Disney recupera los 4.000 millones que se gastó en Lucasfilm

George Lucas, Mickey Mouse, sable laser

En 2012, Bob Iger, presidente de Disney, sorprendió al mundo entero al anunciar la compra de Lucasfilm (junto con Industrial Light & Magic y Skywalker Sound) por parte de la compañía de Mickey Mouse por 4.060 millones de dólares. Por su puesto la noticia sentó fenomenal entre los fans, que soñaban con poder ver nuevas entregas de Star Wars en las salas de cine. El resto de la historia ya la conocéis, la compañía fichó a J. J. Abrahams, quien unos años antes había dirigido la exitosa serie Perdidos (Lost), para dirigir y producir el primer episodio de la nueva trilogía: El despertar de la Fuerza.

Pues bien, según publica esta semana The Hollywood Reporter, parece que el dinero invertido por Disney en la compañía fundada por George Lucas estaría prácticamente amortizado con tan sólo tres películas. La recaudación de la nueva entrega galáctica dirigida por Rian Johnson, Los últimos Jedi, estaría superando los 900 millones de dólares. Si a esto le sumamos la recaudación de El despertar de la Fuerza (2.068 millones) y del primer spin-off de Star Wars: Roge One (con 1.056 millones); nos da un total de 4.024 millones de dólares.

Las mejores figuras de Star Wars

No obstante, estas cifras, como el propio medio reconoce, son sólo orientativas ya que estamos hablando de ingresos brutos, sin contar gastos de producción, distribución o del porcentaje de beneficios de los exhibidores. Aun así, que tener en cuenta que Disney también se beneficia de Star Wars a través de venta de derechos, merchandinsing, videojuegos o series de televisión, por lo que los 4.000 millones de dólares que pagó en su día podrían llevar años amortizados.

La compra de Lucasfilm no ha sido la única gran inversión de Disney en los últimos años. En 2006 la compañía se hizo con Pixar por casi 7.500 millones de dólares. Tres años después, en 2009, hizo lo propio con Marvel por 2.800 millones. Pero el hambre de Disney no parece tener fin, ya que hace unas semanas, Robert Iger anunció la compra de Twenty-First Century Fox por tan 'sólo' 52.400 millones de dólares.

Lecturas recomendadas