Ir al contenido principal
Tarjeta memoria SD
Reportaje

Cómo recuperar una tarjeta microsSD para Nintendo Switch dañada o estropeada

Os contamos cómo intentar recuperar una tarjeta microSD dañada para poder usarla en Nintendo Switch y otros dispositivos como un móvil, una cámara o como almacenamiento extra para algunas tablets y ordenadores portátiles.

Las tarjetas microSD son un soporte fantástico actualmente porque ofrecen muchísima capacidad de almacenamiento a un precio irrisorio. Lejos quedaron los tiempos de euro por GB y ahora podemos comprar tarjetas microSD de 128 GB con una muy buena tasa de lectura escritura por apenas 25 euros. Si necesitamos almacenamiento externo, por menos de 110 euros tenemos tarjetas de la máxima categoría con 400 GB.

Estas tarjetas son ideales para una Nintendo Switch, para el móvil, para una Raspberry Pi, para ampliar almacenamiento de tablets y PC como los Surface... pero el problema es que no es el almacenamiento más fiable, sobre todo si estáis sacándola o metiéndola constantemente.

En una cámara de fotos, en una Switch si hacéis muchas capturas y las queréis pasar al PC rápidamente, en una Raspberry que utilicéis con varios sistemas... es fácil que la tarjeta microSD se dañe y esto va desde algo superficial (algunos datos no se han copiado bien, pero el resto funciona con normalidad) hasta un problema más serio en el que tengamos que formatear la tarjeta.

De hecho, tengo en casa un par de tarjetas de estas que he utilizado en cámaras de fotos y que no hay manera de recuperar (ni siquiera formateando...).

Si vuestro caso no es tan crítico, puede que aún se pueda hacer algo y, a continuación os contamos cómo arreglar una tarjeta microSD dañada para Nintendo Switch y otros dispositivos.

Consola de comandos en Windows y utilidad de discos en Mac

Vamos a empezar con una de las pruebas más sencillas para intentar recuperar una microSD dañada. Se trata de una herramienta que no tenemos que instalar porque viene "integrada" en MacOS y en Windows.

Si empezamos por el sistema de Microsoft, lo que debéis hacer es seguir los siguientes pasos:

  • Insertar la tarjeta que queréis reparar
  • Pulsar las teclas Windows + R y, en la ventana emergente, escribid 'CMD' sin comillas. Pulsáis 'Enter' y ya estáis en la consola de Windows 10.
  • Ahí, debéis escribir 'chkdsk n: /f'. De nuevo sin comillas y sustituyendo 'n' por la letra de la unidad de la tarjeta. Si es D, pues 'D:'. Pulsáis 'Enter... y a ver qué pasa'
  • Si no ocurre nada o no se soluciona el problema, podéis probar con 'chkdsk n: /r'.

¿Por qué 'f' y 'r'? Básicamente, F ve si hay algún problema e intenta solucionarlo y con 'r' vamos algo más directos a intentar que el sistema solucione el problema.

Recuperar tarjeta sd

No es algo que funcione en todos los casos (depende mucho del error de la tarjeta), pero nos puede ayudar a recuperar datos perdidos.

Si sois usuarios de Mac, es algo más sencillo. Simplemente vais a la app 'Utilidad de discos', seleccionáis la tarjeta SD que queráis reparar y pulsáis en la opción 'Primera ayuda' que aparece en la parte superior del menú. Dentro, seleccionáis 'Reparar disco'

Usar un software de recuperación

Si tenéis una tarjeta SD dañada, probaría primero la primera opción. Sin embargo, como decimos, no es milagroso... y si no se ha solucionado, puede que un programa específico pueda con el error.

Ahí entran en juego software como easeUS, Rescue Pro, Recuva, Stellar Photo Recobery, Disk Drill... son algunos de los mejores programas para intentar recuperar datos de una tarjeta SD dañada.

Formatear la tarjeta como último recurso

Y si no hay solución, toca formatear. Puede que ninguno de estos métodos pueda con el archivo corrupto que está ocasionando el error de lectura o escritura y solo se pueda recuperar la tarjeta mediante un formateo.

Evidentemente, es la opción más drástica porque, básicamente, vais a borrar todo lo que hay en la SD, pero al menos tendréis tarjeta para volver a utilizar.

En Mac se hace borrando la tarjeta mediante la utilidad de discos y en Windows solo debéis ir al Explorador, buscar la tarjeta, dar clic derecho y seleccionar la opción de formatear.

Ahora bien, puede que, incluso así, no podáis formatear la tarjeta. Si es una SD muy corrupta que no podéis formatear de este modo porque el PC o Mac no la lee, directamente, podéis probar metiéndola en otro móvil o consola para intentar hacer un formateo. Si aun así no es posible... toca comprar una nueva.

Si habéis llegado hasta aquí significa que no habéis podido revivir una tarjeta SD dañada con los dos primeros métodos. Suerte y esperamos que no estéis en el caso de que sea totalmente irrecuperable e inservible.

Y además