Sharkoon Skiller SGK1
Reportaje

Teclado mecánico Sharkoon Skiller SGK1, análisis y opinión

Por Alejandro Alcolea
-

Los teclados mecánicos están de moda. Tanto en el segmento del gaming como en el de aquellos que quieren tener un teclado diferente para escribir día a día, o por el propio gusto a la hora de presionar y escuchar las teclas, se trata de productos que están en auge.

Las diferentes compañías especializadas en periféricos gaming de PC están lanzando muchísimos modelos de teclados mecánicos y Sharkoon no quiere quedarse atrás. El fabricante está lanzando en nuestro país un buen puñado de ratones y teclados para jugar que cumplen dos premisas: son interesantes a nivel de componentes y, además, tienen un precio muy ajustado.

Tras pasar unas semanas con uno de los teclados mecánicos de la compañía, el Sharkoon Skiller SGK1, os ofrecemos nuestra opinión y, al igual que hicimos con el ratón SGM1 de la misma compañía, tenemos que empezar por las características técnicas.

Ficha técnica del Sharkoon Skiller SGK1

  • Iluminación en color blanco graduable.
  • Ultrapolling de 1.000Hz
  • 26 n-Key Rollover
  • Cable de 180cm con USB chapado en oro
  • Teclado numérico
  • Switches Kailh Brown
  • Peso de 1,32Kg
  • Resposamuñecas integrado

Periféricos gaming de Sharkoon en Amazon

Además, el teclado mecánico de Sharkoon cuenta con un ''modo juego'' que desactiva la tecla Windows para no pulsarla por error en el caso de que nos pongamos nerviosos en mitad de una partida. Es un detalle que se agradece.

Diseño

Lo primero que llama la atención del Skiller SGK1 nada más sacarlo de la caja es su tamaño. Sus 22 centímetros de vertical llaman la atención y el motivo de esta abultada cantidad es por la inclusión del reposamuñecas (que no se puede quitar ni modificar), pero también por una parte en la zona superior que acaba en ángulo agudo y que ocupa un espacio que puede llegar a ser necesario en nuestro escritorio.

Sharkoon Skiller SGK1
Las teclas del Sharkoon Skiller SGK1 son de perfil alto.

Este espacio no tiene razón de ser a nivel de usuario y su eliminación habría dado un teclado algo más compacto, algo que no estaría de más teniendo en cuenta el factor del reposamuñecas fijo al cuerpo. El teclado es bastante ancho y cuenta con una caída natural, además de dos patas que permiten subir la parte superior del teclado para adaptar el teclado a nuestras muñecas y la altura del escritorio.

El teclado está construido en plástico con una cubierta metálica en la parte superior para darle peso y robustez y el tacto de las teclas, los keycaps, es muy agadable. Además, cuenta con retroiluminación en blanco que podemos configurar (eligiendo varios efectos y velocidad de los mismos) desde el propio teclado gracias a una combinación de teclas.

Por último, hay que señalar que, de nuevo con una combinación de teclas, contamos con teclas multimedia y de control de volumen. El cable no es mallado, cuenta con una longitud de 180 centímetros y el USB sí está chapado en oro.

Teclado mecánico con Kailh Brown

Este modelo de teclado está disponible en con tres switches diferentes. Podemos elegir entre mecanismos Brown, Red y Blue. Nosotros hemos estado con el modelo que monta Kailh Brown y, ciertamente, es el más interesante de todos debido a que es el switch todoterreno.

Sharkoon Skiller SGK1
Switches Kailh Brown muy cómodos, sobre todo tras muchas horas escribiendo.

Como os mostramos en nuestra guía de compra de teclados mecánicos, los Kailh son la copia china de los mecanismos Cherry MX, de ahí que imiten tanto los colores como el funcionamiento. Sin embargo, la compañía china cuenta con su propio tacto y los Cherry MX Brown son táctiles, mientras que los Kailh Brown se parecen a los CherryMX Red, que son lineales.

Teclados con Cherry MX en Amazon

El tacto de este Skiller SGK1 chocará a los amantes de los mecanismos Cherry Brown, pero terminas acostumbrándote y apreciando tanto el sonido (muy suave) como la fuerza de ejecución y de activación (45g y 2mm respectivamente). 

Rendimiento del Skiller SGK1 en juegos

Aunque para escribir es una delicia, ya que el tacto es muy bueno, es recomendable comprar este teclado para iniciarse en los juegos. Y es que, de momento no contamos con layout (disposición de teclas) en español, lo que ocasiona que nos falte la ñ, pero también que haya símbolos ausentes o cambiados de sitio (los paréntesis, por ejemplo, están una posición más a la derecha que en nuestra configuración).

Para jugar, el Skiller SGK1 es perfecto para iniciarse en los teclados mecánicos. Los Red y los Brown, bajo mi punto de vista, son los mecanismos perfectos para jugar debido a la resistencia de las teclas y, sobre todo, el tiempo de respuesta de las mismas. Este teclado mecánico de Sharkoon, por su parecido a los switches Red, y más lineales que los Brown, es adecuado para disfrutar de títulos como Overwatch o CS:GO sin problemas. 

Sharkoon Skiller SGK1
Teclas multimedia que hay que activar manteniendo pulsado el botón especial de Sharkoon.

Teclado mecánico Sharkoon SGK1, opinión

Por desear, hay muchas cosas que nos gustaría, como que el reposamuñecas fuera desmontable, el cable mallado, que tuviera layout en español o que el diseño fuera algo más estilizado. Pero, realmente, por los 75€ por los que lo podemos encontrar en Amazon, tenemos un teclado con switches mecánicos de calidad (no hace falta Cherry para tener calidad) perfecto para iniciarse en este tipo de teclados.

Cuenta con retroiluminación con diferentes modos, modo juego y teclas multimedia, además de un formato completo con teclado numérico y protección anti pulsación de muchas teclas a la vez. El usuario de teclados mecánicos suele comenzar con un modelo barato y luego da el salto a otros modelos para probar todos los switches posibles. El Sharkoon SGK1 es un buen punto de partida para hacerse una idea de cómo es un teclado mecánico. 

Y no sólo se trata de un buen teclado para jugar. Si ya tenéis experiencia escribiendo, el cambio de teclas debido al layout en otro idioma no os molestará demasiado y encontraréis en este Skiller SGK1 un buen teclado mecánico con una mezcla entre mecanismos Brown y Red muy cómodo para trabajar.

Lecturas recomendadas