Ir al contenido principal

El juicio de SeriesYonkis acaba con los responsables absueltos

Seriesyonkis

El mayor juicio por piratería celebrado hasta este momento en España se ha cerrado con la absolución total de sus responsables, tal como daba a conocer el pasado viernes El País

Alberto García Sola, fundador del portal web Serieyonkis, y los tres sucesivos propietarios de esta plataforma, que contenía enlaces para ver y descargar películas y series de manera ilegal, han sido absueltos del proceso judicial en el que se pedía cuatro años de cárcel para los acusados y más de 500 millones de euros de multa. Tal como dicta la sentencia se les absuelve de "un delito contra la propiedad privada intelectual" ya que en el momento de la fundación de la web, el año 2007, este delito no estaba tipificado en el código penal y no fue hasta 2015 cuando se criminalizó estas conductas, haciendo imposible juzgar hechos del pasado. 

Además, la juez considera que, aunque "había un beneficio indirecto, dado el número de visitas que tenía la página, que le podían reportar suculentos beneficios, (...) no colmaba el concepto de ánimo de lucro en el tipo penal". Es decir, que aunque los creadores de Seriesyonkis pudieron ganar dinero con su plataforma, este no era su objetivo principal.

Las series mejor valoradas por los usuarios de Amazon

Egeda (entidad de gestión de los derechos de autor de la industria audiovisual), que ha funcionado como acusación en el juicio, ya ha anunciado que habrá un recurso por su parte, ya que consideran que sí hubo un objetivo lucrativo ya que estiman que los dueños de Seriesyonkis pudieron embolsarse "cerca de 900.000 euros gracias a la publicidad insertada en la web y la posterior venta de la misma".

Seriesyonkis fue una web creada en Murcia en 2007 donde se alojaban enlaces para descargar películas y series a través de diferentes portales ilegales como el desaparecido Megaupload. Su fundador, Alberto García Sola, vendió la web en 2010 y en 2014 se cerró definitivamente ante el nuevo movimiento de protección de la propiedad intelectual que empezaba a surgir en todo el mundo, a causa de la gran expansión de la piratería en internet. En España no se tipificó este delito hasta el año 2015.

 

Y además