Menú de navegaciónBotón de menú de Hobbyconsolas
Logo 30 aniversario Hobby Consolas

Análisis de Alan Wake Remastered, un rayo de luz en la oscuridad de las aventuras de acción

Alan Wake Remastered

Uno de los mejores juegos de Xbox 360 (y PC) está de vuelta. Alan Wake Remastered da una capa de pintura al clásico de Remedy para reengancharnos de nuevo con su lanzamiento en PS4, PS5, One, Series X y PC.

Unos pocos juegos marcan a una generación y, en la época de Xbox 360, Alan Wake estuvo entre ellos. 11 años después, la aventura del escritor atormentado está de vuelta con gráficos mejorados en 4K y sus dos expansiones narrativas incluidas. Pero, ha pasado más de una década. ¿Qué nos cuenta este Alan Wake Remastered?

La historia se centra en Alan, un famoso escritor de novelas de misterio que viaja de vacaciones al alejado pueblo de Bright Falls para intentar reconducir junta a su mujer su creatividad perdida. Una vez allí, su mujer desaparece misteriosamente y todo parece rodearse de una oscuridad que posee a los habitantes.

DualSense Cosmic Red para PS5

DualSense Cosmic Red para PS5

Nuevo controlador DualSense para PlayStation 5 en color Rojo Cósmico.

Cómpralo al mejor precio

Mientras Alan escapa de los poseídos, esos misteriosos atacantes, debe desentrañar tres misterios: ¿qué ha pasado con su mujer, a la que recuerda en extraños fogonazos? ¿Qué es esta oscuridad que vuelve asesinos a todos y parece poseer hasta los objetos del escenario? 

¿Y por qué encuentra páginas de un manuscrito, escritas por él mismo, que cuentan acontecimientos que acaban haciéndose realidad?

 Como en todo buen juego de Remedy (creadores de Control o Max Payne, entre otros juegos de corte similar al que nos ocupa), la historia y la narrativa juegan un papel crucial en el desarrollo. 

Muchos definirán Alan Wake Remastered como un juego de terror (de hecho, lo hace la propia Remedy), pero más que miedo, esta experiencia nos ofrece un suspense irresistible, que nos incita a jugar más y más para entender qué sucede.

La dinámica de juego es más bien propia de una aventura de acción. Manejamos a Alan Wake en tercera persona y hemos de encontrar armas con las que defendernos de los poseídos, a la par que esquivamos sus ataques. Estos poseídos son seres de oscuridad así, que antes de dispararles, hemos de debilitarlos con la luz de nuestra linterna.

Por tanto, con la única ayuda de un sencillo "radar", el juego nos insta constantemente a buscar la luz, pues si nos colocamos debajo de una farola o encendemos algún foco delante de ellos, los enemigos desaparecerán y recuperaremos salud. La luz de estas farolas es espesa, como si nos arropara para protegernos.

Así, una escopeta puede ser contundente, pero lo es aún más una granada de iluminación, que puede acabar con varios enemigos de golpe. Además, la luz de nuestra linterna puede alumbrar pistas en las paredes que nos lleven a munición extra.

Esa necesidad constante de vigilar la luz, ya sea con las pilas que colocamos en la linterna para recargarla como la de lugares que nos indiquen el camino a seguir hacen que vivamos muchos momentos tensos y nos sintamos casi desnudos cuando corremos en un bosque completamente oscuras, con los árboles y el viento rugiendo a nuestro alrededor.

Alan Wake Remastered

Además de enfrentarnos a los enemigos, tenemos algunos momentos de puzzle espacial, con plataformas o maquinarias que hay que colocar en el sitio adecuado para avanzar. En cualquier caso, esos retos son bastante sencillos y el verdadero desafío suele estar en los enfrentamientos.

Dedicarnos solo a esas tareas principales ya es suficientemente entretenido, pero Alan Wake Remastered pica constantemente nuestra vena coleccionista. Por un lado, podemos buscar por el escenario las páginas de nuestro manuscrito.

Si las vamos leyendo, nos cuentan acontecimientos que acabamos de vivir o bien otros que sucederán en un futuro, pero narrados de forma críptica, como en una novela de Stephen King, para que no entendamos del todo qué nos espera. En cierto modo, recuerdan a esos presagios que encontramos en los juegos de Supermassive Games.

También podemos recoger 100 termos de café, que no aportan nada al juego, salvo darnos logros o trofeos, en un recordatorio de ese boom por los puntos de logros que tuvimos en el cénit de Xbox 360.

