Ir al contenido principal
Stranger Things
Reportaje

¿Cómo hubiera sido Stranger Things fuera de Netflix?

¿Cómo habría sido Stranger Things si no hubiera terminado emitiéndose en Netflix? ¿Habría cambiado la trama o los personajes? Lo cierto es que fue una posibilidad que estuvo encima de la mesa y que hubiera cambiado el enfoque de la serie.

No hace falta ser ninguna lumbrera para darse cuenta de que Stranger Things se ha convertido en uno de los activos más importantes de Netflix. La serie de los hermanos Duffer rememora una década muy querida por los que ya lucimos o empezamos a lucir canas, pero también para generaciones posteriores que han vivido enamoradas de la década de los 80 y de todo lo que sucedió y se vivió en aquellos años.

Además, las dosis de misterio y acción de la serie así como la mezcla de géneros que encontramos en Stranger Things han cosechado una horda de fans que devoran cada capítulo de la serie de Netflix.

Los números que maneja Netflix con Stranger Things hacen comprender un poco mejor el hecho de que sea uno de sus buques insignia de cara a los estrenos de cada temporada. Cuando la serie debutó por primera vez en 2016, era una absoluta desconocida, a pesar de contar con algunos nombres populares como Winona Ryder, la serie parecía "una más" en el extenso catálogo de series originales de Netflix. Pero la publicidad comenzó por jugar un papel fundamental, que después se complementó con el "boca a boca" de quienes vieron sus primeros 8 capítulos.

Su continuo bombardeo de la cultura pop y sus referencias cinematográficas enamoraron a los seguidores de la serie que no tardaron en convertirla en tendencia. En 2017 Netflix lanzaba la segunda temporada de Stranger Things, encabezada por una bestial referencia a Los Cazafantasmas, y los fans siguieron volviéndose locos. Para que os hagáis una idea, tras la emisión de la tercera temporada de Stranger Things, Netflix calculó que unos 64 millones de cuentas de Netflix vieron la temporada en las primeras semanas que estuvo disponible en el catálogo de la plataforma.

¿Pero y si...?

Ahora bien, la pregunta que nos ha traído aquí es: ¿Qué habría pasado si Stranger Things no hubiera sido una serie de Netflix? Aunque parezca mentira a día de hoy, tan solo 4 años después de que la serie viera la luz, antes las cosas eran muy diferentes. Los hermanos Duffer, a pesar de tener algunos trabajos en su haber, no eran especialmente conocidos en la industria televisiva, por lo que muchas de las puertas que ahora están abiertas de par en par para ellos antaño estuvieron cerradas con candado y demoperros vigilando por si se acercaban.

Stranger things

En un principio, los hermanos Duffer ni se acercaron a Netflix para plantear la posibilidad de producir la serie de Stranger Things. En su lugar se presentaron ante las redes de televisión por cable de Estados Unidos. Dado que, como hemos comentado, los trabajos de los hermanos Duffer no eran muy conocidos, la serie no despertó mucho interés. De hecho en algunos casos alguna cadena incluso llegó a clamar al cielo por el hecho de que la serie de estas características estuviera protagonizada por niños.

Muchas de las plataformas propusieron cambios de guión a los hermanos Duffer. Principalmente sugerían retirar el rol protagonista de la pandilla de niños a quienes no querían ver tan involucrados en una trama de fenómenos paranormales como la de Stranger Things. En su lugar, sugerían que el Jefe Hooper adoptase un rol más principal, y que el resto de personajes fueran más secundarios. Algo que habría dejado a nuestra pandilla favorita como mero recurso narrativo.

El poder de la juventud

Los hermanos Duffer se mantuvieron reticentes a la idea de realizar tales cambios en el guión de Stranger Things. Cuando contactaron con el productor Shawn Levy, responsable entre otras de películas como Noche en el Museo, le presentaron el guión. Levy quedó enamorado del efecto nostálgico que desprende Stranger Things. No podemos olvidar esa mezcla entre Los Goonies y E.T. el extraterrestre que desprendía la primera temporada en muchas de sus escenas.

Stranger Things

Shawn Levy compró a los hermanos Duffer los derechos del guión de Stranger Things y se lo presentó a Netflix, quienes no tardaron en ordenar una temporada para la serie. Ahora podríamos decir aquello de que el resto es historia conocida, pero vamos a matizar algunas cosillas.

El clima de fenómenos paranormales de Stranger Things es algo que funciona muy bien. Curiosamente, tal y como dijeron en las plataformas de televisión por cable, el personaje de Hooper, a quien terminó dando vida David Harbour funciona fenomenal. Los Duffer acertaron de lleno al labrar una relación padre-hija entre el jefe de policía y Once (Millie Bobby Brown), una trama que ha sido uno de los principales ganchos.

Stranger Things temporada 3

Pero también acertaron al dar todo ese protagonismo a la pandilla formada por Mike, Will, Lucas y Dustin. Huelga decir que la magia que consigue Stranger Things al ver muchas de las situaciones que acontecen en el pueblo de Hawkins, Indiana no sería lo mismo sin esa perspectiva infantil de esta entrañable pandilla de chavales. Por supuesto, el principal problema que se están encontrando los hermanos Duffer con esto, es que los niños crecen.

Tardando tanto entre temporadas, se empieza a notar que alguno de los actores está teniendo un "crecimiento acelerado" en la serie. Habrá que ver cómo lo van solucionando en la temporada 4 de Stranger Things cuando llegue en 2021. ¿Os habría gustado que la trama de Stranger Things fuera diferente y se centrase en Hopper?

Y además