Comparativa DOOM Switch vs PS4
Análisis

Análisis de DOOM el FPS más brutal para Nintendo Switch

Por David Martínez

Versión comentada: Nintendo Switch

En nuestro análisis de Doom para Nintendo Switch hemos descubierto que sólo hay dos maneras de librarse del infierno: portarse bien... o salir de allí a tiros, armados con un impresionante arsenal y derribando a un ejército de demonios.

Hace un año DOOM nos dejó impresionados con el reinicio de la saga en PS4, Xbox One y PC. Tras la cancelación de Doom 4, nos encontramos con un "shooter" clásico en el planteamiento -en que regresaba el uso de botiquines, los saltos y la acción sin descanso- pero terriblemente fresco. Es un caso muy similar a lo que ha ocurrido hace unas semanas con Wolfenstein II The New Colossus.

Para sorpresa de propios y extraños Doom llega a Nintendo Switch (es el primer FPS que podemos disfrutar en la consola híbrida, y uno de los juegos con ambientación más adulta del catálogo) con la misma fuerza del juego original.  Desde el primer segundo, en que nuestro personaje -un marine espacial- despierta encadenado a una mesa de pruebas (a merced de los demonios) sentimos la descarga de sangre y adrenalina. No podíamos estar más de acuerdo con la primera voz que se escucha: "ellos son furiosos, brutales y despiadados. Pero nosotros seremos peores."

¡Y vaya si lo somos!. Armados con un arsenal muy "creativo", en que destacan la sierra mecánica, la escopeta de cartuchos, el rifle de asalto pesado y la inevitable BFG 9000, nos abrimos paso por 13 niveles con un diseño muy vertical, que se extienden en otras tantas horas de campaña, y en los que no paramos de despedazar criaturas del averno. Es un desarrollo frenético que no se parece a otros FPS; no tiene sentido escondernos tras una cobertura para acabar con los enemigos de forma estratégica, sino lanzarnos de bruces al combate, sin dejar de movernos, de disparar, ni de recoger botiquines y piezas de armadura.  

Análisis de DOOM en PS4, Xbox One y PC

La ambientación, en una base en Marte y en el inframundo sigue resultando muy impresionante, e incluso los giros argumentales (que en un juego como éste podían haber pasado a un segundo plano) son bastante efectivos, así como la historia de Olivia Pierce, el Proyecto Lázaro y los miembros desaparecidos de la UAC. Los nostálgicos tienen además la satisfacción extra de encontrarse con monstruos clásicos (como el imp, el caballero del infierno o el cacodemonio) rediseñados.

Doom para Switch

Movimientos finales

Esta planteamiento -todo un homenaje al primer Doom- se completa con la posibilidad de ejecutar golpes finales. Cuando un enemigo está debilitado aparece rodeado por un aura de color naranja o azul, que indica que lo podemos "rematar" con un espectacular ataque cuerpo a cuerpo y así recuperar energía y munición. Y esto le da un dinamismo extra al desarrollo.

Doom Switch 3

Las armas pueden mejorarse con modificadores, que se activan con el gatillo izquierdo (en DOOM no hay necesidad de apuntar con la mira) y la armadura de Pretor también se modifica, cumpliendo los desafíos que nos indica Vega, la Inteligencia Artificial de la base marciana. Para ponerle la guinda, lo mejor del desarrollo son los enfrentamientos contra enemigos finales, de diseño espectacular (y bastante duros).

Puede que parezca un desarrollo hecho a puñetazos, en el que no tenemos tiempo para respirar, pero la exploración tiene sus recompensas, y si buscamos con cuidado en cada rincón de los escenarios, encontraremos objetos coleccionables y guiños a los juegos clásicos. 

Doom para Switch

La campaña es el eje central del juego, y se puede jugar en modo normal o arcade. Este último, nos permite afrontar cada nivel con todas las mejoras desbloqueadas, mientras acumulamos puntos por las muertes causadas (y multiplicadores por los enemigos que hayamos eliminado de forma consecutiva). Es como si subiese una marcha más, en un estilo de juego que ya de por sí resultaba "acelerado". Y resulta igualmente entretenido. 

