Quantic Dream pierde el juicio contra un ex empleado que acusaba de ambiente tóxico

Detroit Become Human

Malas noticias para Quantic Dream, estudio francés desarrollador de títulos como Heavy Rain o el más reciente Detroit Become Human. El estudio liderado por David Cage ha perdido un juicio contra uno de su ex empleados, que acusaba a la empresa de un ambiente laboral tóxico, sexista y racista.

Análisis de Detroit Become Human, juego de Quantic Dream para PS4

A principios de este año, en tres publicaciones francesas aparecieron artículos condenatorios que exponían presuntamente un ambiente de homofobia, racismo y sexismo en Quantic Dream.

En los artículos incluidos en PC Canard, Mediapart y Le Monde ofrecían imágenes retocadas por miembros del personal superpuestos en escenas sexuales o disfrazados como nazis. Estas imágenes motivaron al empleado a dejar la empresa.

Tal y como leemos en Gamesindustry, el empleado dejó Quantic Dream debido al acoso que sentía. Las leyes del país galo permiten a un trabajador dejar su puesto de trabajo en tal caso, perdiendo los derechos correspondientes, e iniciar una petición en los juzgados alegando despido improcedente.

Conoce mejor los juegos y el estilo de David Cage con este libro

Nicolas Turcev, periodista de Gamekult, publicó en Twitter que Quantic Dream perdió el caso, reclasificado como despido sin una causa real y seria. Aunque según apunta, el estudio puede apelar la decisión.

Detroit Become Human secretos

Hay dos casos más sobre el ambiente laboral de Quantic Dream estudiados por el tribunal, los cuáles no han sido favorables para los trabajadores; aunque uno de ellos ha apelado a la corte.