La segunda mano supone un 15% de las ventas en el mercado físico

Principal segunda mano

El mercado de segunda mano es una vertiente muy importante dentro de la industria del videojuego. De hecho, en España parece tener mucha más relevancia que en otros países de la Unión Europea, ya que según datos de la analista GfK, el 15% de las ventas en el canal físico procede de la compra venta de videojuegos de segunda mano.

Mando PS4 Videojuegos

Si cogemos los datos del Libro Blanco de los videojuegos, el 46% de las ventas de videojuegos en España pertenecen al mercado físico. Una cifra lejana con respecto a otros países europeos, que cada vez apuestan más por la compra digital. De ahí, casi un tercio han sido movidas por el mercado de segunda mano, que resulta ideal para la gran mayoría de usuarios.

En España se sigue prefiriendo el formato físico al digital

Los videojuegos de segunda mano tienen una ventaja bastante clara con respecto a los digitales, y es que se pueden revender. Muchos usuarios, una vez que completan determinados videojuegos, no vuelven a acudir a ellos, por lo que optan por venderlos lo antes posible y así recuperar parte de la inversión realizada. Eso hace que resulte más complicado comprobar el rebote de un juego en el mercado, ya que un mismo título puede pasar por las manos de varios usuarios que lo van vendiendo, pero eso a los estudios solo les cuenta como una venta.

Según Jorge Nicolás, analista de GfK, esta práctica es buena, ya que "fomenta el uso de videojuegos y hace que el mercado se expanda".

Los grandes establecimientos dedicados a la venta de videojuego saben que los usuarios de videojuegos son gente joven con, generalmente, la capacidad adquisitva justa, por eso, el mercado de segunda mano es una gran oportunidad tanto para los jugadores en sí, como para los comerciantes.

Cadenas como GAME, Media Markt o CEX suelen ofrecer planes renove tanto en consolas como en videojuegos con el fin de mejorar sus ventas y proponer un mercado en constante movimiento, paliando así los efectos de la segunda mano para cadenas especializadas en venta de productos nuevos, motivan así a que los usuarios pasen por las tiendas a vender sus productos, incentivándolos de forma extra si a cambio se llevan uno nuevo.

Por supuesto, aplicaciones como Wallapop son una bendición para los usuarios que intercambian videojuegos, ya que no tienen que pasar por un establecimiento intermediario que, generalmente los compra por menos dinero para poder revenderlo después a casi el doble de coste. Los usuarios menos avezados en la industria optan por esta vía por simple comodidad, aunque ganen menos dinero a cambio. Ahí entran en juego también los diferentes incentivos con los que las tiendas incentivan a sus clientes.

El aspecto positivo de la importancia de la segunda mano en el mercado es que la piratería disminuye de forma radical, convirtiéndose en algo prácticamente testimonial, representando el 7,13% en el segundo trimestre de 2017.

Y vosotros, ¿recurrís mucho a la compraventa de videojuegos de segunda mano?

Lecturas recomendadas