Final Fantasy VII Nintendo Switch Xbox One
Análisis

Análisis de Final Fantasy VII para Nintendo Switch y Xbox One

Por Álvaro Alonso

Versión comentada: Nintendo Switch

Análisis de Final Fantasy VII para Nintendo Switch y Xbox One. Más de 20 años después de su lanzamiento original, uno de los mejores y más icónicos JRPG de la historia llega las plataformas de la Gran N y Microsoft. Os contamos qué se siente al revivir la odisea de Cloud, Aeris, Sefirot y compañía.

Han pasado la friolera de 22 años desde que Final Fantasy VII se lanzó para la primera PlayStation, convirtiéndose en un clásico instantáneo. El salto a las 3D de la saga de Square Enix (por aquel entonces todavía Squaresoft), con todo su encanto y combates por turnos, conquistó a los jugadores de todo el mundo, pero fue la historia de Cloud, Barret, Tifa, Aeris, Red XIII, Cait Sith, Cid, Yuffie, VincentSefirot, AVALANCHA Y SOLDADO lo que hizo que millones de personas se enamoraran de Final Fantasy VII, y que, aun a día de hoy, esté considerado como uno de los mejores juegos de todos los tiempos.

Análisis de Final Fantasy VII para PlayStation, la leyenda JRPG

Desde entonces, Final Fantasy VII se ha convertido en un fenómeno cultural, que vivió una suerte de segunda edad de oro con el lanzamiento en 2004 de la Compilation of Final Fantasy VII, que incluía: Crisis Core (precuela para PSP), Dirge of Cerberus (spin-off para PS2), Advent Children (película de animación 3D) y Before Crisis (juego para teléfonos móviles que nunca salió de Japón).

Su éxito ha provocado que a lo largo de la historia hayamos visto versiones de Final Fantasy VII para distintas plataformas, desde la original para PS1 hasta las versiones para dispositivos móviles, pasando por el port para PS4. Y eso sin contar el remake de Final Fantasy VII anunciado en el E3 2015, que va camino de convertirse en la nueva quimera del mundo de los videojuegos.

Hazte con la figura Play Arts Kai de Cloud en FFVII Remake

Curiosamente, y pese a los lazos que han unido a la Gran N con la saga de Square Enix (recordemos que el primer Final Fantasy se lanzó para NES), Final Fantasy VII jamás había llegado a una consola de Nintendo... o de Microsoft. Hasta ahora, porque desde el pasado 26 de marzo, es posible descargar Final Fantasy VII para Nintendo Switch y Xbox One. Se trata de la misma versión que llegó a PS4 en 2015 (que a su vez era un port de la versión de PC de 2013), con modelos en alta definición y diversas mejoras. Os contamos todo lo que ofrece en nuestro análisis de Final Fantasy VII para Nintendo Switch y Xbox One.

Final Fantasy VII Nintendo Switch

Meteo

No vamos a perder demasiado tiempo explicando los entresijos de Final Fantasy VII porque, a estas alturas, tendríais que haber pasado los últimos 20 años congelados para no saber de qué va o qué consiste, al menos a grandes rasgos. Sólo diremos que, en materia jugable, sigue siendo un título que se disfruta una barbaridad. Pese a todos los cambios y renovaciones que han introducido las entregas posteriores, el sistema de combate ATB (Active Time Battle) funciona como un reloj suizo: es dinámico, divertido, estratégico y la dificultad está lo suficientemente bien equilibrada como para que no nos durmamos en los laureles. El sistema de Materia quizás no sea tan complejo como el de otros JRPGs, pero aun dentro de su sencillez, la gran cantidad de habilidades diferentes da pie a muchísimas posibilidades y combinaciones.

Además, es sorprendente lo variado que resulta el desarrollo de Final Fantasy VII, y en todo momento tenemos la sensación de estar haciendo cosas distintas, muchas de ellas con minijuegos de por medio: concursos de flexiones, secuencias de acción en moto, circuitos de snowboard, carreras de chocobo, un minijuego al más puro estilo RTS... Y todo eso, claro, sin olvidar todo el desarrollo clásico de un JRPG, con exploración y batallas por turnos. Las primeras horas son bastante lineales, pero una vez que abandonamos Midgar el mundo se abre ante nosotros. En definitiva, Final Fantasy VII sigue siendo uno de los JRPG más variados que nos hemos echado a la cara; cuesta cansarse o aburrirse. Es más, al fijarnos en los exponentes actuales del género, sorprende lo poco variados que son en comparación. 

