Fundación ONCE organiza el concurso Disability Serious Games: juegos inclusivos sobre la discapacidad

disability serious game
Diseñar tu propio videojuego que trate de alguna forma el tema de la discapacidad es el objetivo de este concurso, organizado por la Fundación Once.

La Fundación ONCE y el Polo Nacional de Contenidos Digitales de Málaga lanzan el concurso "Disability Serious Game", una iniciativa que tiene el objetivo de impulsar el desarrollo de videojuegos inclusivos que traten el tema de la discapacidad.

Todos los participantes, sean empresas o particulares, tienen hasta de plazo hasta el 17 de junio para enviar su propuesta de videojuego que incorpore de manera natural la temática de la discapacidad. Eso puede ser conceptualmente (a través de la narrativa o los personajes) o con mecánicas con medidas de accesibilidad que tengan sentido con la idea.

No se admitirán juegos dirigidos únicamente a usuarios con una discapacidad específica (tipo "juego para ciegos"), y por supuesto, se descartarán toda propuesta que tenga contenido discriminatorio. El objetivo es sensibilizar, concienciar y normalizar la percepción que tiene la población general sobre el colectivo de personas con discapacidad.

Los participantes deberán enviar un docimento de "pitch" que refleje las características principales del juego, y un segundo documento a modo de "biblia de arte" con bocetos de personajes o ambientación. En este documento encontrarás más inspiración en ejemplos acertados (o erróneos) de representación de personajes con discapacidad integrados de forma natural en el juego.

Así ayudan los videojuegos a las personas con discapacidades

Las ideas seleccionadas por un comité se darán a conocer el 19 de junio, y entre el 22 y el 24 de junio pasarán por una fase de votación pública. El proyecto ganador recibirá 2000 euros y la posibilidad de desarrollar el producto en colaboración con la Fundación ONCE.

Cada vez son más las compañías que apuestan por medidas de accesibilidad que permitan a todo el mundo disfrutar de los juegos, sin barreras (es el caso de The Last of Us Parte 2, por ejemplo). Con iniciativas como estas, más usuarios serán conscientes de la situación que viven muchas personas, y cómo, con algo de trabajo, todo el mundo puede jugar en igualdad de condiciones.

Y además