Cómo derrotar a la bruja de Hemwick, el quinto jefe de Bloodborne

Hemwick witch

Toca seguir avanzando en Bloodborne. En esta ocasión, el escollo es la bruja de Hemwick, el quinto jefe del juego de From Software para PS4. Si bien es uno de los bosses más sencillos de derrotar del juego, tenéis que estar ojo avizor en todo momento, ya que puede daros un disgusto igualmente.

Cómo derrotar a la bruja de Hemwick, el quinto jefe de Bloodborne

A estas alturas, ya sabréis más que de sobra cómo equipar a vuestro cazador. Por lo que no es necesario recordaros que llevéis el arsenal que más se adecúe a vuestro estilo.

La bruja de Hemwick ataca cuerpo a cuerpo al comenzar el combate sin demasiado miramiento. Vemos cómo su barra de vida disminuye con brío. Y entonces desaparece. Pero aparecen varias brujas más a lo largo del combate.

En ese momento tendremos que abrir bien los ojos para determinar dónde se encuentra. Ya que permanece invisible durante varios segundos. Lo ideal es situarse detrás de su posición -puede hacerse de forma sencilla ya que tarda en atacar- y asestarle golpes por la espalda o un parry.

Cuando muere la primera bruja, aparece una nueva. En este punto es aconsejable ser rápidos, ya que puede revivir a la primera por un breve periodo de tiempo, regresango más agresiva.

Durante el combate la bruja también puede invocar a otros enemigos. Podemos obviarlos y centrarnos directamente en nuestro objetivo principal, pero siempre teniendo en cuenta dónde se encuentran. Aunque el escenario de la batalla es pequeño, se mueven con despacio y resulta sencillo evitarlos.

Con unos cuántos impactos más, acabaréis con la bruja de Hemwick sin muchas dificultades.