Ir al contenido principal

Elon Musk abandona Twitter tras compartir un fanart de NieR: Automata

NieR Automata

Elon Musk, el excéntrico millonario conocido al que recordaréis por lanzar un Tesla al espacio o por consumir estupefacientes durante un programa en directo, ha decidido abandonar Twitter… ¿por culpa de 2B, de NieR: Automata? Vamos por partes, porque esta historia es más complicada de lo que parece.

Hazte con la indispensable World Guide de NieR: Automata

Ya sabíamos que Elon Musk es aficionado a los videojuegos (de hecho, no es la primera vez que protagoniza un titular en Hobby Consolas), así que a nadie le pilló por sorpresa que el pasado domingo compartiese en su cuenta de Twitter un excepcional fanart de 2B, la androide de NieR: Automata.

Sin embargo, Musk olvidó un “pequeño” detalle: indicar el nombre de la persona que lo había realizado, la artista francesa Meli Magali. Indicar la fuente o responsables de una obra es una regla básica de Internet... pero por encima de todo una cuestión de educación.

Compartir piezas artísticas sin atribuir la autoría está muy feo, más en el caso de Elon Musk: con 27 millones de seguidores en Twitter (que se dice pronto), mencionar a Magali habría supuesto una importante inyección de seguidores, algo que hoy en día es clave para la carrera de cualquier artista. 

NieR Automata

El fanart de la discordia. Podéis ver este y otros muchos trabajos en el perfil de arstation de Meli Magali.

Las menciones de Musk no tardaron en inundarse personas pidiéndole que indicase la autoría. Lo normal, pensaréis, es que se hubiese disculpado, mencionado a la artista y fin de la historia. Pero estamos hablando de Elon Musk: el físico se negó activamente a compartir el nombre de la autora (pese a que muchas personas se lo indicaron) en varias ocasiones, llegando incluso a afirmar que: "deseo que la gente deje de acreditar a los artistas en Twitter, donde cualquier idiota puede descubrir quién es el artista en unos segundos. Está destruyendo el medio". 

Análisis de NieR Automata

Como os podéis imaginar, esto sólo sirvió para que los usuarios, que ya estaban cabreados con el asunto, terminasen de explotar. Y la reacción ha debido ser tan negativa, que a las pocas horas Elon Musk borraba todos los tuits relacionados con el fanart de 2B (incluido el propio fanart), cambiaba su avatar a una imagen de color negro y anunciaba que acababa de eliminar su cuenta de Twitter... Aunque algo nos hace sospechar que no tardará en volver.

Y además