Mujeres y esports, una tertulia necesaria sobre la integración

Mujeres y esports

Tras la explosión de los deportes electrónicos y la discusión sobre si son o no un deporte en sí mismo, subyace otro debate, de más calado, sobre las diferencias de género en los esports. El papel de la mujer en los deportes electrónicos ha dado lugar a una tertulia en la que diferentes profesionales de la industria charlan sobre sus experiencias y el camino que queda por recorrer en este campo.

El circuito Tormenta de LoL es un ejemplo de integración

Jugadoras profesionales de esports (como Ainhoa Campos, Ana Oliveras, Laura Muñoz o Jenny González), periodistas de la prensa del videojuego (como Laura Luna), creadoras de contenido (Lara Smirnova) y la propia Amaya Valdemoro, ex jugadora profesional de baloncesto, han repasado el papel de la mujer en el deporte en general, y en los videojuegos y esports en particular.

Todas han contado sus experiencias en diferentes entornos, tanto a nivel amateur como profesional, y han dado su visión sobre el problema de la desigualdad y la integración en los esports. Os dejamos la interesante tertulia ofrecida por Movistar eSports a continuación:

En la práctica, hay muy pocos equipos mixtos, y qué decir de unas competiciones que son mixtas cuando se trata de torneos amateur, pero no cuando se trata de competiciones profesionales del más alto nivel. Overwatch League es un ejemplo de competición de primera fila que es mixta y Geguri, una de las mejores jugadores de Overwatch, participa en ella.

Monitores con alta tasa de Hz para dominar en los shooter

La jugadora milita en los Shanghai Dragons (el recientemente coronado como ''peor equipo profesional de Estados Unidos''), pero no deja de ser un ejemplo aislado. Además, ha recibido acoso y ha sido acusada de ''tramposa'' por jugar demasiado bien al juego de Blizzard.

Estos últimos meses, solo en títulos individuales, como StarCraft II, hemos visto brillar en el máximo nivel a una jugadora en una competición mixta, la canadiense Scarlett, que conquistó la Intel Extreme Masters de los Juegos de Invierno 2018. Esto refleja que la situación, aún con los avances experimentados estos últimos años, todavía no es la idónea en los deportes electrónicos, y fruto de ello surgen tertulias como la que tenéis más arriba.

El acoso, un problema al que se enfrentan las mujeres cuando juegan de forma profesional

Ojalá poco a poco la situación de los Shanghai Dragons sirva de ejemplo en otras disciplinas y los equipos luchen por esta integración en lugar de crear diferentes equipos para una misma disciplina.

Lecturas recomendadas