Todo lo que necesitas saber sobre Stanley Kubrick: The Exhibition, desde hoy en el Círculo de Bellas Artes de Madrid

Stanley Kubrick: The Exhibition

Todo lo que necesitas saber sobre la exposición Stanley Kubrick: The Exhibition, desde el 21 de diciembre hasta el 8 de mayo en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.

Hemos visitado la exposición Stanley Kubrick: The Exhibition, que cuenta con más de 600 piezas de toda la carrera cinematográfica de uno de los más importantes referentes culturales del siglo XX. En ella se nos invita a sumergirnos en la mente del genio y a descubrir el universo propio que fue construyendo en cada una de sus películas.

La muestra que se presenta ahora en el Círculo de Bellas Artes traza un itinerario singular que permite rodearse de las atmósferas de las películas de Kubrick. El recorrido está repleto de claves para entender su trascendencia como director de cine único y plantea cómo sería adentrarse en el cerebro del director para descubrir a fondo su obra cinematográfica.

VIDEO

"Stanley Kubrick: The Exhibition" [tráiler]

La trayectoria artística de Stanley Kubrick está representada al completo: sus inicios como fotógrafo en Look Magazine, sus primeros pasos tras la cámara con sus documentales, las películas de aprendizaje como El beso del asesino y los largometrajes que fueron construyendo su prestigio como Lolita o ¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú.

Así hasta llegar a la obra que supuso un punto de disrupción: 2001: Una odisea del espacio y otras de sus grandes obras maestras, como La naranja mecánica o El resplandor, sin descuidar aquellas películas que nunca llevó a cabo, como Napoleón, Los papeles arios o Inteligencia Artificial y la que se estrenó sin que pudiera encargarse del montaje final: Eyes Wide Shut

En palabras de Isabel Sánchez, comisaria de la exposición en Madrid: “Stanley Kubrick fue un creador total. Estamos ante uno de los grandes referentes culturales del siglo XX. Su figura y su obra permiten un análisis fascinante que trazan el paso del cine clásico al moderno.

"Esta exposición es un viaje al interior de su mente y de su universo para descubrir una mirada especial y al hombre detrás del genio".

"Stanley Kubrick abordó diversos géneros como el cine negro, la ciencia ficción, el cine bélico o el terror, pero siempre para sorprender e innovar. El visitante podrá atrapar la esencia de un director-artista que quería contar historias con imágenes tan evocadoras como las del cine mudo”, ha asegurado.

Información para visitantes

Lugar: Círculo de Bellas Artes Calle de Alcalá, 42 (28014, Madrid)

Horarios: de martes a domingo de 10:00 a 21:00 h. Lunes cerrado excepto festivos | Último pase 1 hora y media antes del cierre.

Precios:

  • Entrada general (+13 años): 14€
  • Entrada Niño (4 a 12 años): 6€
  • Entrada Niño (0 a 3 años): gratuita

Socios del CBA, estudiantes, mayores de 65 años, miembros de familia numerosa, poseedores de Carné Joven y personas con discapacidad en un grado igual o superior al 33% podrán disfrutar de un 15% de descuento sobre el precio de la entrada general. Solo válido en compras en las taquillas del Círculo de Bellas Artes. Descuento aplicable todos los días de la semana. No acumulable a otras promociones. Imprescindible acreditar condición necesaria para aplicar el descuento en cada caso.

*Estos precios no incluyen gastos de gestión (1,50€ por entrada). Mismos gastos de gestión aplicables para venta online y en taquillas. Se recomienda la compra online para garantizar la visita y evitar colas en el recinto de exposiciones. Más información y venta de entradas en kubrickexhibition.com

Revelaciones de un genio

Stanley Kubrick: The Exhibition en Madrid se presenta en dos espacios del Círculo de Bellas Artes con múltiples ámbitos.

En el primer espacio de la muestra, el visitante puede adentrarse en la mente de Stanley Kubrick en un área repleta de pantallas que desvelan la fuerza creativa y visual del cineasta a lo largo de toda su trayectoria.

La experiencia evoca un paseo por el interior de un cerebro ordenado con divisiones perfectas y geométricas a través de una gran vitrina central que cruza toda la sala. En esta primera parte no solo quedan al descubierto las líneas temáticas y formales del artista, sino también el análisis de sus primeros pasos en la industria del cine y un recorrido por aquellos proyectos que no vieron la luz.

En el segundo espacio de la exposición se puede acceder al universo del mítico director de cine a través de la inmersión en sus películas más emblemáticas.

Se juega con los espacios dedicados a cada largometraje, con diferentes recreaciones y la presentación de objetos únicos y originales, para vivir la experiencia de ubicarse dentro de las atmósferas creadas por el director.

