Así es el BenQ MOBIUZ EX3210U: un imponente monitor de 32", 4K UHD y 144 Hz para PC y consolas

BenQ MOBIUZ

Ponemos a prueba al BenQ MOBIUZ EX3210U, un monitor gaming de 32", resolución 4K UHD y una tasa de refresco 144 Hz. ¿Estará su calidad a la altura de su gran tamaño? ¡Os lo contamos!

Con su nuevo MOBIUZ EX3210U, BenQ quiere dar un golpe sobre la mesa y brindar a los jugadores el mejor monitor gaming de 32 pulgadas, tanto si su plataforma preferida es el PC o lo son las consolas, en especial las máquinas de nueva generación como PS5 y Xbox Series X.

Y es que estamos, sin duda alguna, ante un monitor de gama alta y capaz de sacar el máximo rendimiento a los videojuegos más punteros gracias a características como su generoso panel IPS con resolución 4K o su tasa de refresco de hasta 144Hz, que en combinación con sus entradas HDMI 2.1 nos permiten disfrutar de tasas de fotogramas de 120 fps en consola y del HDR en todo su esplendor.

VIDEO

Monitor BenQ MOBIUZ EX3210U

A todo esto hay que sumar un espectacular diseño, en el que también se integran a la perfección 2 altavoces, potenciados por treVolo, y un micrófono con tecnología de cancelación de ruido, que convierten al BenQ MOBIUZ EX3210U en un monitor de lo más completo. 

Eso sí, antes de comprobar qué tal rinde en cada uno de sus apartados, vamos a dar un repaso a sus características técnicas:

 BenQ MOBIUZ EX3210U
Pulgadas32'' Relación de aspecto de 16:9
Resolución4K UHD (3860p x 2160p)
Tipo de panelIPS Panel de 8 bits / Contraste de 1.000:1 / FreeSync Premium Pro
RefrescoTiempo de respuesta GtG de 2 ms / 1ms (MRPT) 144 Hz
Brillo300 nits
Espacio de colorDCI-P3 98% / 99% Adobe RGB
Ángulo de visión178º H 178º V
BrazoDesplazamiento en el eje vertical, y con rotación
ConexiónHDMI 2.1 / DisplayPort 1.4 / Audio Jack 3,5 mm
Altavoces Integrados / 2.1 potenciados por treVolo
Micrófono Integrado / con cancelación de ruido ambiental
Precio 1299€

Un diseño tan imponente como su tamaño

Lo primero que llama la atención al sacar el monitor de BenQ de la caja es su gran tamaño, ya que no podemos olvidar que estamos ante un monitor de 32 pulgadas, por lo que para ubicarlo vamos a necesitar un escritorio amplio y despejado.

Una vez instalado, comprobamos que su peana, que se apoya sobre dos patas "en V", es bastante estable y ofrece un ajuste de la posición del monitor bastante completo, permitiéndonos jugar con la altura y la inclinación para conseguir el ángulo perfecto de visualización. 

Eso sí, no es posible rotar el monitor 90º para situarlo de forma vertical, algo que, por otro lado, no nos parece un problema teniendo en cuenta su tamaño.

BenQ MOBIUZ

Ya entrando en el plano estético, el diseño del MOBIUZ EX3210U cambia radicalmente dependiendo del lado por el que lo miremos. En su parte frontal, BenQ ha apostado por un aspecto sobrio y conservador, en el que predomina el color negro.

En el frontal también pueden apreciarse unos marcos de tamaño contenido, aunque no ultrafinos, que se funden con la generosa barra inferior, donde están ubicados sus altavoces y micrófono.

Sin embargo, en la parte posterior el monitor ofrece un diseño mucho más agresivo y futurista, en el que destacan sus espectaculares barras de luz LED.

BenQ MOBIUZ

También en la zona trasera encontramos todas las conexiones que ofrece este MOBIUZ EX3210U, y que incluyen 2 entradas HDMI 2.1, 1 puerto DisplayPort, 4 entradas USB 3.0, 1 entrada USB de tipo B y la habitual conexión Jack para auriculares.

BenQ MOBIUZ EX3210U contectividad

A la hora de movernos entre sus distintos menús contamos con dos opciones: hacerlo a través de los botones posteriores integrados en el marco inferior o, si lo preferimos, utilizar el sencillo mando a distancia que viene incluido.

Mando BenQ Mobiuz

Ambas opciones nos permiten configurar los parámetros del monitor o alternar entre sus diferentes entradas de forma sencilla, y la disposición de los distintos menús es muy clara y concisa, permitiéndonos realizar los distintos ajustes de imagen de forma fluida.

Su pantalla: 32 pulgadas de puro espectáculo 4K a 144Hz 

Llega la hora de comprobar qué tal rinde el elemento más importante de este BenQ MOBIUZ EX3210U: su panel IPS de 32" con proporción de aspecto 16:9, que promete dejarnos boquiabiertos gracias a su resolución 4K UHD y una tasa de refresco de hasta 144 Hz.

BenQ MOBIUZ

Respecto al resto de sus características, este panel dispone de espacio de color DCI-P3 98%, incluye certificación Freesync Premium Pro y dispone de una tecnología propietaria de BenQ.

Se trata del llamado HDRi, una nueva vuelta de tuerca al HDR que, sobre el papel, permite mejorar el contraste, potenciar el color y aumentar la inmersión de los contenidos en HDR a través de distintos perfiles dedicados.

