ONINAKI
Análisis

Análisis de ONINAKI para PS4, Nintendo Switch y PC

Por David Rodríguez

Versión comentada: PS4

Oninaki es la nueva obra de Tokyo RPG Factory, los creadores de títulos como I am Setsuna o Lost Sphear. El nuevo JRPG del estudio nipón toma un camino diferente sin abandonar la esencia clásica del género. Oninaki se encuentra disponible a partir del 22 de Agosto para PS4, Nintendo Switch y PC.

El estudio Tokyo RPG Factory regresa con su nuevo título, Oninaki, un JRPG  que pretende atraer tanto a los jugadores más puristas del género, como a aquellos que desean experimentar otro tipo de aventura menos vista habitualmente. Los dos anteriores juegos de la compañía abordaban la idea de imitar y pulir los clásicos juegos de rol que pudimos ver en la década de los 90. I am Setsuna y Lost Sphear centraban sus esfuerzos en recrear esos juegos tan queridos del pasado y adaptarlos a los entornos 3D y a unas mejores animaciones. Tras dos títulos que presentaban el mismo corte, ahora, el estudio asociado a Square Enix nos presenta Oninaki, un apuesta que abre nuevos caminos dentro de los JRPG.

Oninaki presenta todos los componentes roleros que esperábamos ver en un título de Tokyo RPG Factory, pero deja entrever un cambio y una intención más experimental que le aleja de sus predecesores. La obra nipona enarbola la bandera del cambio sin abandonar los preceptos tradicionalistas de un mundo muy marcado. Esta trágica aventura recoge el legado de sus antepasados para darle un empujón hacia lo novedoso.

Fantasía, vida y muerte

Oninaki nos sumerge en un mundo realmente interesante. Este JRPG de acción transcurre en un reino fantástico donde la vida y la muerte se tocan formando una cultura y unas creencias basadas en la reencarnación. El jugador controla a Kagachi, un Watcher o Vigilante miembro de un cuerpo de élite que se encarga de velar por los habitantes del reino. El mundo de Oninaki se basan en la consolidada creencia de que cuando alguien muere, este se reencarna en otra persona. No obstante, esto no sucede si los familiares, seres queridos o el propio fallecido expresan sentimientos de pena, culpa, remordimiento o dolor.

Si por algún motivo esos sentimientos se manifiestan durante un tiempo indefinido, el alma del muerto vagará por una dimensión paralela a la de los vivos llamada Beyond, conviertiéndose en lo que denominan, Perdido. En ese más allá se permanece hasta que alguien busque el modo de solucionar el problema. Los Watchers son los que desempeñan ese papel. Estos Vigilantes tienen el poder de viajar entre ambas dimensiones con el objetivo de ayudar a los Perdidos. 

Oninaki

Como decíamos, nuestro personaje es un Watcher con un pasado trágico, que por fortuna cuenta con su maestro Kushi y su gran amiga Mayura. Bajo el punto de vista de Kagachi, viviremos una historia de corte épico que abordará temas de los más filosóficos y reflexivos

Historia bien desarrollada con brillantes destellos

La trama de Oninaki es mucho más interesante de lo que puede parecer a simple vista y aborda temas complejos y adultos que no esperábamos encontrar tan a simple vista. El discurso del título traza líneas paralelas con asuntos como el suicidio, los celos, el miedo a la muerte o el amor incondicional y los entrelaza con las historia principal. Quizás esta parte es la más tradicional, ya que se trata de la clásica aventura que representa el viaje del héroe que hemos podido ver en muchas películas, libros y videojuegos.

Conforme avanza el argumento conoceremos al gran enemigo del juego, Night Devil, que amenaza con destruir el mundo tal y como se conoce. Es cierto, la trama principal cuenta con potencial y hay giros inesperados "made in Japan", pero se basa en una aventura épica entre el bien y el mal, algo que sí hemos visto en otras obras. No obstante, tampoco defrauda y logra mantener un ritmo constante y ascendente durante la mayor parte de la narrativa. Lo que lamentamos es la ausencia de textos en español (solo en inglés), por lo que puede llegar a ser un gran impedimento jugar si se desconoce el idioma anglosajón. Como podréis imaginar, al ser un JRPG, la trama vive por y para los textos y diálogos entre personajes. 

