Ir al contenido principal

Las ventas de videojuegos en EEUU crecieron un 49% en septiembre

Destiny 2

El 2017 ha sido por el momento uno de los años más cargados en cuanto a grandes lanzamientos de los últimos tiempos. Desde enero se han visto auténticos juegazos como Yakuza 0, NiER Autómata, Zelda Breath of the Wild, Persona 5 u Horizon Zero Dawn, todos ellos en la primera mitad del año. Sin embargo, y una vez pasado el verano, se han juntado otra serie de lanzamientos en septiembre (y también en octubre) que han hecho crecer enormemente al mercado de los videojuegos con respecto a 2016, según informan desde NPD.

Para quien no lo conozca, el NPD Group es una firma especializada en los estudios de mercado para diversas industrias. Su último reporte se ha centrado en el mercado estadounidense durante el mes de septiembre, y en él hacen referencia a unas cifras de récord para la industria en este mercado. Según informan, las ventas en videojuegos crecieron en un 49% durante el mes de septiembre en comparación con los resultados de 2016.

NPD Group mercado de los videojuegos EEUU septiembre

Para ilustrar este dato con cifras, desde NPD reportan unos ingresos por ventas de software de 744 millones de dólares en los Estados Unidos en septiembre, una cifra propulsada por el estreno de Destiny 2 el cual, según indican, y tan solo con sus ventas de ese mes, se ha convertido en el tercer juego más vendido en los Estados Unidos entre septiembre de 2016 y septiembre de 2017. En este reporte también señalan que NBA 2K18 fue el juego de deportes más vendido en el territorio durante el mes, y que Mario + Rabbids Kingdom Battle fue lo propio para Nintendo Switch en septiembre.

Por otra parte, el informe también indica que el gasto de los usuarios estadounidenses en videojuegos durante el 2017 ha crecido en un 7% con respecto al año pasado, una cifra que sin duda muestra el importante crecimiento que continúa teniendo la industria año a año en dicho territorio. Podéis consultar estos datos a través de este enlace. Y por si todavía no lo habéis probado, este es nuestro análisis de Destiny 2.

Y además