Más de 600 piezas sobre el universo de Stanley Kubrick

Los visitantes de la exposición se encontrarán frente a frente con decenas de elementos sobre el universo de Stanley Kubrick: desde su silla de director, al Niño de las Estrellas, la impresionante maqueta del Discovery o el disfraz de simio de “2001: Una odisea del espacio” (1968), pasando por el vestuario o la icónica mesa del Korova Milk Bar en “La naranja mecánica” (1971).

También el hacha, la máquina de escribir o los vestidos de las inquietantes gemelas de “El resplandor” (1980), o las misteriosas máscaras y la capa del doctor Bill Harford durante la secuencia de la orgía en “Eyes Wide Shut” (1999).

Stanley Kubrick: The Exhibition cuenta además con objetos para aquellos que quieran profundizar en el proceso creativo del director. Por ejemplo, a través de la correspondencia u otro tipo de materiales como planes de rodaje, guiones o cuadernos de notas es posible vislumbrar cómo Stanley Kubrick fue conquistando el control total de su obra.

No podía faltar una extraordinaria selección de material audiovisual que permite admirar, por ejemplo, una de las elipsis temporales más llamativas en la historia del cine en “2001: Una odisea del espacio”, o disfrutar de la mítica secuencia censurada de las ostras y los caracoles de “Espartaco”.

Y otras escenas de cada una de sus películas con momentos que forman parte de la memoria colectiva: como el coronel Dax recorriendo las trincheras en “Senderos de gloria” o los nobles, muy maquillados y con pelucas, jugando alrededor de una mesa bajo la luz de las velas en “Barry Lyndon”.

Así mismo, la muestra incorpora contenidos excepcionales como entrevistas inéditas a actores y directores colaboradores de Kubrick: desde Keir Dullea (el astronauta protagonista de “2001: Una odisea en el espacio” a Vicente Molina Foix (traductor de cinco de sus películas) o Mario Camus (director de doblaje de “La Chaqueta Metálica”).

La instalación audiovisual realizada por el director Manuel Huerga que nos permite conocer a la persona detrás del cineasta mediante un retrato poliédrico de Kubrick. Algunos de los materiales audiovisuales de la exposición han sido producidos y generosamente cedidos por el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona.

Selección de piezas icónicas para descubrir el universo de Stanley Kubrick

1. La silla de director de Stanley Kubrick

Su silla como metáfora de su presencia de principio a fin en todo el proceso creativo de cada una de sus obras cinematográficas. La silla de un creador de imágenes imborrables.

2. Armadura y túnica del personaje de Craso (Laurence Olivier) / “Espartaco” (1960)

“Espartaco” fue la película que le hizo pisar España y, en concreto, conocer diversos lugares de Madrid y sus alrededores. Craso es uno de los personajes más potentes de esta película, el mayor enemigo de Espartaco. Aunque Stanley Kubrick no sintió que tuviera el control de la película, muchos personajes sí casaban con su mirada sobre el ser humano.

3. Maqueta de la sala de guerra de Ken Adam / “¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú” (1964)

Stanley Kubrick sabía rodearse de los mejores profesionales como Ken Adam, diseñador de producción, que creó uno de los decorados más emblemáticos de su filmografía: la sala de guerra. El humor afilado de Kubrick dejó su huella en esta estancia donde el presidente y sus hombres deciden el destino del mundo...

4. Claqueta de “2001: Una odisea del espacio” (1968)

“2001: Una odisea del espacio” supondría un antes y un después en la carrera de Stanley Kubrick. Es el momento en que adquiere absolutamente todo el control creativo de cada una de sus películas hasta el final de sus días.

5. El disfraz del simio Moonwatcher / “2001: Una odisea del espacio” (1968)

En un mundo analógico, Stanley Kubrick revolucionó el género de la ciencia ficción. Moonwatcher protagoniza la elipsis temporal más impresionante del cine. El disfraz fue diseñado por Stuart Freeborn, que también crearía a Yoda en “Star Wars”.

6. El Niño de las Estrellas / “2001: Una odisea del espacio” (1968)

El Niño de las Estrellas protagoniza uno de los finales más enigmáticos y esperanzadores de su filmografía. Fue obra de la escultora Liz Moore.

7. La mesa del Korova Milk Bar / “La naranja mecánica” (1971)

Stanley Kubrick creo una obra futurista y moderna, inspirándose para el aspecto visual en el pop art. La decoración del Korova Milk Bar es una de las imágenes inolvidables de su obra cinematográfica.

8. El vestuario de Alex DeLarge / “La naranja mecánica” (1971)

Alex DeLarge es uno de los personajes claves en la filmografía de Stanley Kubrick. Su fuerte presencia, su carismático rostro (Malcolm McDowell) y la narración de su historia ha marcado a generaciones de cinéfilos.

