El simbionte Matanza renace en los cómics Marvel y es más letal que nunca

Personajes que deberías conocer del universo de Venom

Si dentro del mundo de los simbiontes de Marvel, ya te parecía que Matanza era demasiado sanguinario, el nuevo "renacer" que ha sufrido en la serie Web of Venom: Carnage Born, te dejará con la boca abierta, pues es mucho más poderoso y, por lo tanto, mucho más peligroso.

[SPOILERS de los cómics Web of Venom: Carnage Born] 

Después de ser secuestrado por la raza de simbiontes de otra realidad llamados Poisons, y de que estos fuesen vencidos por los superhéroes, Cletus Kasady vuelve a la Tierra, pero en su caída a través de las múltiples capas de la atmósfera, acaba achicharrándose y muere, a pesar de los muchos esfuerzos de su simbionte por mantenerle con vida. 

Pero este no es el  final para Matanza, sino todo lo contrario, es su nuevo renacer, pues varios seguidores del Dios de los Simbiontes le ven como el anfitrión perfecto para albergar a su querido líder y rescatan su cuerpo para introducirle al simbionte divino. El experimento sale tal como esperaban y Matanza renace gracias a lo que quedaba del Dios de los Simbiontes, pero su aspecto es muy diferente al que recordábamos, pues ya no es rojo sino negro, y no tiene dos ojos, sino una espiral.

Los cómics de Matanza mejor valorados por los usuarios de Amazon

Esto es así porque la conciencia del Dios es mucho más fuerte que la de Cletus Kasady, no obstante, el peligroso asesino se da cuenta y cuando una de las seguidoras se ofrece a entregarle la parte del Dios de los Simbiontes que tiene en su cuerpo para hacerle completo otra vez, Matanza le arranca la espina dorsal y se la come, ganando en la lucha de conciencias del renacido simbionte. 

Tras esto, vemos como Matanza vuelve a recuperar sus dos ojos y su característico color rojo, pero no olvidemos que ahora tiene la fuerza de un dios de los simbiontes que, unida a la perversa mente del asesino en serie Cletus Kasady convierten a este personaje de Marvel en uno de los seres más peligrosos del universo.