CS:GO y Team Fortress 2 podrían tener graves problemas de seguridad tras la filtración del código fuente

Counter-Strike: Global Offensive

Team Fortress 2 y Counter-Strike Global Offensive se han visto sacudidos por una noticia que podría amenazar la seguridad de ambos juegos. El pasado miércoles se reportaba que el código fuente de ambos juegos se había filtrado, algo que puede acarrear muchos problemas.

Revelar un código fuente de un juego puede generar que todo aquel que juegue a estos títulos sea mucho más vulnerable a virus y otros malwares. De hecho, los servidores de Team Fortress 2 se han cerrado para evitar este tipo de inconvenientes.

Valve ya se ha pronunciado sobre todo este asunto y ha asegurado que no hay nada de lo que preocuparse. La compañía comentaba que el código fuente filtrado pertenece a 2017 y que ya se filtró hace dos años. Echad un vistazo al comunicado de la desarrolladora:

Hemos revisado el código filtrado y creemos que es un reenvío de un depósito de código del motor CS: GO limitado lanzado a los socios a finales de 2017 y originalmente filtrado en 2018. De esta revisión, no hemos encontrado ninguna razón para que los jugadores se alarmen. Como siempre, se recomienda jugar en los servidores oficiales para mayor seguridad.

Continuaremos investigando la situación y actualizaremos los medios de comunicación y los jugadores si encontramos algo que demuestre lo contrario. Mientras tanto, si alguien tiene más información sobre la fuga, la página de seguridad de Valve describe la mejor manera de informar esa información.

Team Fortress 2

Al parecer, el código fuente de CS: GO se hizo público después de que un miembro de la comunidad de mods de Source Engine intentara hacer jugables algunos proyectos cancelados de Valve. Esperemos que todo esto solos e quede en un susto para la comunidad de ambos juegos.

Y además