Ficha de Easy Rider

La icónica película de 1969 es una de las piezas claves de la contracultura que marcó la tendencia en la década posterior.

Dentro del cine del siglo XX, Easy Rider es una de las piezas fundamentales para comprender el cine de la contracultura que se inició en la década de los 70.

La película protagonizada por Dennis Hopper y Peter Fonda es un filme indispensable para todo cinéfilo que quiera hablar de cine, especialmente si pretende tocar algunas de las películas más icónicas de la década de 1970.

Además de protagonizar la cinta, Hopper y Fonda se encargaron de escribir el guion de Easy Rider junto con Terry Southern. Yendo un paso más allá en su afán de estar pluriempleado, Dennis Hopper asumió la dirección de la película.

Entre las muchas virtudes que destacan en Easy Rider, tenemos el impulso que recibió un actor que quizá os suena de algo: Jack Nicholson, el "eterno loco" de Hollywood que ha firmado papeles inolvidables a lo largo de los años.

Un reinicio de Easy Rider en el horno

Los actuales retenedores de los derechos de Easy Rider, Kodak Pictures, Defiant Studios y Jean Boulle Group, quieren preparar un remake de la película, pero adaptado en la actualidad.

Tal y como le dijo a Variety Maurice Fadida, de Kodak Pictures, la idea es adaptar la contracultura de la película original de 1969 a la juventud actual, aunque pueda descolocar a las audiencias más veteranas.

"Nuestro objetivo es construir sobre la narrativa de la contracultura y la libertad que nos dejó la cinta original, y darle a la juventud de hoy una película que presta mucha atención a su propia contracultura y desafíos.

Lo que los jóvenes espectadores de hoy están experimentando en su vida cotidiana, puede parecer una locura para las generaciones mayores, pero muy bien puede convertirse en la norma social, como fue el caso con el cambio cultural de finales de la década de 1960".

Por ahora, no hay apenas detalles del estado del proyecto o del equipo adjunto que esperan reunir para llevarlo a cabo.

La película original de Easy Rider vio a Billy y Wiatt recorriendo Estados Unidos y conociendo a algunos personajes de lo más pintorescos. Ambos se convirtieron en iconos del movimiento Hippie, y en pilares del Séptimo Arte.

Y además