Doom Switch

Pero DOOM también tiene un frenético modo multijugador (que en este caso incluye las mejoras de los tres DLC que se publicaron a lo largo de este año, y que sobre todo afectan a la evolución del personaje). Además de los modos tradicionales -con sus teleportadores, trampolines y potenciadores- el juego innova con opciones como Sendero de guerra, en que los equipos deben controlar zonas en movimiento o Tocar y congelar, en que debemos dejar paralizados a los miembros del equipo rival y rescatar a nuestros compañeros. 

Doom Switch 6

Los tres DLC que hemos mencionado, Unto the Evil, Hell Followed y Bloodfall, añadían la posibilidad de jugar como tres tipos de demonio, tres armas y nueve mapas (en total hay 18) además de mejorar el sistema de evolución de los personajes con un sistema de runas. Con todo, este multiplayer online para 12 no es tan profundo como el de otros "shooter", ni por ritmo de juego ni por opciones de personalización y progreso. Como se trata del único FPS disponible por el momento en Switch (aunque en este estilo puede competir con Splatoon 2) tiene un atractivo adicional. 

Doom para Switch

La versión de Switch

Desde que se anunció esta versión para Nintendo Switch, teníamos dudas acerca de cómo iba a resolver la carga gráfica del juego original. Lo primero que hay que aclarar es que la sensación del juego es exactamente la misma que teníamos cuando lo probamos en PS4, Xbox One y PC; las diferencias gráficas no afectan a la enorme diversión, la música rockera y el estilo salvaje del juego. 

Doom Switch 4

En modo portátil, a 720p y 30 FPS (una reducción significativa) la verdad es que el juego no deja de sorprender. Es increíble contar con un "shooter" como DOOM y poder llevárnoslo a cualquier parte. Hasta el control se ha resuelto de una forma muy efectiva, y no echamos de menos el mando PRO. Si hay que ponerle algún pero, el tamaño de la fuente es ilegible en algunos casos, y los efectos de sonido no son tan contundentes (aunque la música y voces en castellano suenan muy bien). 

Doom Switch 7

Pero si jugamos en modo TV las carencias se hacen mucho más evidentes. La tasa de frames cae de manera ocasional y afecta a algunos combates, los escenarios no están tan detallados, y algunos efectos de partículas, iluminación y transparencias pierden bastante.   

Quizá la carencia más importante sea Snapmap. Si lo recordáis del juego original, se trataba de un editor de mapas bastante completo, que nos permitía generar nuestros propios niveles, con eventos, generadores de criaturas y piezas decorativas... y luego compartirlas con la comunidad.  

Doom Switch 5

Diversión a lo bestia

DOOM es puro videojuego. Ofrece diversión inmediata y sin complicaciones (con unos niveles de gore que rozan la parodia). Evidentemente un juego con un apartado visual tan exigente "sufre" con el paso a Switch, pero la conversión conserva los elementos esenciales, y sobre todo sigue resultando una bestia en cuanto a diversión.  

Doom Switch 2

Y como hemos mencionado antes, es el primer FPS que se atreve con la consola de Nintendo... y que sale airoso del trance. Incluso en modo portátil, el juego de Bethesda e id Software se juega de maravilla, y nos devuelve a la edad dorada del género, cuando la acción se imponía sobre todo lo demás.  

Valoración

Pese a que técnicamente no alcance el original de 2016, DOOM se beneficia de otras ventajas en Switch, como su portabilidad. Sigue siendo un FPS emocionante y brutal, con una campaña muy divertida y un multijugador sólido.

Hobby

85

Muy bueno

Lo mejor

DOOM portátil, tan salvaje y divertido como hace un año.

Lo peor

El apartado técnico "sufre" con caídas de frames y menor resolución que en el juego original.

Y además