Guillermo del Toro dice que su película de Pinocho es más "política" que "familiar"

Lo mismo le pasó a Andy Serkis con su soñado proyecto de llevar al cine una versión suya de El libro de la selva, tanto le costó encontrar un estudio que se la financiara que Disney le adelantó por la derecha y estrenó su nueva versión en acción real dos años antes de que Netflix, que acabó comprando el proyecto del director, la colgase en su plataforma.

Esta misma travesía es la que ha vivido Guillermo del Toro con su Pinocho, mucho más oscura que la clásica de animación, por lo que llevaba años intentando encontrar financiación hasta que Netflix decidió subirse al barco. No obstante, Disney ya ha anunciado su nueva versión en acción real del cuento que tiene fecha de estreno prevista para 2020. 

"No es un Pinocho para toda la familia. Es la historia de Pinocho durante el alzamiento de Mussolini. Es la película de una marioneta durante el alzamiento del fascismo. Es una criatura que ha sido creada por medios antinaturales por un padre del que se acaba distanciando y tiene que aprender a la fuerza sobre el fracaso, el dolor y la soledad", explicaba el director durante una entrevista con The Hollywood Reporter.

Las mejores ediciones de la película de Pinocho de Disney

Cuando se anunció el comienzo del proyecto por parte de Netflix, el Pinocho de Del Toro se describió como un musical en stop-motion ambientando en la época del fascismo de Mussolini. 

"Ningún tipo de arte ha influenciado tanto mi trabajo como la animación y no ha habido ningún personaje en la historia con el que tenga una conexión personal tan profunda como con Pinocho. En nuestra historia, Pinocho es un alma inocente con un padre despreocupado que se pierde en un mundo que no puede comprender. Nuestro protagonista se embarcará en un viaje que le llevará a un entendimiento profundo de su padre y del mundo real. He querido hacer esta película desde que tengo memoria", confesaba el mexicano.