Raúl López, grafista de videojuegos españoles, gana el Goya a mejor montaje por Handia

Handia

La industria española del videojuego se llevó su pequeña porción de premio durante la pasada edición de los Premios Goya. Raúl López, grafista en videojuegos clásicos como Risky Woods y Biomechanical Toy, fue el vencedor al premio en la categoría de mejor montaje.

Lo hizo con la película Handia, la gran triunfadora de la noche con diez estatuillas. En la categoría de mejor montaje competía con David Gallart (Abracadabra), Ana Pfaff y Didac Palou (Verano 1993)  y Bernat Aragonés (La Librería).

Risky Woods MegaDrive

Risky Woods y Biomechanical Toy, publicados en 1992 y 1995 respectivamente, son dos de los juegos clásicos más importantes de la industria española del videojuego. Raúl López estaba tras el proyecto de aquellos míticos arcade que hoy revivimos con nostalgia gracias al galardón obtenido en la gala de premios cinematográficos más importante de España.

Risky Woods

Por su parte Handia, la cinta dirigida por Aitor Arregi y Jon Garaño, se ha hecho con diez de los trece galardones a los que estaba nominada, convirtiéndose así en la tercera película más premiada de la historia de los Goya por detrás de Mar Adentro y Ay carmela. 

Premios Goya 2018: lista completa de los premiados

Handia cuenta la historia de dos hermanos que se unen para cambiar su destino. Cuando Martín regresa a casa después de haber luchado en la Primera Guerra Carlista, descubre que Joaquín, su hermano menor, ha crecido hasta superar los dos metros de altura, así que le convence para viajar junto a él por toda Europa y ganar fama y dinero dándole a conocer como el "hombre más alto del mundo". La cinta está basada en la historia real de Miguel Joaquín Eleizegui Arteaga, conocido como el Gigante de Altzo