La opinión de
Alberto Lloret

E3 2019 - Enhorabuena Microsoft, será difícil superar tu conferencia de 2019

Phil Spencer Xbox E3 2019

Apuntad la fecha: 9 de junio de 2019 a las 22:00, hora peninsular. Ese día se celebró la conferencia de Microsoft del E3 2019 y tardaremos bastante tiempo en volver a ver algo parecido. ¿Que estoy exagerando? Para nada.

Microsoft ha tomado nota de los errores del pasado (gameplays demasiado largos, presentaciones aburridas, poco contenido...) y de un plumazo ha cerrado un show que sin duda pasará a los anales de la historia.

Haciendo un símil malo (perdonad, son las horas), ha sido como el desembarco de Normandía: los anuncios han sido las balas, y nosotros, los pobres soldados. Porque menuda batería de anuncios. Intentar cubrir en tiempo real TOOOODO lo que se ha presentando en el evento ha sido casi misión imposible (y eso que este año el equipo que ha estado trabajando en la conferencia ha sido más grande que otros años).

Y tiene mérito doble, por parte de la gente de Xbox, lograr algo así: históricamente, al E3 de este año le tocaba ser "soso". Estamos en la recta final de la actual generación, y lo normal es que las compañías se guarden sus grandes juegos y anuncios para la siguiente generación. Lleva siendo así desde tiempos inmemoriales.

Sigue en directo todas las novedades en nuestro especial de E3 2019

Pero no, no ha sido así. Ha quedado claro que Xbox One tiene todavía un largo recorrido por delante, con grandiosos juegos (algunos de los cuales se han anunciado esta noche, como "Bleeding Edge" o el más misterioso Blair Witch... y eso ha sido el principio.

Servicios (que puedes probar hoy por 1 dólar), intención de llevar la plataforma a nuevos dominios (como la nube, para que puedas jugar en cualquier sitio) y un breve vistazo a lo que será la nueva generación de Xbox con Scarlett han sido también platos fuertes que, si bien nos han dejado con ganas de más, nos han permitido ver la clarísima apuesta por el futuro que tiene sobre la mesa Microsoft con Xbox.

Pero, sin duda, los juegos han sido los verdaderos protagonistas. No sólo los 14 proyectos de los estudios de Microsoft. Otras compañías como Bandai Namco han arropado a Microsoft con sus novedades y se han logrado hitos como que un éxito en Japón como Phantasy Star 2 finalmente salga de suelo japonés. O que los nuevos indies anunciados tengan una pinta de miedo. O que los exclusivos de toda la vida sigan en pleno ascenso en términos de calidad.

Contrasta, sobre todo, si echamos la vista atrás, y comparamos lo que ha pasado esta noche con la primera conferencia de Xbox One en el E3 de 2012. En aquél entonces, los jerifaltes, o al menos una gran mayoría (que en algunos casos ya no están en Xbox), estaban más preocupados por vendernos servicios y opciones (Kinect, un hub para la tele, futuras produciones de series...) que juegos, que al final es por lo que la gente compra una consola.

Hoy, 7 años después, el camino está más que claro, y los resultados también. Y yo sólo puedo decir, enhorabuena Microsoft: os habéis marcado un E3 que será muy difícil de superar en los años venideros. Por ritmo, por volumen de novedades, por cantidad de juegos y por la apuesta de futuro que tenéis entre manos.

Y porque habéis eliminado de un plumazo lo que evitaba que las conferencias fueran divertidas. En el E3 de 2019 habéis ido al grano, y ahora tenéis varios días por delante para enseñar los juegos con tranquilidad, que es para lo que realmente sirven las ferias. Las conferencias deben ser otra cosa. Las conferencias deben ser lo que habéis hecho esta noche.

Como digo, me da en la nariz que tardaremos en volver a ver una conferencia igual, aunque espero equivocarme y que el año que viene, con las nuevas consolas cada vez más cerca, sean capaces de volver a sorprendernos un show "next gen" a la altura... Ahí estaremos, en 2020, esperando para verlo.