Ir al contenido principal

Trucos muy efectivos para que tu conexión WiFi de casa funcione mucho mejor

WiFi

Ahora que toca estar en casa por el confinamiento originado por el coronavirus, además de todos los posibles momentos de desconexión, también toca teletrabajar, dar y recibir clases online, o simplemente evadirte viendo una buena serie o película, y para ello es fundamental tener una buena conexión a internet

Actualmente, internet y las operadoras han alcanzado unas cifras récord de tráfico por la pandemia. Según los datos de la compañía Akamai, que recoge el diario Expansión, el tráfico aumentó el pasado lunes 16 de marzo un 56% en comparación con la media acumulada de los últimos 60 días. además, España se situaba como el segundo país de la Unión Europea en tráfico de datos y el sexto a nivel mundial. 

Ante esta situación es normal preguntarse si la red podrá aguantar con todo ese volumen de datos. Muchas compañías han puesto en marcha varias medidas para evitar el colapso de la red, y varias plataformas como Netflix, Disney Plus o incluso YouTube han limitado la calidad de su contenido para que no exista tanta saturación. 

Por suerte, la solución a este punto es sencilla. Siempre puedes descargar los contenidos de las plataformas de streaming y luego utilizar Chromecast o Amazon Fire TV para lanzar el contenido a la televisión y no perder calidad

El despliegue de fibra en España está por encima del de otros países europeos, pero el coronavirus está poniendo a prueba la capacidad de las conexiones por la necesidad de exprimir al máximo la red: el teletrabajo, el colegio o el simple ocio son solo algunos ejemplos. 

El confinamiento ha hecho que un mayor uso de internet sea necesario, por lo que es posible que te parezca que va más lento, pero existen muchos trucos para mejorar la velocidad de conexión a internet que puedes poner en práctica. 

Trucos para mejorar tu conexión wifi en casa

Si no quieres invertir ni un solo euro, existen también muchos otros trucos para mejorar la conexión de tu WiFi y que repercuta en la velocidad de conexión a internet.

  • Comprueba la velocidad de subida y bajada. Lo primero que puedes hacer es comprobar la velocidad de transferencia de datos para comprobar que esta se corresponde con lo contratado. En Internet tienes varias opciones. Basta con buscar en Google: "Tes de velocidad de Internet". No te limites a una sola medición, realiza el proceso durante varios días y en varias ocasiones, así podrás asumir los horarios de saturación o algunos problemas puntuales.
  • Reinicia el router. Puede parecer demasiado fácil, pero hay problemas de conectividad que pueden solucionarse reiniciando el router, como por ejemplo fallos del sistema operativo, dos dispositivos que tengan la misma IP y este conflicto haga que la red falle, exceso de calor… 
  • Evita objetos que puedan crear interferencias con el router y estudia bien dónde colocarlo. Materiales como la madera, el metal o el cristal pueden frenar la señal y puedes lograr un aumento de hasta el 40% en la señal. Ten en cuenta que el router estandar llega como mucho a los 15 o 20 metros, así que sitúalo cerca de donde vayas a tener la mayor actividad de conexión. 
  • Mantén tu router actualizado con el último firmware. Es algo que hacen de manera automática, pero si existe algún problema o notas que más lento de lo habitual puedes hacerlo de manera manual
  • Cambia el canal de entrada, sobre todo si vives en un piso. El canal puede estar muy congestionado, pero existen muchas páginas web que te mostrarán cómo está la situación en tu zona. Aunque los routers modernos cambian automáticamente, también configurarlo manualmente
  • Reparte los dispositivos conectados en las dos bandas. De nada sirve tener un router de doble banda si todos los dispositivos se conectan en la de 2.4 GHz. Debes conectar los más modernos a la de 5 GHz, y dejar la de 2.4 GHz para los más antiguos, o los más alejados del router, ya que la banda de los 5 GHz tiene menos alcance.
  • Libera el WiFi siempre que puedas y opta por el cable como opción prioritaria.
  • Apaga el router de vez en cuando y dale unos 5-10 minutos de desconexión. Ten en cuenta que a veces ocurren saturaciones o errores con la centralita y estarás conectado a un enlace viejo. De esta forma solucionarás el problema y ganarás velocidad. 
  • Papel de aluminio o lata de cerveza o refresco. Al parecer, se ha demostrado que el aluminio aumenta la señal WiFi. Muchos usuarios colocan papel de aluminio alrededor de las antenas del router, para mejorar el alcance. Otra solución bastante práctica es utilizar una lata de cerveza partida por la mitad.
  • Cuidado con los vecinos "gorrones". Si internet va lento, puede que el vecino te esté robando el wifi. Con aplicaciones como Wireless Network Watcher o la app Fing para iOS y Android puedes saber si un intruso está conectado a tu red WiFi. Aquí puedes ver cómo expulsar a los intrusos de tu red WiFi.

Este artículo fue publicado en Business Insider España por Carlos Ferrer-Bonsoms.

Y además