de la década. Es uno de esos trabajos que John Travolta seguramente estaría dispuesto a olvidar. Y nosotros también, si pudiéramos.

Pink Flamingos (1972)

Pink Flamingos (1972)

Quizá sin el director John Waters no existiría Quentin Tarantino. Pero, aun así, es un precio muy alto el que la cordura del público ha tenido que pagar. Aunque existen películas como HairsprayCry Baby que han hecho que el nombre de Waters sea recordado con cariño, el escarceo setentero del director nos hace recordar por qué dicen que el uso del ácido es malo. 

Las mejores películas de Netflix que no deberías perderte en 2019

Pink Flamingo es una comedia negra protagonizada por la drag Divine que derrocha mal gusto por doquier. Y ya no nos referimos solo al sexo explícito, que eso es lo de menos, si no al mal gusto gratuito de la cinta cuya escena final es de traca. Coprofagia pura, amigo lector. Y no es un eufemismo...

House of the Dead (2003)

Hay películas de videojuegos como Tomb Raider, Resident Evil o Assassin's Creed, de las que, al menos, podemos decir que estaban hechas con buena intención (a pesar de los resultados). Y luego está la filmografía de Uwe Boll. Al director alemán le "debemos" horrores cinematográficos como En el nombre del Rey (Dungeon Siege), la película de Far Cry o la trilogía de Blood Rayne

Pero como colofón también tiene el destripe del shooter/recreativa de House of the Dead, al que muchos echamos ingentes horas en las salas de juego. El por qué Boll también quiso meterse con este título que tan buenos ratos nos dio es algo que se escapa a nuestra comprensión.

The Spirit

The spirit (2008)

Frank Miller siempre ha tenido una relación curiosa con Hollywood y sus pinitos tratando de destacar en el cine han quedado patentes. Ya hablemos de su participación como extra en Robocop 2 o su granito de arena como co-director en Sin City. La confianza que ganó el guionista y dibujante gracias al estreno de 300 de Zack Snyder, le invitó a intentar hacer las veces de director en solitario. Y lo hizo con su versión cinematográfica del personaje creado por Will Eisner. Es decir, The Spirit (2008).

The Spirit no tiene nada que ver con el cómic, es un cruce extraño entre las películas de Sin City y el neo-noir más carnavalesco que nos hayamos echado a la cara. Samuel L. Jackson, Scarlett Johansson y Eva Mendes son tres nombres completamente desaprovechados de esta producción, que no se encuentra entre las mejores películas basadas en un cómic. De ahí que como película de culto olvidable, The Spirit cumpla todos los requisitos.

Barridos por la marea (2002)

Barridos por la marea (2002)

Guy Ritchie ha tenido proyectos más o menos aplaudidos. Tenemos sus películas más emblemáticas, como Snatch, el remake cinematográfico de Operación UNCLE (El agente de CIPOL, para los más mayores) o incluso sus Sherlock Holmes. Luego algo por detrás están la cinta de Rey Arturo: La leyenda de Excalibur o la próxima live-action de Aladdin.

Plagios descarados pero muy divertidos de grandes películas de Hollywood

Éstas como decimos, podrán gustar más o menos, pero comparadas con su drama romántico Barridos por la marea son obras de arte. Una película que no le ha perdonado nadie todavía, por mucho que fuera una supuesta carta de amor a su entonces esposa, la cantante Madonna. Mucha gente no se lo ha perdonado, nosotros entre ellos. 

Dragon Ball Evolution (2009)

Dragon Ball Evolution – El guionista pide disculpas a los fans

Una vez os gastamos la inocentada con la crítica de Dragon Ball Evolution (2009), y cuajó. En retrospectiva, llamar película de culto a este despropósito es decir demasiado. Pero nosotros nos seremos quienes juzguemos a quienes disfruten con el dolor.

Las mejores películas de suspense con un final inesperado

La película de Dragon Ball Evolution se cuenta entre los más nefandos proyectos de Hollywood para adaptar un manganime japonés al cine americano. De ella solo diremos que disculpa cualquier tara de adaptaciones yankees como la de Death Note de Netflix o aquel intento live-action de Saint Seiya de hace muchos años. Bueno, este último casi quizá no tanto.

Dungeons & Dragons (2000)

Dungeons & Dragons (2000)

Si nosotros fueramos Jeremy Irons, admitiríamos que algunos trabajos los hicimos durante "una noche muy loca" que duró varios meses. Solo así se pueden entender algunos de los baches de su carrera, como Eragon o nuestra siguiente película de culto por la que nadie pondría la mano en el fuego: Dungeons & Dragons

Courtney Solomon es el director de este horror nacido a raíz del hype generado en torno a la producción de la trilogía de El Señor de los Anillos a finales de los 90. Este es un excelente ejemplo de cómo no hay que subirse al tren de una moda y hacerlo todo mal. Desde los efectos especiales al guion, pasando por el trabajo actoral del reparto.

Por nuestra parte solo añadiremos que cuando recordamos esta película, no podemos evitar gemir entre susurros: "¡El dolor, ay, el dolor!"

Airbender, el ultimo guerrero (2010)

Airbender, el último guerrero - Crítica de la película de Avatar

Y llegamos a nuestra última película de culto que tiene todas las papeletas para ser muy odiada. Nos referimos a Airbender, el ultimo guerrero (2010). Dejando de lado consideraciones como que esta es una de las peores películas de M. Night Shyamalan (Glass) y del whitewashing masivo que se practicó a los personajes, no podemos decir muchas cosas buenas de esta adaptación de la serie animada de Avatar. Que en su crítica le cascaramos un 34 sobre 100 fue un acto de generosidad. Nuestros lectores no fueron tan benignos. 

Con esto damos carpetazo a nuestro especial dedicado a películas de culto que en realidad no le gustan a nadie. Como solemos deciros, llegados a este punto, si sabéis de alguna película que pueda entrar en este saco, os invitamos a que lo compartáis con nosotros en la sección de comentarios. Siempre es bueno saber qué os ha tocado el corazón. Aunque sea para mal.

Y además

Más artículos