Spider-Man

Peter Parker tiene un problema. Y ese problema tiene que ver con uno de los grandes superpoderes de Spider-Man: su sentido arácnido.

Spider-Man ha descubierto un grave problema con su sentido arácnido. Peter Parker se ha dado cuenta de que puede tener que enfrentarse a otro obstáculo relacionado con su habilidad arácnida. Esto ha sucedido en el número 15 de la actual serie The Amazing Spider-Man.

Escrito por Zeb Wells e ilustrado por Ed McGuinness, el número 15 de The Amazing Spider-Man tiene conexión directa con el nuevo evento de Marvel Comics titulado Dark Web. Ya os hemos hablado anteriormente de él, pero tiene mucho más impacto de lo que imaginábamos.

En esta historia de Dark Web, los clones Ben Reilly (Chasm) y Madeline Pryor (Reina Duende) han formado un nuevo equipo para vengarse de Spider-Man y también de los X-Men. Sin embargo, para llevar a cabo este plan hace falta mucho más que un acuerdo tácito entre dos grandes villanos.

Por ello, Madelyne se ha esforzado en obligar a Eddie Brock (Venom) a retomar ese antiguo "yo" que odiaba a Spider-Man con todo su ser. Ahora, Venom ha vuelto a la acción. Mientras lucha contra el simbionte Veneno, Peter Parker se da cuenta de que se ha vuelto demasiado dependiente de su sentido arácnido. Lo necesita para detectar el peligro y evitarlo.

Una de las grandes habilidades de Venom es que el simbionte es "inmune" al sentido arácnido de Spider-Man. Eso es lo que siempre ha permitido a Veneno atacar al Hombre Araña sin necesidad de sorprenderlo. Y por eso puede atacarlo aquí mientras habla con Ben Reilly. 

Mientras Spider-Man y Venom están dándose de madrazos y el simbionte golpea en la cara al Trepamuros, hay un diálogo interno de Peter Parker diciendo lo siguiente. "En mi defensa, diré que mi sentido arácnido normalmente lo vería venir. Quizás confío en él más de lo que me gustaría admitir".

El sentido arácnido se está volviendo... excesivamente problemático

Esta no es la primera vez que el sentido arácnido de Peter Parker se convierte en un problema para la vida del Cabeza de Red. Al principio de la historia "Beyond", el último arco argumental que cerró la anterior serie de The Amazing Spider-Man, ya vivimos algo similar.

Por aquel entonces, Peter Parker se vio atrapado en una explosión masiva de gas venenoso y radiación. Eso le obligó a ser hospitalizado, evidentemente. Como su sentido arácnido detectaba continuamente el veneno y la radiación dentro de su cuerpo, le causó un dolor inmenso y acabó dejándole en coma durante mucho tiempo.

Ahora, Spider-Man tiene que lidiar con un nuevo y grave problema relacionado con su sentido arácnido: depender demasiado de él. Se ha acostumbrado tanto a tenerlo, a que forme parte de su día a día, que ahora no puede estar alerta ni prevenir los riesgos y peligros por cuenta propia. Y eso lo coloca en una posición muy peliaguda.

 

¿Qué os parece? ¿Creéis que Peter abusa demasiado de sus superpoderes o que, sencillamente, no puede evitarlo? ¡Dejadnos un comentario con vuestra opinión!

Y además