 Hay otros extras que descubrimos en el juego, como televisiones en las que podemos ver capítulos enteros de una serie inventada para el juego, La noche se levanta, que es una genial parodia de clásicos como The Twilight Zone. También podemos hallar radios en las que los habitantes de Bright Falls comentan lo que está sucediendo.

Por cierto, para este remaster de Alan Wake se ha añadido un coleccionable extra: unos códigos QR que hay en ciertas paredes. Si los escaneamos con nuestro móvil de verdad, nos llevarán a unos vídeos de Youtube creados por Remedy, en los que Alan recapacita sobre ciertos acontecimientos. Mola, ¿verdad?

Alan Wake Remastered

Ese apoyo tan fuerte en la narrativa es lo que hace de Alan Wake Remastered una experiencia tan magnética. Realmente, queremos saber qué sucede con Alan: si es todo fruto de su imaginación enferma, si de verdad hay algo oscuro, quiénes son estos personajes tan extraños que hay a nuestro alrededor...

Hasta tal punto es clave cómo se construye la historia, que el juego se divide en 6 episodios, los cuales suelen acabar con un cliffhanger y arrancan con un resumen que nos dice "anteriormente, en Alan Wake...", al estilo de series como Perdidos o Héroes, que nos volvieron locos por el suspense televisivo una década atrás.

El apartado sonoro está a la altura con melodías inquietantes que van dando paso a la acción cuando tocan los enfrentamientos, pero sobre todo destaca un doblaje al castellano que sí, se ha mantenido en este remaster. Así, Alan tiene la voz elegante de Lorenzo Beteta, la voz de Fox Mulder en Expediente X... O de Leon Kennedy en las entregas más recientes de Resident Evil.

¿Y qué hay del remaster en sí? ¿Aguanta el tipo un juego de hace dos generaciones de cara a los estándares actuales? Lo cierto es que sí... Y sorprendentemente bien. Es cierto que las animaciones y expresiones son bastante escuetas y robóticas para lo que estamos acostumbrados ahora, pero todo lo demás consigue atrapar.

Alan Wake Remastered

Por un lado, los modelos de Alan y los personajes secundarios han ganado detalle durante las escenas de corte (si bien a veces "bizquean" un poco) y, sobre todo, se nota que las texturas de los escenarios en HD ayudan a sumergirnos en el ambiente. La resolución que llega hasta a 1440p escalado a 4K y 60 fps en las versiones de PS5 y Xbox Series X.

Las versiones base de PS4 y Xbox One van a 30 FPS, con 1080p y 900p de resolución, respectivamente. Por su parte, PS4 Pro y Xbox One X pueden jugar con el modo rendimiento o el modo resolución para ir más allá, mientras que las consolas más recientes no dan a alegir, porque no hace falta: ya se ve de lujo.

Alan Wake Ramastered

Lo mejor son los efectos atmosféricos, con las sombras moviéndose a toda velocidad por los árboles, mientras el escenario se va derrumbando a nuestro alrededor y la niebla acecha en la distancia.

Lógicamente, la experiencia gráfica no es taaan potente como la de juegos creados más recientemente, pero se han añadido los cambios necesarios para que nos "creamos" que estamos ahí, inmersos en este misterio.

La narrativa, con los monólogos de Alan y las conversaciones con los personajes, hace el resto para construir una experiencia que es un homenaje explícito a las obras de Stephen King, a Twin Peaks o a las novelas pulp del siglo XX.

Alan Wake Remastered es, además, un testimonio de aquella época en la que las aventuras de acción dieron un paso adelante en la narrativa (¿recordáis juegos como The Darkness, Spec Ops: The Line o los propios Bioshock?), lo que sirvió para crear historias tan apasionantes como esta.

Superar la aventura os llevará entre 10 y 15 horas, según os entretengáis con el coleccionismo de objetos e historias, pero no tengáis prisa por avanzar, más allá de huir de la oscuridad. En Bright Falls os sentiréis tan extrañamente reconfortados como al saborear un café recién hecho.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Sin ser pasmoso visualmente, ha conseguido renovarse para estar a la altura de las circunstancias, mientras que su historia no necesitaba alteración alguna: sigue ofreciendo una atmósfera tan irresistible como siempre.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Su narrativa, que sigue siendo tan atrayente ahora como antes. Cómo construye su atmósfera con monólogos, personajes secundarios...
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Algunos efectos y animaciones denotan el paso de 11 años.

Versión comentada: PS5

Hobby

85

Muy bueno

Y además

Alan Wake Remastered

Plataformas:

PC, PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X

Lanzamiento:

Más artículos