Final Fantasy VII Nintendo Switch

Lo que no ha envejecido tan bien es el apartado gráfico, especialmente en lo que se refiere a los modelos de los personajes fuera de combate. Suponemos que el estilo super deformed tiene su público, pero creemos que habrían envejecido mejor si se hubiesen utilizado los mismos modelos que en los combates. Además, el aumento a alta resolución hace que "chirríen" bastante al verlos en movimiento sobre los fondos pre-renderizados. Resulta todo un ejercicio ponerse en pleno 2019 ante esta clase de escenarios, más sencillos de implementar pero también muy trabajados. Y como en el desarrollo, hay una gran variedad: pequeños pueblos, ciudades costeras, aldeas de estilo asiático... Pero la palma se la lleva Midgar, con su aspecto sucio y aglutinado, cercano al cyberpunk.

En las batallas, sin embargo, Final Fantasy VII luce mucho, mucho mejor: no existe esa disparidad entre modelos y escenarios, y la calidad de personajes, enemigos y ataques especiales (especialmente las impresionantes invocaciones) sigue estando a un gran nivel. Por otro lado, las míticas secuencias FMV se han dejado tal y como estaban, lo que significa que la resolución y el bitrate del audio son muy bajos. Pero estamos hablando de un título que se lanzó hace más de 20 años, y que en su momento fue lo más puntero, así que sería injusto quejarse de su apartado gráfico.

La banda sonora de Final Fantasy VII, pese a las limitaciones de la época (compuesta en formato MIDI) sigue siendo simplemente mágica. Sin duda uno de los mejores trabajos de Nobuo Uematsu, y eso son palabras mayores. Desgraciadamente, la versión de Final Fantasy VII para Nintendo Switch reintroduce un bug sonoro: al salir de una batalla aleatoria, el tema de exploración que está sonando en ese momento se reinicia, lo que significa que en muchas secciones estamos escuchando la misma parte de la canción una y otra vez.

También hay un nuevo error que se produce en ciertas ocasiones cuando hay una transición de escena FMV a gameplay, haciendo que durante apenas un segundo se muestre la pantalla en negro. No son fallos que estropeen la experiencia, y en el caso del primero Square Enix ya lo solucionó en la versión de PC, pero reintroducirlo demuestra poca atención por su parte.

Final Fantasy VII Nintendo Switch

Lo que no ha cambiado es la traducción al español de Final Fantasy VII, que sigue siendo desastrosa. En esta versión se corrigieron dos de los fallos más... populares: el "allé voy" y el "su fiesta le espera en el piso de abajo", pero sigue habiendo innumerables faltas de ortografía, frases sin sentido, traducciones incorrectas o excesivamente libres... Cuesta creer que alguien diese luz verde a una traducción tan pobre y que complica bastante seguir el hilo del argumento. Pero eran otros tiempos, y siendo justos, el script inglés tampoco era para tirar cohetes...

Para terminar, esta versión de Final Fantasy VII incluye algunos cambios en la mejora de la calidad de vida, como que correr sea la velocidad por defecto de Cloud. También incluye tres "trucos" para facilitar el juego o hacer diversas partes más llevaderas: velocidad x3, eliminación de las batallas aleatorias y posibilidad de recuperar toda la VIT, PM y rellenar la barra de Límite al instante con tan solo pulsar un botón. Son buenos añadidos, especialmente si ya os conocéis Final Fantasy VII de memoria.

Valoración

Uno de los mejores JRPG de la historia. Ha envejecido mejor en unos aspectos que otros, pero sigue siendo un viaje mágico que cualquier amante del género podrá disfrutar sin problemas. Pese a que no es la mejor que existe, el hecho de que se lance por primera vez en consolas de Nintendo y Microsoft ya es motivo de celebración.

Hobby

90

Excelente

Lo mejor

Historia, personajes, banda sonora, variedad, contenido... Es Final Fantasy VII; poco más se puede decir

Lo peor

Esta versión presenta algunos fallos que se habían corregido anteriormente, aunque ninguno demasiado grave. La traducción es desastrosa.