Malas noticias: Nvidia no está cerca de solucionar el problema de la escasez de gráficas

Gráfica Nvidia

En el marco de la GTC, la GPU Technology Conference de Nvidia, ha saltado uno de esos temas que, prácticamente, era obligatorio. Se trata de la escasez de tarjetas gráficas en el mercado, un problema que el sector ha arrastrado desde el verano pasado y al que, parece, no se le podrá poner una solución a corto plazo.

Hay escasez de tarjetas gráficas y todos los focos apuntan a un solo culpable: el minado de criptomonedas. El poder de computación de las últimas tarjetas gráficas de AMD y Nvidia (sobre todo de estas últimas) permite que los usuarios adquieran varios modelos para ponerlos a trabajar en paralelo y empezar a conseguir este tipo de divisas. Cuantas más tarjetas gráficas se tengan, mejor, por lo que el verdadero problema son las redes de criptominado, auténticas granjas con decenas de gráficas trabajando al unísono.

Como podéis adivinar, si un único usuario se lleva 100 tarjetas gráficas GTX 1080 Ti de una sentada, hay, como máximo, 100 usuarios que no pueden comprar una tarjeta gráfica. Esto no es una situación hipotética, ya que la fiebre por las criptomonedas se desató en verano del año pasado y, como os mostramos hace unas semanas, el aumento de precio de las gráficas Nvidia debido a este hecho es un problema real. Eso sí, no solo ha salpicado a Nvidia y, durante muchos meses fue muy complicado hacerse con una tarjeta AMD Radeon RX 580, una de las preferidas por quienes minan criptomonedas.

Familia GTX de Nvidia en Amazon

En una reciente entrevista,  Jen-Hsun Huang, CEO y fundador de Nvidia, ha reconocido que la escasez de gráficas es un verdadero problema y que le encantaría poder poner ''más GPU en manos de los jugadores que quieran jugar a PUBG''. Además, Huang ha declarado que está frustrado por el hecho de que muchos desarrolladores, no solo jugadores, no puedan acceder a las GPU GeForce por culpa, directamente, de la ''filosofía de la criptomoneda''. Eso sí, el problema no está cerca de solucionarse.

Es un problema en cadena

Huang ha declarado que la cadena de suministro de GPU de Nvidia está a pleno rendimiento, pero que no están cerca de acercarse a la demanda del mercado. Y es que, ya no depende solo de cuántas GPU pueda fabricar Nvidia, sino de otros componentes. Este 2018 está siendo una pesadilla para el mundo del silicio debido al incremento de precio de este material básico para la fabricación de cualquier conductor. Las obleas de silicio se utilizan como componente básico en una tarjeta gráfica y su precio ha subido.

Además, existe el problema de la memoria RAM y VRAM. Los principales fabricantes de este tipo de memoria están enfocados en otros dispositivos, como los teléfonos móviles que cada año se venden más y más y, claro, supone una buena vía de negocio. Por eso, la memoria RAM ha subido de precio y, como consecuencia, la VRAM. Es decir, se trata de un problema en cadena, ya que fallan partes que no están, directamente, al control de la propia Nvidia (o AMD).

AMD empieza a comerle terreno a Nvidia

Lo cierto es que la demanda es altísima, tal y como se pudo comprobar ayer en Reino Unido. Nvidia dotó a su plataforma de venta online de todos los modelos de las tarjetas GeForce de la serie GTX 10 con los precios originales de cada GPU. El resultado fue que se agotaron en minutos, lo que demuestra que hay interés en hacerse con este tipo de gráficas. Veremos cómo avanza el futuro, pero la propia Nvidia ya habló sobre el ''blindaje'' que tenían que adoptar para volver a cubrir la demanda de los jugadores.

Fuente | Overclockk3d

Lecturas recomendadas