Depredador
Reportaje

Las 5 mejores películas de alienígenas de los años 80

Por Piedad Milicua

Muchos han sido los alienígenas que han pasado por la pantalla grande para atemorizarnos pero, sin duda, algunos de los que siempre se quedarán en nuestra memoria fueron los que protagonizaron sus propias películas durante los años 80 y que ahora nos hacen mirar con nostalgia aquellos años de esplendor de la ciencia ficción.

Entre las muchas películas que se estrenaron a lo largo de esos diez años de esplendor, hemos seleccionado cinco de las películas de alienígenas que más nos gustaron y de las que nunca olvidaremos. Sobre todo, porque muchas de ellas han tenido una trayectoria mucho más larga en el cine con su propia franquicia. Sin duda, están entre películas de ciencia ficción claves en los años 80.

La cosa (The thing) (1982)

Solo echando un vistazo a su proceso de producción, La cosa ya es pura historia del cine, pues su director, John Carpenter, decidió hacer esta película a causa de lo mucho que le gustaba la cinta de Howard Hawks El enigma de otro mundo, que se basada en el relato de ficción de John W. Campbell, ¿Quién anda ahí? Además, el guion fue escrito por Bill Lancaster, hijo de Burt Lancaster, y la banda sonora la compuso Enrio Morricone

En el momento de su estreno, La Cosa no tuvo demasiado éxito en taquilla, ya que le tocó competir con la ciencia ficción familiar de E.T. El extraterrestre. Sin embargo, a lo largo de los años, este thriller de terror en la Antártida protagonizado por Kurt Russell ha conseguido hacerse con el título de "película de culto". Su monstruo era particularmente temible porque podía estar dentro de cualquier "huésped" y manipularlo. Los protagonistas nunca sabían quién podría matarlos por sorpresa... En octubre de 2014 se estrenó una precuela protagonizada por Mary Elizabeth Winstead y Joel Edgerton que fue completamente vapuleada por la crítica y el público. 

Esta es nuestra crítica de La cosa (The Thing).

Alien, el octavo pasajero (1979)

Pocas películas de alienígenas son más icónicas que esta. Aunque parezca mentira, a finales de los 70, Ridley Scott era un director completamente desconocido que consiguió llamar la atención de Fox con su debut, Los duelistas que fue premiada en Cannes como Mejor ópera prima, haciendo que el estudio le ofreciese dirigir este guion escrito por Dan O'Bannon. Ante el entusiasmo de Scott, que aceptó el trabajo sin dudarlo y presentó decenas de bocetos sobre cómo quería que fuese la criatura, Fox le dejó hacer e incluso aumentó el presupuesto en 8,4 millones de dólares para que diese vida al terrorífico xenomorfo de Alien, el octavo pasajero

La saga Alien al completo

Desde el momento de su estreno en pantalla grande fue todo un bombazo. La gente salía aterrorizada del cine, pero animaba a sus familiares y amigos a vivir la experiencia, llegando a convertir a Alien, el octavo pasajero en una de las cintas de ciencia ficción más taquilleras de la historia. Por supuesto, buena parte del mérito venía del inquietante diseño del xenomorfo (obra de H.R. Giger) y sus innatas capacidades para cazar a toda forma de vida. Su éxito llevó al estudio a crear una trilogía de películas, cada una con un director, un tono y unos guionistas diferentes pero con un mismo eje central, la Teniente Ripley (Sigourney Weaver) enfrentándose a la raza de alienígenas asesinos. James Cameron dirigió Aliens, el regresoDavid Fincher, Alien 3 y Jean-Pierre Jeunet, Alien resurrección. Desde el año 2011, Ridley Scott está intentando darle una nueva vida a esta franquicia con una serie de precuelas encabezadas por Prometheus y seguida por Alien: Covenant

Lee nuestra crítica sobre Alien, el octavo pasajero

Depredador (1987) 

Cuenta la leyenda que,después del estreno de Rocky IV, había una broma recurrente en Hollywood que decía que como Rocky Balboa no tenía contrincantes a su altura en la Tierra, tenía que empezar a buscarlos fuera de ella. Esto hizo que a los guionistas Jim y John Thomas se les encendiese la bombilla y escribiesen el guion de Hunter, que al final pasaría a llamarse Depredador.