9. Traje de lady Lyndon (Marisa Berenson) / “Barry Lyndon” (1975)

Una de sus películas más hermosas visualmente fue “Barry Lyndon” donde quiso reflejar el siglo XVIII tal cual fue. Tuvo cuidado en cada detalle y, por supuesto, en el vestuario de cada uno de sus personajes. La prestigiosa Milena Canonero, aún en activo, diseñó los trajes de Lady Lyndon. En esta película no se olvida la belleza de las estancias iluminadas con la luz de las velas.

10. Vestidos de las gemelas Grady (Lisa y Louise Burns) / “El resplandor” (1980)

Dio un vuelco al género del terror con El resplandor y la inquietante presencia de las gemelas Grady al final del pasillo del hotel Overlook.

11. Máquina de escribir Adler de Jack Torrance / “El resplandor” (1980)

La máquina donde teclea Jack Torrance sin parar «All work and no play makes Jack a dull boy» o la metáfora de un escritor con una crisis creativa que le lleva a la locura. Esa puede ser una de las múltiples lecturas de la película.

12. Casco de Bufón / “La chaqueta metálica” (1987)

La contradicción del ser humano y el horror de la guerra en el casco de Bufón con su chapa del símbolo de la paz y la frase “Born to kill”.

13. Capa del doctor Bill Harford durante la secuencia de la orgía / “Eyes Wide Shut” (1999)

Una de las secuencias más impactantes de su última película es la de la orgía, cuando el doctor Bill Harford acude a un mundo donde se sucumbe al deseo. Stanley Kubrick se mueve aquí entre el sueño y la realidad.

14. Máscara de la enigmática mujer que ayuda al doctor Bill Harford / “Eyes Wide Shut” (1999)

Una enigmática mujer, como muchas de la filmografía de Stanley Kubrick, se esconde tras una espectacular máscara y se convierte en salvadora del protagonista.

El rodaje de Stanley Kubrick en Madrid en el verano de 1959

La ciudad de Madrid y alrededores, como Colmenar Viejo, tienen un curioso privilegio: Kubrick estuvo rodando aquí una película.

Stanley Kubrick no era amigo de los desplazamientos y los viajes, y según fue creciendo su prestigio, procuró que sus rodajes fueran cerca de su hogar en Londres, pues no necesitaba recrear sus relatos soñados en otros lugares. Así que el rodaje de escenas adicionales de “Espartaco” en España fue una excepción en su trayectoria profesional.

El director pisó Madrid en 1959 y trabajó codo con codo con personal español. El testimonio de técnicos como José López Rodero y Julio Sempere adquiere un valor histórico interesante para aproximarse a la figura del realizador. En la exposición, no solo es posible escucharlos, sino que se puede disfrutar también de la secuencia de la gran batalla final, rodada en Colmenar Viejo.

Una vez terminado el rodaje en Hollywood, desde producción detectaron que faltaban varias escenas adicionales: la marcha de los esclavos, los entrenamientos, la crucifixión y la batalla final. En verano de 1959 desembarcó el equipo estadounidense, con Stanley Kubrick a la cabeza, en el Hotel Castellana Hilton para organizar todo el operativo.

Contrataron a un equipo de técnicos españoles y también convocaron a miles de extras (soldados de reemplazo del Ejército y vecinos de distintas localidades).

La gran batalla se rodó en la Dehesa de Navalvillar, en Colmenar Viejo. En la misma localidad, en la Peña del Cerro, se filmó la vida de los esclavos en los campamentos. Y en los alrededores del puente de FFCC Madrid-Burgos, las escenas de la crucifixión. Para la marcha de los esclavos por distintas ciudades se empleó la Puerta de Madrid de Alcalá de Henares.

Para otros insertos se acudió a la Casa de Campo, Aldea del Fresno, Rascafría y Venturada, además se montó un decorado en el Estudio Sevilla Films de Madrid.

Más de 1 millón y medio de visitas en su recorrido internacional



La muestra de Stanley Kubrick, ha viajado por todo el mundo, comisariada siempre por Hans-Peter Reichmann y Tim Heptner, del Deutsches Filmmuseum de Frankfurt.

 La periodista especializada en cine clásico, Isabel Sánchez, es la comisaria responsable de la adaptación de esta exposición que ahora llega al Círculo de Bellas Artes de Madrid.



En total la exposición ha recibido más de 1 millón y medio de visitantes en ciudades como Los Ángeles, San Francisco, Seúl, São Paulo, Melbourne, Toronto, París, Copenhague, Ámsterdam, Roma, Berlín o Londres desde que se puso en pie por primera vez en 2004.

Y además

El resplandor (1980)

Lanzamiento:

Argumento:

Jack Torrance se traslada, junto a su mujer y a su hijo, al impresionante hotel Overlook, en Colorado, para encargarse del mantenimiento del mismo durante la temporada invernal, en la que permanece cerrado y aislado por la nieve. Su idea es escribir su novela al tiempo que cuida de las instalaciones durante esos largos y solitarios meses de inviern...