Estas son las cualidades que deben tener las personas que quieren trabajar en el sector de los videojuegos

Mercedes Rey

El número de parados subió en 97.948 desempleados en octubre, lo que supuso un crecimiento del 3,2% su mayor alza en este mes desde 2012, cuando aumentó en 128.242 personas.

El sector servicios, como ocurre habitualmente al finalizar la temporada estival, fue el que más elevó el número de parados en octubre, con un aumento de 71.918 desempleados, seguido de la agricultura donde creció en 16.072 parados e industria con 5.851 parados más.

Si nos centramos en una industria con un prometedor futuro, la producción española de videojuegos está ganando relevancia en cuanto a oportunidades de empleo dentro en la industria de la cultura y el entretenimiento, tal y como muestran las cifras del Libro blanco del desarrollo español de videojuegos 2018 editado por DEV.

En 2017, la facturación del sector fue de 713 millones de euros, un 15,6% más que en 2016, y dio empleo a más de 6.300 personas. Se prevé que haya aproximadamente 12.400 personas trabajando en esta industria en 2021, lo que supone un crecimiento de alrededor de 6.000 trabajadores con respecto a la plantilla registrada en 2017.

Evolución anual del número de empleados de la industria del videojuego en España entre 2013 y 2021
Evolución anual del número de empleados de la industria del videojuego en España entre 2013 y 2021

Como se puede observar en el gráfico anterior la evolución y previsiones de empleo en la industria del videojuego en España son muy positivas, pero lo esencial para conseguirlo es formar buenos profesionales para el sector

Estas son las claves para impulsar los valores positivos de los videojuegos, según un alto directivo de PlayStation España

Este y otros puntos fueron analizados en la IV edición de Smart Business Meeting. Un evento organizado por Business Insider y moderado por Manuel del Campo, CEO de Axel Springer, que reunió a los siguientes directivos de la industria

  • José María Moreno, director general de AEVI (Asociación Española de Videojuegos)
  • Jorge Huguet, senior marketing manager en Sony PlayStation España y Portugal
  • Valeria Castro, presidenta de DEV (Asociación de compañías desarrolladoras y productoras de videojuegos)
  • Alberto Martín, sales & sponsorship director en ESL España, plataforma líder mundial en eSports
  • Mercedes Rey, directora de relaciones institucionales de U-Tad, centro universitario de arte y tecnología
  • Esther Ruiz, diputada de Ciudadanos y portavoz de la Comisión de Cultura de la Asamblea de Madrid

Las expertos de la industria y el sector analizan los retos y oportunidades

Lo primero que hay que tener claro es que el videojuego es "una permanente revolución", apunta Mercedes Rey. Por ese motivo es fundamental que los profesionales del campo "tengan una formación muy práctica y un desarrollo continuo", explica. 

Desde el punto de vista de la formación hay dos elementos fundamentales que el alumno debe tener: "creatividad y capacidad tecnológica", afirma Rey. Además, "cuando eres desarrollador, el aprendizaje es de por vida". 

Desde U-Tad se muestran realmente optimistas con el nivel que hay en España: "Los chavales son brillantes y saben mucho más de los que llevamos años en la industria", declara Rey. "Ellos son los que aportan la frescura necesaria", sentencia. 

Jorge Huguet, senior marketing manager en Sony PlayStation España y Portugal, se sumó también a esta valoración positiva: "Hay mucho talento, pero es importante que las universidades nos ayuden a formar a esos profesionales"

Es cierto que en facturación de la industria de forma global estamos hablando de unos números espectaculares — 1.530 millones de euros en 2018 —, pero el sector del desarrollo aún tiene un gran margen de crecimiento. "Es importante que España no sea solo un país de consumo", sugiere Rey. "Es nuestra responsabilidad traer desarrollo local a España", apunta. 

Para ello, cree que lo realmente fundamental es "tener un ecosistema apropiado" para que vengan grandes estudios y así aumenten las posibilidades para encontrar trabajo.

Para Valeria Castro, presidenta de DEV, la situación es muy mejorable: "Somos un país muy consumidor, pero a nivel de desarrollo somos bastante precarios", apunta. "Realmente da que pensar, ya que tenemos un excedente de alumnos que se van fuera de España y algunos que acaban en trabajos que no les fascinan"

La apuesta, según Mercedes Rey, para solucionar el asunto es clara: "Es responsabilidad de la industria invertir en España para que nuestros estudios locales tengan talento y cada vez tengamos más voz en la industria", sentencia. 

Artículo original publicado en Business Insider España

 

Y además