20th Century Fox se hizo con el libreto y puso al director John McTiernan al frente con Arnold Schwarzenegger como el Mayor Alan "Dutch" Schaefer que se iba a enfrentar directamente con el mercenario alienígena. En un primer momento, iba a estar interpretado por otro de los cachas de Hollywood, Jean-Claude Van Damme. No obstante, después de las primeras pruebas de vestuario se pudo ver que Van Damme "no daba la talla", ya que era demasiado bajo comparado con el resto del elenco y, además, estaba continuamente quejándose del calor que daba el traje y de que no se le veía la cara bajo la máscara.

Finalmente Van Damme fue sustituido por Kevin Peter Hall, con 2,19 metros de altura, y Depredador llegó a los cines para convertirse en el número uno de taquilla durante su primer fin de semana de estreno. El Predator destacaba sobre otros monstruos porque era un cazador natural. No ver su aspecto (gracias a su camuflaje óptico) era parte de la gracia, amen de la visión termal que compartía con el espectador en ocasiones. Aunque, en un primer momento, no gustó demasiado a la crítica por su "falta de historia", la cinta de McTiernan se ha convertido en todo un clásico de la ciencia ficción gracias a su acción sin descanso. En 1990 se estrenó la secuela Depredador 2, en 2004 se le enfrentó contra el alienígena de Ridley Scott en Alien vs Predator y en 2010 se estrenó la tercera parte, Predators. En 2018 se estrenará la cuarta entrega de la saga, The Predator

Aquí está nuestra crítica de crítica de Depredador

E.T. El extraterreste (1982)

Después de que sus padres se divorciaran cuando él era pequeño, Steven Spielberg se inventó la historia de una amigo extraterrestre que le acompañaba en esos duros momentos. No obstante, no fue hasta 1981, después de rodar Indiana Jones: En busca del Arca perdida y tras pasar por las manos de la guionista Melissa Mathison, cuando E.T. El extraterrestre cobró vida. 

Rodada en orden cronológico para conseguir que los jóvenes actores expresasen emociones más convincentes, y en apenas tres meses, E.T. El extraterrestre se convirtió en un éxito de taquilla instantáneo, llegando a superar en recaudación a Star Wars: Una nueva esperanza, gracias a que el director supo trasladar la ciencia ficción de alienígenas, normalmente plagada de violencia y terror, al público familiar.

¿Por qué es un extraterrestre especial? En primer lugar, porque resulta adorable, claro, pero su capacidad de sanar a los demás, de hacerlos volar o incluso de provocar una empatía inmediata con su "vínculo" le daban un aura mágica respecto a otros series provenientes del espacio.

Aunque sí ha habido conversaciones para hacer una secuela de la historia de Elliot y su amigo alienígena, Spielberg siempre se ha negado a llevarlas a cabo ya que cree que destrozarían la "verdadera esencia" de la película original, que para el director fue una manera de transmitir cómo se desarrolló su infancia tras el duro golpe del divorcio de sus padres. 

No te pierdas nuestra Crítica de E.T. El extraterrestre

Critters (1986)

A diferencia de sus predecesoras en este reportaje, exceptuando a E.T., Critters no solo buscaba que los espectadores se muriesen de miedo, sino también de risa. Estos alienígenas llenos de pelo y con una dentadura en la que sobran dientes aterrizaban en una granja rural de Kansas después de haber escapado de una prisión espacial, para hacerles la vida imposible a los pueblerinos.

Los critters eran sanguinarios y crueles, además de cazadores en grupo (equipados con unas púas letales), pero a la vez sabían transmitir un inconfundible humor negro. ¿Eran erizos "hardcore"? ¿Los tatarabuelos malvados de Sonic?

Aunque tuvo un modesto paso por taquilla y no se ganó el amor de la crítica, Critters consiguió crear una firme base de fans que le permitió desarrollar una modesta franquicia de cuatro películas, la última estrenada en 1992, en la que Leonardo DiCaprio tuvo la oportunidad de debutar en el cine gracias a la tercera entrega. En 2014, Warner anunció sus intenciones de crear una serie de Critters basada en las películas.

 

Hasta aquí, nuestro repaso a algunos de los extraterrestres más famosos del cine de los 80. ¿Hay algún otro que os gustaría compartir? ¿Cuál es vuestro favorito? ¡Compartidlo en los comentarios de aquí abajo, amigos espaciales!

Lecturas recomendadas