Google dejará de ganar una fortuna por culpa de Fortnite

Tras un largo periodo de rumores, supuestas fechas de lanzamiento y una exclusividad en los dispositivos Samsung que nunca llegará a producirse, Fortnite para Android comienza a llegar en forma de beta. Durante la presentación del Samsung Galaxy Note 9, Epic Games anunció los móviles compatibles y el modo de apuntarse a la beta del juego estrella de 2018.

La expectación ha sido máxima, pero hay alguien que no va a llevarse absolutamente nada de este lanzamiento. Se trata de Google, quienes van a dejar de ganar 50 millones de dólares, de manera aproximada, debido a que que Fortnite no va a poder instalarse a través de Google Play, la tienda de aplicaciones de Android.

Epic Games anunció hace unos días que Fortnite no iba a estar para descargar en la Google Play. El motivo estaba claro, no iban a dejar de ganar el 30% que Google cobra a las transacciones a través de su propia tienda. Por eso, Fortnite en Android solo se puede descargar a través de la propia tienda de Epic, lo que ha sentado un precedente bastante interesante.

Y es que, la propia Google está informando, por primera vez, de la ausencia del juego cuando un usuario busca ''Fortnite'' o ''Fortnite Battle Royale'' en la Google Play. El avisto que encontramos es el siguiente:

Fortnite en Android

Ahora bien, ¿cómo han estimado lo que va a dejar de ganar Google por la ausencia de Fortnite Battle Royale en su tienda? Mediante las descargas e ingresos en la Apple Store, la firma Sensor Tower ha estimado que Google dejará de ganar esos 50 millones de dólares, como mínimo, debido al movimiento de Epic.

Móviles de menos de 200 euros más vendidos en Amazon

En la App Store también está el canon del 30%, y se estima que Fortnite en iOS habría hecho ganar a Epic 180 millones desde el 15 de marzo, lo que se traduciría en 54 millones de dólares para Apple solo por dejar descargar el juego desde su tienda. Apple es bastante más estricta que Google en este sentido, quienes dejan instalar aplicaciones desde otras fuentes, por lo que habrá que ver qué tal sienta este precedente e la comunidad de desarrolladores.

Fuente | TechCrunch