Los peores cómics que he leído

Toca bucear en mi biblioteca y repasar las cinco peores experiencias de lectura de cómics que he sufrido en toda mi vida. ¿Te unes a mi dolor?

Llevo leyendo cómics desde que tengo uso de razón. Cuando era pequeño, mi madre me compraba tebeos de Mortadelo y Filemón, La 13 Rúe del Percebe y otras historias de producción patria. Aprendí a amar desde temprana edad ese medio de expresión.

Atesoro ese recuerdo junto al de las tardes sin más responsabilidad que dejar pasar el tiempo siendo feliz. Mi abuela me cortaba media tableta de chocolate, la colocaba en media barra de pan y me observaba, feliz y entrañable, mientras yo leía.

Con esto quiero decir que los cómics no sólo protagonizan gran parte de mi vida en estos momentos, sino también una amplia mayoría de hermosos recuerdos que me han convertido en la persona que soy ahora, en 2022.

VIDEO

Unboxing sorpresa de cómics. ¿Qué series habrá en la caja? - Directo Z 02x23

Sin embargo, no siempre ha sido todo un maravilloso y dulce viaje literario por el noveno arte. También he sufrido «decepciones», por decirlo de alguna manera. Las seguiré sufriendo, probablemente. Es lo que tiene no cesar una actividad, que a veces se vuelve más enrevesada de lo que uno desearía.

Hace unas semanas compartí con todos vosotros los 5 mejores cómics que había leído en mi vida. Seleccionar cinco títulos que representaran fidedignamente mi vínculo amoroso con el medio fue mucho más sencillo que la tarea que nos ocupa hoy.

En este post, voy a contaros cuáles son los 5 peores cómics que he leído jamás. Esto no significa que sean necesariamente malos, por supuesto. Significa únicamente que a mí no me gustaron, por los motivos puramente subjetivos que sean. 

Momentos dramáticos de Marvel Comics que aún no hemos visto en el cine

Los momentos dramáticos de Marvel Comics

Comparto esta experiencia con vosotros sin ánimo de ofender a nadie, ya sean lectores o creadores. Me gustaría que hicierais lo propio en los comentarios. Seguro que a vosotros también os ha dejado algún que otro título considerablemente insatisfecho.

Así pues, si estáis preparados, ¡allá vamos con los 5 peores cómics que he leído en toda mi vida! No están ordenados de mejor a peor, o viceversa. Es una lista sin clasificación. De hecho, hay más que no he incluido. Estos son, digamos, «lo peor de lo peor».

La Casa de los Secretos: El libro de la ley

La Casa de los Secretos: El libro de la ley

Escrito por Steven T. Seagle y con una amplia colección de ilustradores, los tres números de La Casa de los Secretos: El libro de la ley fueron un auténtico suplicio de lectura. No sé si por la edad en la que lo leí, pero desde luego no he vuelto a tocar esas páginas desde entonces.

Recuerdo que el concepto me parecía llamativo. Y, por aquel entonces, devoraba todas las historias que tuvieran el sello Vertigo. Sin embargo, por lo que fuera, este título acabó con mi paciencia como lector y me hizo odiarlo desde el inicio.

En realidad, no deja de ser una colección de historias, todas ellas con nexos en común —más narrativos que estéticos— y una revisión sobre la muerte, la violencia y el ser humano. Algunas, por supuesto, mejor que otras, como sucede con casi todas las antologías.

Robert Pattinson revela los insólitos cómics que inspiraron su Batman

The Batman

Desafortunadamente, rememoro La Casa de los Secretos: El libro de la ley como un cómic «feo» desde un punto de vista superficial. Ahora que lo pienso, seguramente fuera una decisión creativa, pero ni siquiera esa decisión facilitó mi disfrute personal, en todo momento extinto.

Este cómic de Steven T. Seagle es una de esas decepciones que no sabes cómo explicarte. Como digo, lo tenía todo para encandilarme y… a pesar de ello, consiguió todo lo contrario. Quizás le dé un tiento para ver si cambio de opinión. Me ha pasado con más de un título.

El Asombroso Spiderman: Un día más

El Asombroso Spiderman: Un día más

¿Sabéis eso que dicen que una cosa es muy, pero que muy mala, pero que, de tantas veces que lo has escuchado, al ir tan preparado, a ti no te pasa? Bien… a mí eso no me sucedió con El Asombroso Spiderman: Un día más, y eso que iba bien preparado.

Este cómic es, básicamente, la historia denominada como «Mefistazo». El momento en el que Marvel Comics decidió volatilizar años y años de creatividad arácnida en un giro de los acontecimientos que, presuntamente, iba a ser medido, fresco y moderno.

Fue todo lo contrario. El Asombroso Spiderman: Un día más fue la tumba del Hombre Araña de Joseph Michael Straczynski. Dio paso a una nueva etapa, una que ha sido considerada por muchos como «la mejor de la historia» del personaje. Hablo, evidentemente, de la era de Dan Slott.

El Asombroso Spiderman: Un día más fue una de esas experiencias que, como lector de cómics de superhéroes, te hacen replantearte si realmente merece la pena seguir coleccionándolos después de tantas historias, todas parecidas entre sí y con un claro carácter comercial.

Los 10 cómics de Marvel y DC más caros de la Historia

Action Comics #1

¿De verdad necesitaba seguir yo leyendo cómics de Spider-Man, cuando la editorial sólo quería venderme una nueva etapa destruyendo todo lo anterior de la manera más cutre, poco ingeniosa y decepcionante posible?