Los 10 mejores juegos de rol (JRPG)

Los personajes tampoco cambian mucho en lo que respecta a otros juegos de rol japoneses. Kagachi es el típico protagonista orgulloso y reservado que poco a poco va abriéndose conforme avanza la trama Los demás, a excepción de Linne, una joven sin memoria, tampoco cuentan con una personalidad que nos haya sorprendido especialmente.

Oninaki

Pero el éxito narrativo de Oninaki se basa en el acierto al recrear un mundo muy característico que cuenta con una identidad propia y muy marcada. Hay intrigas, traiciones, corrupción y momentos épicos y sentimentales a partes iguales, por lo que no podemos quejarnos. Pero si buscáis algo animado y desenfadado, no lo encontrareis en Oninaki, ya que el drama es género que lleva la batuta de la narrativa. Aunque, ¿qué clase de JRPG sería sin esos dramones a los que nos han acostumbrado los nipones? 

Esta trama y el viaje entre los mundos de la vida y la muerte enlazan de buena manera con la jugabilidad.

Combate de acción con componentes roleros

Oninaki abandona los conocidos enfrentamientos por turnos y apuesta por el combate en tiempo real con gruesas pinceladas de hack-and-slash. A lo largo de la trama deberemos enfrentarnos a multitud de monstruos a la vez por distintos escenarios. Afortunadamente, no estaremos solos, ya que Kagachi tendrá la inestimable ayuda de los Daemons, personas que perdieron su memoria debido a su larga estancia en el más allá. Estos demonios se vincularán a nuestro personaje y le otorgarán habilidades únicas.

Cada Daemon es distinto y porta armas y características diferentes. Sin duda, esto es uno de los aspectos que más profundidad aporta al combate debido a que según vayamos mejorando a nuestros Daemons podremos utilizar diferentes ataques especiales con los que aniquilar a nuestros enemigos. Por ejemplo, Aisha porta una espada y los ataques especiales que realizamos junto a ella consisten en ligeros y rápidos deslizamientos y habilidosos cortes letales. Sin embargo, con Dia podremos hacer uso de ballesta y pistola para acabar desde lejos con nuestros oponentes y con Wil desataremos todo nuestro poder ofensivo con una gran hacha. Todos ellos pueden incrementar su fuerza Manifestándose, una mecánica que nos aumentará el poder de nuestros ataques.

Oninaki

Podemos llevar con nosotros un máximo de cuatro Daemons que alternaremos según nos plazca. En los puntos de guardado podremos cambiar esos Daemons por otros si nos apetece variar el registro. Cuando se combate con un Daemon obtenemos piedras que servirán para mejorarlo. El cuadro de habilidades de cada personaje es muy amplio y necesitaremos unas cuantas horas para desbloquearlo al completo. Además, existe la opción de gastar nuestras piedras para conocer las memorias de nuestros compañeros espirituales. Esto no aporta nada el gameplay, pero amplía la historia el universo que tanto nos ha gustado de Oninaki.

Oninaki

La posibilidad de adquirir armas, mejorarlas y dotarlas de diferentes elementos (parálisis, daño, defensa, etc) existe, aunque también podremos equipar armas más fuertes que dropearán los enemigos que derrotemos.

Pero, ¿contra qué luchamos y dónde lo hacemos?

El reino de Oninaki está plagado de monstruos y seres muy pintorescos. Dependiendo de las misiones deberemos viajar a diferentes lugares del mundo. Estas regiones son mapas cerrados por los que tendremos que ir avanzando mientras derrotamos a cantidad de enemigos. Al final de dichas zonas siempre encontraremos poderosos jefes finales que nos pondrán en aprieto. No resulta muy complicado abrirse paso si disponemos de buenas habilidades, pero lo mejor de Oninaki radica en que podemos viajar entre dimensiones.

