Hyper Light Drifter Nintendo Switch
Análisis

Análisis de Hyper Light Drifter para Nintendo Switch

Por Álvaro Alonso

Versión comentada: Nintendo Switch

Análisis de Hyper Light Drifter: Special Edition para Nintendo Switch. Toda la belleza, misterio y desafío de la joya indie de Heart Machine llegan a la consola híbrida, junto a contenido inédito.

Bajo el nombre de Hyper Light Drifter: Special Edition llega a Nintendo Switch uno de los juegos indie que más ruido ha causado durante los últimos años. Anunciado como un título que rendía homenaje a la era de los 16 bits -especialmente a juegos como The Legend of Zelda: A Link to the Past- y con un estilo pixel-art muy similar al de Superbrothers: Sword & Sworcery EP pero infinitamente más colorido, la obra de Heart Machine consiguió llamar la atención de gran parte del público.

Pero cuando Hyper Light Drifter se puso a la venta en 2016 para PC (llegaría meses después a PS4 y Xbox One), nos encontramos con un juego muy distinto a lo que los tráileres nos habían hecho imaginar. Su brutal dificultad supuso un muro infranqueable para muchos, que terminaron abandonándolo con el rabo entre las piernas, y su narrativa, deliberadamente confusa y misteriosa, consiguió sembrar muchas preguntas... Y ninguna respuesta.

Hyper Light Drifter prometía ser un Zelda indie adornado con luces de neón. Y menos mal que no fue así.

Hyper Light Drifter

Alex Preston, su principal responsable, nació con una enfermedad congénita del corazón (de ahí vienen tanto el nombre de Heart Machine como los varios retrasos que sufrió durante su desarrollo), y con Hyper Light Drifter ha plasmado una vida bajo esas condiciones. Condiciones que trasladadas al idioma virtual no van a ser nada favorables para el jugador, pero ahí reside precisamente la magia de la obra y el motivo que la hace tan especial.

Aprovechando que Hyper Light Drifter: Special Edition está disponible en la eShop de Nintendo Switch desde el pasado 6 de septiembre, y que en esta casa no llegamos a analizar ninguna de sus versiones, hoy os traemos el análisis de Hyper Light Drifter para Nintendo Switch.

Hyper Light Drifter Nintendo Switch
Y si no tenemos bastante, Hyper Light Drifter esconde desafíos opcionales terriblemente complicados.

Fuego camina conmigo

En Hyper Light Drifter la historia se narra a través de las imágenes que componen algunos diálogos (no hay líneas de texto) y las secuencias "lynchianas" que se reproducen en ciertos momentos. Muchos de los acontecimientos están pensados para ser interpretados por el jugador, así que preparaos para tener la sensación de "¿qué demonios está pasando aquí?" desde el minuto uno.

Pero lo básico queda (más o menos) claro desde el mismo principio: nos ponemos en la piel del Drifter, una criatura de aspecto humanoide que ha contraído una enfermedad que le provoca vómitos constantes, y que parece estar conectada a una extraña criatura de oscuridad que le persigue allí donde va. Con el objetivo -suponemos- de encontrar una cura, el Drifter emprende un viaje a través de un mundo que ha sido víctima de algún tipo de Apocalipsis nuclear, y donde naturaleza, tecnología y esoterismo se funden.

Hyper Light Drifter Nintendo Switch

Superada la introducción llegamos a la ciudad que actúa como HUB durante el resto de la aventura, y como  punto desde el que decidimos qué hacer a continuación: el grueso de Hyper Light Drifter se compone de cuatro zonas, cada una con su propia temática (una montaña nevada, un templo en mitad de un lago cristalino...), que podemos superar en el orden que nos plazca. Una forma geométrica en el centro de la ciudad se encarga de marcar el progreso: para poder avanzar, debemos encontrar cuatro fragmentos de energía en cada una de las zonas.

En la ciudad también es donde conocemos a algunos de los NPC que nos permiten comprar mejoras para las armas, nuevas habilidades, movimientos... Y participar en algún que otro minijuego (hay gente que ha muerto tratando de superar el dash challenge). Esta es la forma que tenemos de mejorar al Drifter, y todo cuanto te puede considerar RPG en la obra; no hay niveles o experiencia, más allá de la que adquirimos nosotros como jugadores tras cada enfrentamiento.

Y tampoco esperéis puzles. Hyper Light Drifter se compone principalmente de acción y exploración, pero ambos elementos están tan bien llevados que no echaréis en falta rompecabezas.

Hyper Light Drifter Nintendo Switch
Para llegar a Tower Climb, la nueva zona, primero hay que superar un misterioso bosque.

La exploración nos convierte en arqueólogos improvisados, con la constante impresión de estar desentrañado los misterios de una antigua civilización. A pesar de los peligros, hay una extraña sensación de paz y tranquilidad en los escenarios que hace que recorrerlos sea una experiencia muy evocadora. Todos están, además, plagados de secretos y bifurcaciones ocultas, que siempre llevan a algo útil: desde packs de salud hasta las valiosas (y limitadas) piezas que intercambiamos por mejoras en la ciudad. Explorar y descubrir es, ante todo, gratificante.