Años después, puedo decir que sí, que merece la pena. Sin embargo, en aquel momento me lo replanteé una buena cantidad de veces, como muchos lectores. Marvel Comics nos obligó a hacer una reflexión sobre lo que deseábamos.

Teníamos claro lo que no queríamos. No queríamos más «Mefistazo». Y creo que, con el paso de los años, esa realidad no ha cambiado. Seguimos sin querer nuevos «Mefistazo», pero no hemos dejado de querer a Spider-Man.

Protagonista

Protagonista

Con este cómic me sucede que adoro la parte artística —obra de Pablo Ilyich—, pero no puedo con su narrativa. Escrito por José Altozano, Protagonista trata sobre los mundos de ficción y fantasía, sobre la imaginación y cómo nos relacionamos con ella. Y también sobre qué significa ser un héroe.

La idea es muy curiosa, especialmente por el aire de decadencia psicológico millennial que desprende el protagonista, y también el enfoque literario de la escritura. Sin embargo, siento todo en esta obra artificial e impostado.

No termino de creerme a ninguno de los personajes, ni genero nada de empatía con ellos. Mucho menos con las fantasías erótico-festivas que tienen lugar en el interior del cómic y parecen trascender los gustos individuales del creador de la obra.

Los mejores cómics de 2021 - ¡Esto ha sido lo mejor el año!

Strange Adventures

Protagonista es una de esas lecturas que han pasado por mi vida y han dejado un poso doloroso de «pérdida de tiempo». Por eso, trato de rescatar lo bueno que tiene la obra y dejar todo lo demás a un lado, aislar lo negativo lo máximo posible.

Quizás a alguien pueda servirle de entretenimiento o incluso guía espiritual; quizás alguien encuentre en Protagonista lo que su autor quiso deslindar más allá del proceso creativo. Yo, desafortunadamente, no encontré nada más allá de la indiferencia.

Contención

Contención (cómic)

Compré Contención en un salón del cómic de Zaragoza porque, en la parte trasera de la edición, prometían que su historia seguía la tradición de grandes películas como Alien, el octavo pasajero (1979) y Pitch Black (2000).

En mi fuero interno, imaginé que sería una de esas historias que mezclan el terror y la ciencia ficción de manera magistral, creando un cóctel narrativo que merece la pena, teniendo en cuenta que lo de «pasar miedo» yo no lo llevo muy bien, siendo honesto…

Nada más lejos de la realidad. Contención es obra del guionista Eric Red, autor de Carretera al infierno y Acero azul. Una obra que juega con el survival horror, pero sin un ápice de interés, más allá de ver quién y cómo sobrevive.

Los 6 cómics más esperados de 2022 - Marvel, DC y otros títulos

Trial of the Amazons (DC Comics)

Lo mejor de Contención es el prólogo de Wes Craven y lo divertido que es ver a zombis en el espacio. Más allá de eso, la historia de Eric Red es realmente olvidable; sobre todo, en el aspecto de aporte tanto al medio como a los dos géneros de los que bebe.

Quizás, por destacar algo positivo, me quedaría con el sucio, oscuro y asfixiante dibujo de Nick Stackal. Da forma y sentido a una obra sin más poso que el mencionado. Una obra de la que sólo soy capaz de recordar todo aquello que no me hizo sentir.

Civil War y Civil War II

Civil War (cómic)

Y ahora viene, probablemente, la argumentación más compleja de este blog de opinión con los 5 peores cómics que he leído en mi vida. Porque, a veces, cuando se toca una obra que gusta a demasiado público, es complejo hacerse escuchar y, a menudo, se tiende, por una parte, a no querer debatir.

Partamos de la base de que no me gusta el concepto de «guerra civil» en mundos superheroicos. Me gustan los enfrentamientos, sobre todo los que tienen una base lógica y se aferran a conceptos plausibles dentro de los universos de ficción. Pero, para mí, debe estar siempre muy justificado.

El concepto de la primera Civil War ya me pareció difícil de digerir. Cuando lo leí la primera vez, me dejé llevar por la emoción del momento. Considero que era un criajo, especialmente porque no había leído tantos cómics como los que he leído con el paso de los años.

Sin embargo, recaer en él —en varias ocasiones— me ha hecho darme cuenta de que… tampoco es para tanto, ¿no? Quiero decir… ni siquiera Mark Millar es para tanto, una vez has leído unas cuantas historias de él y te das cuenta que sólo está reciclando viejos conceptos, vestidos con otras prendas.

Los 10 cómics más polémicos de la historia

batgirl

Para colmo, la segunda Civil War tuvo todavía menos sentido que la primera. De hecho, me pareció casi un reclamo publicitario por el éxito de la adaptación cinematográfica elaborada por los hermanos Russo. ¿De veras era necesario?

Probablemente, no. Al menos, como en la primera, nos regaló un apartado gráfico espectacular. David Márquez hizo cosas imposibles en Civil War II, estando muy por encima de un texto con el que Brian Michael Bendis nos contó su propia versión de Minority Report (2002).

A mí, desde luego, tanto la forma como el fondo de ambas guerras civiles en los cómics de Marvel me parecen desafortunadas. Las considero obras innecesarias y fallidas, más allá de lo divertido que es ver pelearse a “x” personajes entre sí.

Pero eso no significa que tenga razón; significa que lo son para mí, para mis gustos personales y mis preferencias. A fin de cuentas, la primera forma parte de la historia de los cómics y su impacto se dejó notar en todo el Universo Marvel durante una década.

Y además