Rian Johnson cambió la nave de Kylo Ren en Los últimos Jedi por un error en los juguetes

Kylo Ren nave

¿Hasta qué punto afecta el merchandising a la producción de una película? Puede que creas que lo primero es la película y que en función de esta se crea todo el material promocional, pero las cosas ya no son así. La franquicia de Star Wars es un ejemplo de ello: en Los últimos Jedi hubo un cambio que afecto a la producción derivado de un error en la fabricación de los juguetes.

Reserva ahora Star Wars: Los últimos Jedi en Blu-ray

Rian Johnson, el director del controvertido Episodio VIII de Star Wars, fue obligado a cambiar la nave de Kylo Ren a mitad de la película porque el modelo de esta en el merchandising era diferente.

Mike Mulholland, supervisor de efectos especiales de Los últimos Jedi, ha revelado esta “anécdota” al medio Comic Book durante el VFX Festival: “El plan inicial era que tuviese misiles en la parte inferior y ya está. Pero a mitad de la producción Rian consiguió un juguete, un prototipo de la nave de Kylo, ¡y tenía misiles en las alas! Así que tuvimos que rediseñarla un poco, para que pudiésemos incluirlos.”

Así es, en lugar de cambiar el juguete, tuvo que cambiar la TIE Silencer que pilota Kylo Ren. Si bien esto puede ser un detalle insignificante, llega a ser preocupante, ya que un juguete no debería afectar al diseño y desarrollo de una película, aún más cuando se trata de una franquicia tan importante como Star Wars, ¿no creéis?

Star Wars: Las quejas de los fans sobre Los últimos Jedi no afectarán al Episodio IX

Mulholland también ha confesado algo que no sabíamos: en un primer momento Johnson quería que la película se pareciera a la trilogía original, así que estudiaron cómo hacer las batallas sin CGI: “En las primeras conversaciones con Rian y su productor Ram [Bergman], la pregunta era ‘¿Cuánto podemos hacer para que las batallas espaciales sean similares a las de la trilogía original?’. Hubo investigaciones y discusiones. Se llegó a buscar quién podría hacerlo, el tiempo que se tardaría y los costes. Pero la respuesta era que resultaba más rápido y sencillo hacerlo mediante CGI.

Las maquetas de los Episodios IV, V y VI son muy valoradas por los fans (y me incluyo), pero ahora pueden limitar bastante la acción en cuanto a batallas se refiere, así que sólo quedó en un deseo como bien pudimos ver en el montaje final de Los últimos Jedi.