Ir al contenido principal
Tio Bruno Rarezas
Reportaje

Los juegos más demenciales de nuestra colección - Historias del tío Bruno

Viva lo diferente. O directamente, viva lo raro. Lo marciano. Lo complicado de describir con palabras. Aunque apenas hemos rascado una décima parte de nuestra generosa colección de juegos chiflados, Daniel Quesada y un servidor nos hemos propuesto reivindicar algunos títulos que jamás saldrían en un top decente. Y en algunos casos, por sobrados motivos. Pero también hemos incluido alguna que otra joyita. Echadle un vistazo al vídeo…

El vídeo arranca fuertecito con Mr Moskeeto (tomad pareado), una pequeña joya de 2002 para PlayStation 2, que tuvimos la fuerte de disfrutar en nuestro país de la mano de Eidos y PROEIN (estos últimos se marcaron una localización en castellano, voces incluidas, absolutamente gloriosa). En este simulador de mosquito nuestro objetivo era atormentar a la familia Yamada al completo (padre, madre e hija), con todo lo que la diferencia de tamaño entre depredador y víctima conlleva. Ríase usted de Shadow of the Colossus.

Tio Bruno Rarezas

En la era del reinado de PlayStation 2 tuvimos la suerte (o la desgracia, según se mire) de disfrutar en nuestro país de algunos de los títulos de la Serie 2000, una línea de juegos baratos bastante popular en Japón. De allí salieron obras de culto como las series OneChambara y Earth Defense Force, o el inenarrable Demolition Girl (el juego de la señora gigante en bikini). Los personajes más populares del sello protagonizaron un juego de lucha, una suerte de Smash Bros de la caspa, que milagrosamente también llegó a ser distribuido en España a precio de derribo. Se llamaba All-Star Fighters. Y sí, tenemos una copia.

Tio Bruno Rarezas

A Midas Interactive tampoco le tembló el pulso a la hora de traer a Europa el maravilloso BCV: Battle Construction Vehicles, una juego de lucha de ARTDINK para PlayStation 2 protagonizado por ¡maquinaria de construcción!. ¿Para cuando un remake de esta maravilla en PlayStation 4?

Tio Bruno Rarezas

¿Queréis más marcianadas? ¿Qué os parece el delicioso Incredible Crisis de PSone? ¿O el rompedor Vib Ribbon, todo un título de culto? Rematamos el vídeo con la portátil más demencial de los últimos años. Nada menos que la handheld oficial de The Oregon Trail, el clásico de 1985. Por cortesía de David Martínez, que nos la trajo desde Estados Unidos, esta maquinita, lanzada al mercado hace poco más de un año, ejecuta a la perfección el juego educativo de MECC (Minnesota Educational Computing Consortium), en el que podemos vivir en nuestras carnes la odisea de los colones norteamericanos en su ruta hacia California.

Tio Bruno Rarezas

El diseño de la consola, basado en el Macintosh Classic, es sencillamente espectacular y tiene todos los botones necesarios para disfrutar de este juego mítico sin renunciar ni a una sola muerte por disentería. Seguro que si la sacáis en el Metro seréis capaces de atraer más de una mirada.

Apenas hemos rascado la superficie de décadas de juegos raros. Si queréis que rescatemos más joyas delirantes de nuestras colecciones, dejadnos vuestros comentarios y sugerencias. Quien sabe. Lo mismo nos animamos y en un próximo vídeo sacamos la caña de pescar de Dreamcast…

Y además