Los 100 mejores juegos RPG de la historia según GameInformer

Kagachi puede adentrarse en el Más Allá para continuar avanzando por el mapeado si no puede hacerlo en el mundo de los vivos. Adentrarse en el hogar de los muertos es peligroso y podrán matarnos de un solo golpe si no contamos con la visión correspondiente. Para arrojar luz sobre esta oscura dimensión tendremos que derrotar a minijefes en el mundo de los vivos. Por lo que, el viaje entre ambas dimensiones del que hablábamos en la historia cobra mucho protagonismo dentro de su jugabilidad. 

Oninaki

En términos generales el combate no es nada que cambie las bases conocidas de los JRPG de acción, pero resulta muy interesante probar todos los ataques especiales de los diferentes Daemons (que son muchos). En ocasiones puede llegar a ser un tanto repetitivo, ya que la ausencia de puzzles complicados y otros incentivos hace que los enemigos se multipliquen en exceso. No obstante, el sistema cumple su cometido. Añadimos que en los primeros compases del juego esa sensación de repetición es más acusada porque no disponemos de un set de habilidades completo, por lo que hay que tener un poco de paciencia. Lo bueno no tardará en llegar.

Apartado técnico a la altura y con identidad

Oninaki no desborda con un derroche técnico sin precedentes, pero sabe hacer bien las cosas. El juego se conoce a sí mismo y no pretende impresionar con grandes animaciones ni cinemáticas espectaculares. El título no impresiona en ese aspecto, pero cumple de manera holgada. Durante toda la trama no hemos notado problemas de fluidez ni errores de ningún tipo.

La dificultad del título esta bien equilibrada, aunque en el modo normal, una vez adquieres las suficientes habilidades, todo resulta más fácil. Los Daemons que consigamos pasadas unas cuantas horas de juego sufren mucho contra los enemigos debido a que no cuentan con suficiente poder. Los jefes finales si suelen cumplir y representan un reto a la altura. 

Oninaki

En lo que respecta a la estética, Oninaki resulta ser una obra con un apartado artístico realmente bello. El uso de colores planos puede resultar poco arriesgado pero dota de personalidad al título y lo aleja de otras obras similares. Los coloridos escenarios, así como la explosiones y animaciones de ataques hacen que el juego entre por los ojos fácilmente y sea todo un placer visualizarlo.

La banda sonora cumple, pero tampoco destaca. Hay un puñado de piezas musicales que se van repitiendo a lo largo de la historia y que van ligadas a las distintas situaciones y sentimientos que pretenden aflorar en el jugador. 

Oninaki, un JRPG de calidad

El título de Tokyo RPG Factory cuenta con todo lo necesario para convencer a su audiencia. Sin grandes alardes, consigue revalorizar este género tan pulido y otorga otro punto de vista que da gusto ver. Esa ligera diferencia lo aleja de todo lo que habíamos visto recientemente de su estudio creador y da otro pasito hacia delante en lo que respecta a la trayectoria de los juegos de rol japonés. Con una duración que sobrepasa las 20 horas y la posibilidad de superar algún que otro desafío, Oninaki cumple con las expectativas.

Es cierto que puede cojear en algunos aspectos: que esté completamente en inglés o que el combate no presente alguna opción más, pero tampoco defrauda en absoluto. Con toques que nos recuerdan vagamente a Diablo y esa mecánica de las dos dimensiones que se asemeja a The Legend of Zelda: Twilight Princess, Oninaki es una apuesta sólida dentro de catálogo de los RPG orientales

Valoración

Oninaki cuenta con leves toques de JRPG de acción experimental que dan un agradable lavado de cara al género. Con un mundo bellamente construido, el juego apuesta por entremezclar lo tradicional con un sistema más novedoso. Un paso sólido para Tokyo RPG Factory que no defrauda.

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

El mundo que construye, la variedad de Daemons y ataques, su colorida estética y los diversos temas que incitan a la reflexión.

Lo peor

Textos en inglés, el combate puede volverse repetitivo y hay pocas opciones de personalización.

Y además