Los combates, por su parte, son los puzles de Hyper Light Drifter. Podemos usar la espada para atacar con la contundencia y la velocidad de un guerrero ninja, pero los golpes rara vez hacen que los enemigos pierdan el equilibrio, así que debemos medir muy bien el momento antes de lanzarnos. También podemos empuñar un arma de fuego para atacar a distancia, pero los disparos están limitados por una munición que se recarga al atacar cuerpo a cuerpo y, si queremos apuntar con precisión, nuestro personaje ha de permanecer quieto en el sitio. Disponemos en último lugar de un veloz movimiento dash para ponernos fuera de peligro, pero si queremos encadenarlo no podemos machacar el botón asociado, sino que hay que realizarlo con un ritmo muy concreto, que requiere nervios de acero para ser capaces de usarlo de forma efectiva en combate.

Hyper Light Drifter

Como veis, todas las mecánicas del combate de Hyper Light Drifter están diseñadas con la idea de riesgo/recompensa. Unido al hecho de que nuestro personaje puede caer con una facilidad pasmosa, nos encontramos con que cada enfrentamiento es un complejo examen donde un simple fallo puede determinar el suspenso. Os sorprenderá la facilidad con la que se puede fracasar en un enfrentamiento, y cómo ese mismo enfrentamiento, una vez descubiertos los tipos de enemigos y sus patrones, se puede superar también en un abrir y cerrar de ojos.

Es un juego cuya dificultad no apta para todos los públicos (especialmente en el caso de los jefes) sólo es equiparable a la satisfacción tras completar un combate. Barrer una sala de enemigos a la velocidad del rayo, volando de enemigo en enemigo, dejando un rastro de cuerpos y sangres detrás, es algo de lo que resulta difícil cansarse. Para evitar la desesperación, Hyper Light Drifter cuenta con un sistema de auto-guardado muy permisivo: salvo en desafíos concretos, si caemos durante un combate aparecemos en un punto inmediatamente anterior. Y en caso de que nos supere, existe la posibilidad de elegir una dificultad para "recién llegados" al iniciar la partida.

Hyper Light Drifter

Aquí es donde, desgraciadamente, queda en evidencia el aspecto negativo más grave de la versión de Hyper Light Drifter para Nintendo Switch, y es que le cuesta mantener los 60fps con los que se promociona, sobre todo cuando tienen lugar combates contra un gran número de enemigos. En otros juegos esto podría no ser un gran problema, pero en un título cuya acción requiere una precisión quirúrgica, esas ralentizaciones suponen una diferencia abismal entre la vida y la muerte.

Aprovechando la ocasión, Hyper Light Drifter: Special Edition también incluye contenido inédito, a saber: una nueva zona, no demasiado larga y complicada, pero que culmina con el enfrentamiento contra un nuevo jefe que hará que perdáis años de vida; un nuevo set de equipo, obtenido tras vencer al mentado jefe y que permite descubrir secretos con mayor facilidad; y dos nuevas armas: un lanzamiento de espada a distancia (con vuelta) y una pistola que congela a los enemigos en el sitio. Ninguna de estas dos armas se pueden mejorar, por desgracia.

Hyper Light Drifter Nintendo Switch
El nuevo jefe os va a hacer sufrir.

En general, estos añadidos no suponen un mundo de diferencia, pero hay que tener en cuenta que esta versión contiene absolutamente todo el contenido lanzado para Hyper Light Drifter hasta la fecha, incluyendo cosas que a día de hoy siguen siendo exclusivas de PC (como la posibilidad de jugar con el Alt Drifter una vez terminada la partida). En definitiva, la versión de Switch de Hyper Light Drifter es la más completa de cuantas se han lanzado. 

¿Problemas de almacenamiento en Switch? Amplia su capacidad con estas tarjetas microSD

Visualmente sigue siendo una maravilla, aunque eso ya salta a la vista. Su apartado artístico cargado de color y píxeles entra con facilidad por los ojos, pero hay que destacar las fantásticas animaciones de combate del Drifter, principales culpables de la contundencia de sus golpes. Y la banda sonora, compuesta por sonidos electrónicos pasados por el filtro retro, logra que pese a no tener temas especialmente memorables, funcione a la perfección dentro del propio juego, sirviendo como ambiente para crear una atmósfera onírica.

Hyper Light Drifter Nintendo Switch
El nuevo atuendo viene acompañado por una nueva skin para el pod y una espada de color rosa. Juntos, lucen genial.

Puede que no estemos ante la versión definitiva y, desde luego, no es un juego para todo el mundo... Pero tampoco intenta serlo. Como la vida de Preston, Hyper Light Drifter puede ser despiadado y cruel. Pero si no os asustan los desafíos ni las historias narradas de forma poco convencional, descubriréis que no está carente de misterio y belleza.

Valoración

La versión para Nintendo Switch de Hyper Light Drifter está lejos de ser la definitiva, pero sus imperfecciones no evitarán que su mundo os atrape y que vibréis (y sudéis) con sus combates. Dependiendo del prisma con el que se contemple, el juego de Alex Preston puede ser una joya o una simple piedra... Y en nuestro caso brilla como un diamante.

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

Su estilo artístico y banda sonora. Su ambientación, misteriosa y bella a partes iguales. El combate: preciso, contundente y muy exigente.

Lo peor

Bajadas de FPS muy habituales. Su dificultad y forma de contar la historia no son para todo el mundo.