Además, la tecnología HDRi, según asegura BenQ, también es capaz de mejorar sensiblemente los contenidos en SDR al permitirnos realizar una emulación de HDR, potenciando la imagen de cualquier fuente de vídeo.

En nuestra unidad, el panel IPS presenta una correcta uniformidad de negros que queda un poco empañada por algunas ligeras fugas de luz, apreciables especialmente en las esquinas superiores de la pantalla.

Aún así, su desempeño en este aspecto es muy correcto (a pesar de estar muy lejos de la profundidad de negros que ofrece un panel OLED debido a las limitaciones de los paneles IPS), y lo cierto es que hemos apreciado un blooming moderado en los diferentes test que hemos realizado,

Hubiera sido un acierto por parte de BenQ incluir más zonas de atenuación local para minimizar este defecto. Eso sí, al tratarse de un panel IPS su visibilidad desde cualquier ángulo es excelente.

A la hora de jugar, uno de los principales atractivos de este BenQ MOBIUZ EX3210U son sus dos entradas HDMI 2.1, por lo que nos hemos lanzado a probarlo con dos consolas de nueva generación: PS5 y Xbox Series X.

PS5 Xbox Series X

El rendimiento del monitor con ambas máquinas es excelente, sacando lo mejor de sí mismo en los juegos compatibles con modo 120 fps, que mueve a la perfección, así como en géneros que precisan de una gran precisión, donde se deja notar su bajísima latencia.

Respecto a la imagen en sí, con la calibración de fábrica, el BenQ MOBIUZ EX3210U ofrece una gran calidad, tanto en juegos en SDR como en los que son compatibles con HDR.

Prueba monitor BenQ 1

La definición de la imagen es excelente, así como la representación del color y el manejo del contraste, si bien es cierto que el brillo máximo del panel (300 nits en contenidos SDR, hasta 600 nits en HDR) se queda un tanto corto, lo que le penaliza en espacios muy iluminados y le resta espectacularidad a los contenidos HDR.

Eso sí, no os llaméis a engaño: el monitor se ve de escándalo. Pero sí es cierto que si sois de los que disfrutan de una imagen muy brillante y contrastada, tened en cuenta que esta característica no es su punto fuerte. Aunque la cosa puede mejorar bastante si accedemos a sus ajustes y jugamos con los distintos parámetros.

HDRi: personalizando las imágenes de alto rango dinámico

Si vamos más allá de los ajustes de fábrica y nos metemos de lleno en la configuración del BenQ MOBIUZ EX3210U descubrimos que es posible sacarle mucho más partido del que pudiera parecer inicialmente.

Uno de los principales ajustes con los que podemos experimentar son los diferentes modos de HDRi, que nos permiten elegir entre diferentes perfiles para los contenidos compatibles con el estándar HDR.

El monitor ofrece varios modos ya predefinidos, como FPS, RPG o cine, y que ajustan su brillo, contraste y saturación a cada género o contenido específico. Y lo cierto es que las diferencias entre todos ellos son apreciables.

Por este motivo, dedicar unos segundos a experimentar qué modo elegir en cada momento nos ha parecido vital a la hora de sacar el máximo rendimiento a este MOBIUZ EX3210U, que, por supuesto, también nos permite realizar un ajuste completo personalizado de todos sus parámetros.

Prueba monitor BenQ 2

Además, los modos HDRi, que realizan una emulación HDR de contenidos en SDR, nos ha parecido que están bastante logrados, ya que, afinando un poco la configuración, nos posibilita aumentar considerablemente el brillo y el contraste de la fuente de vídeo sin crear una imagen artificial.

En resumen, se puede decir que la tecnología HDRi de BenQ es todo un acierto, en especial por las grandes posibilidades de personalización que permite. Si bien es cierto que nos hubiera gustado que el panel del MOBIUZ EX3210U fuese algo más brillante, ya que ya hemos visto monitores que le superan ampliamente en este aspecto.

Altavoces y micrófono integrados: los complementos perfectos para un gran monitor

Uno de los aspectos que más nos ha sorprendido de este monitor es lo bien que rinden sus altavoces integrados, algo que no suele ser habitual en la mayoría de monitores gaming.

Situados en la barra inferior de la pantalla, los dos altavoces y el pequeño subwoofer que monta ofrecen un sonido claro, con una gran potencia de volumen y unos bajos que cumplen más que de sobra.

BenQ MOBIUZ EX3210U altavoces

Sin duda, se trata de una gran solución para todos aquellos que busquen disfrutar de un sonido de calidad y prefieran prescindir de accesorios extra, como unos altavoces dedicados o una barra de sonido.

Por su parte, el micrófono integrado cumple sobradamente su función. Lógicamente, no es capaz de competir con un buen micrófono externo, pero sí que nos permite comunicarnos cómodamente en partidas online o, por ejemplo, realizar videollamadas sin necesidad de ningún periférico extra.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, es más que evidente que el BenQ MOBIUZ EX3210U es un excelente monitor gaming y que es es capaz de cumplir con las expectativas de la inmensa mayoría de jugadores.

Sus puntos fuertes, como el gran tamaño de su panel, la baja latencia, su resolución 4K UHD o la completa personalización de imagen que nos ofrece, le sitúan entre los mejores monitores gaming de gama alta

Y, además, la incorporación de tecnologías como Low Blue Light, que reduce el estrés visual, hacen que también rinda de manera excelente en otro tipo de tareas, como ofimática.