No Heroes Allowed VR
Análisis

Análisis de No heroes allowed! VR para PlayStation VR

Por Daniel Quesada

Versión comentada: PS4

¡Es bueno ser malo! Al menos, de vez en cuando. El nuevo juego de PlayStation VR nos permite comandar nuestras huestes en un tablero lleno de monstruosos incentivos.

Normalmente, nos obsesionamos con que la realidad virtual nos permita meternos en intensas aventuras en primera persona o en experiencias de terror que nos den un vuelco al corazón. Pero amigos, también hay hueco para propuestas diferentes, con las que podemos disfrutar igualmente. Tal es el caso de No Heroes Allowed! VR, la siguiente entrega de la saga iniciada con What did I do to deserve this, my lord? En esta saga de estrategia, nos ponemos en la piel de los villanos y hemos de tender trampas para que los héroes bonachones sucumban bajo nuestro yugo.

No Heroes Allowed! VR para PlayStation VR nos convierte en el Dios de la Destrucción (nada que ver con Beerus de Dragon Ball Super) que, gracias a los consejos del malvado Badman y su hija Badmella, deberá conquistar todos los territorios a base de desplegar sus monstruos.

¿Aún no tienes PlayStation VR? Hazte con uno con este pack.

Nosotros vemos un tablero, similar al de un juego de estrategia en vivo, en el que podemos divisar los puntos clave antes de que arranque la acción: el castillo principal, pequeñas aldeas, puentes... El objetivo final de cada tablero es destruir el castillo principal antes de que acabe el plazo estipulado. Nuestra base se despliega en el otro extremo del tablero y esta genera un "área de efecto" a su alrededor. Nuestros monstruos solo pueden moverse dentro de ese área, que aumentamos colocando nuevos nidos de monstruos. Cada nido aumentará un poco nuestro área de alcanza hasta que estemos lo suficientemente cerca del castillo. Pero claro, colocar nidos consume puntos de carisma, por lo que hemos de recuperarlos derrotando a los caballeros que nos salgan al paso.

No Heroes Allowed! VR

Es importante vigilar dónde colocamos los monstruos: algunas razas se comen a las otras y, si una raza no es alimentada durante un tiempo, sus monstruos comienzan a morir de hambre. Por suerte, hay ciertos árboles que pueden alimentar a nuestros bichos durante un tiempo.

Como decíamos, el mapa esconde numerosos puntos clave: si hay aldeas cerca, nos veremos sometidos al ataque de los héroes, pero si las destruimos rápido, ganaremos un porrón de puntos de carisma y aumentaremos mucho nuestra área de efecto. Pero ojo, los héroes pueden intentar reconquistarla... Como en otros juegos de estrategia en tiempo real, hemos de vigilar todo el mapeado a la vez para que no se nos desparramen las tropas por el lugar equivocado. Usar los monstruos voladores para atravesar ríos o los más duros para asaltar torres es fundamental. Al acumular éxitos, podemos usar nuestras habilidades GOD para dar la vuelta a la tortilla. Se trata de poderes especiales que se pueden usar en pocas ocasiones, pero que resultan muy efectivos. Por ejemplo, tomar al asalto el propio castillo principal. Con estas herramientas, tendremos que superar 15 niveles llenos de insoportables héroes de brillante armadura.

Para batallar, ponte el casco... De RV

Hasta aquí, No Heroes Allowed! VR os estará pareciendo un juego de estrategia bastante convencional... Y de hecho, lo es. El hecho de que sea obligatorio jugarlo con PlayStation VR se nos hace un poco raro, ya que en realidad la realidad virtual no aporta mucho en lo jugable. Por supuesto, resulta muy divertido ver el tablero con sensación de tridimensionalidad o girar la cabeza para que Badmella nos dedique unas palabras, pero la cosa no pasa de ahí. Podemos rotar el tablero o ponerlo a diferentes alturas para ver la acción con otra perspectiva. Desde luego, la sensación de que estamos ahí, comandando las tropas desde las alturas, es total, pero más allá del efecto inicial, el juego podría haberse jugado sin PSVR y no habría pasado nada. Por otro lado, oye, no seremos nosotros los que nos quejemos de que se lancen más juegos para el periférico de PlayStation 4...

No Heroes Allowed! VR

Resulta simpático que el menú para desplegar a los monstruos y nuestros poderes sea nuestro DualShock 4 (este efecto os sonará de otros títulos como el propio Playroom). Al ponerlo ante la cámara, veremos un modelo 3D y "monstruoso" del mando desde el que, con par de movimientos de cruceta, podemos seleccionar las tropas que desplegaremos. Además, es posible colocar el cursor sobre un monstruo para "absorberlo" dentro del mando. Al absorber dos y agitar el mando, podemos fusionarlos y crear un nuevo tipo de monstruo más poderoso. Tras acabar un tablero, podemos acceder a un muestrario de los monstruos obtenidos y usar puntos de experiencia para subirlos de nivel (algo así como las evoluciones de Pokémon), con lo que cambian de aspecto y se vuelven más efectivos.

Jokes allowed!

Todo el aspecto gráfico del juego es muy desenfadado y las voces de Badman y Badmella resultan muy divertidas (ojo, todo está en inglés, sin subtítulos), con constantes bromas hacia nuestro personaje: nos deben servidumbre y nos lanzan reverencias, pero también lanzan puyitas muy afiladas.

No Heroes Allowed! VR

Atención también a las abundantes referencias a otros videojuegos, series... Ya que lo mencionábamos al principio, hay bromitas relacionadas con Dragon Ball, pero también guiños evidentes a The Legend a Zelda o incluso algunos diseños claramente inspirados en Wonder Boy... El tono distendido ayuda a que la experiencia sea muy entretenida y amena, aunque es cierto que puede resultar demasiado facilón para los que tengan experiencia en el género de la estrategia. Además, la interfaz es innecesariamente engorrosa al principio (con textos flotantes por doquier, explicando cada matiz de la partida), aunque tras los niveles iniciales todo se vuelve más cómodo.

En definitiva, No Heroes Allowed! VR es un juego simple, pero efectivo en su cometido, ideal para los que quieran una experiencia algo más relajada con su PlayStation VR y, de paso, quieran echarse unas risas. Y pardiez, a todo el mundo le gusta ser un líder maligno de vez en cuando.

Valoración

Quizá el uso del VR era innecesario, pero en cualquier caso tenemos un título de estrategia ligerito, desenfadado y muy entretenido.

Hobby

75

Bueno

Lo mejor

La divertida ambientación y lo bien que ofrece profundidad, a pesar de ser un juego tan "plano".

Lo peor

Solo está en inglés. El uso de la realidad virtual es más anecdótico que otra cosa.

Y además