Menú de navegaciónBotón de menú de Hobbyconsolas
Logo 30 aniversario Hobby Consolas

Análisis de Project Zero: Maiden of Black Water, el miedo pasado por agua

Project Zero Maiden of Black Water

Una de las franquicias de terror más celebradas de los videojuegos despierta de su letargo con un remaster que recupera las pesadillas de Wii U. ¿Se habrá "maqueado" lo suficiente como cumplir con los estándares de hoy en día? Saquemos la cámara de Project Zero para comprobarlo.

El mundo de las aventuras de terror tiene un hueco especial para Project Zero / Fatal Frame, una serie que se inició en los tiempos de PS2 y revolucionó el género con su estilo frío y torturado, además de su particular propuesta de juego: derrotar a fantasmas a base de fotos.

La última entrega importante fue Project Zero: Maiden of Black Water, que llegó a Wii U hace ya 7 años (de hecho, aquí podéis leer nuestro análisis de ese Project Zero 5). Al igual que esa consola, no alcanzó demasiado éxito, pero ahora tiene una nueva oportunidad con este remaster que sale para todas las plataformas.

Mando DualSense de PS5

Mando DualSense de PS5

Con novedades como la vibración háptica o los gatillos con resistencia variable, el gamepad DualSense de PS5 ofrece nuevas sensaciones de juego que aumentan la inmersión. La consola solo viene con un mando, así que necesitas otro para jugar en multijugador local.

Cómpralo al mejor precio

Y es algo de agradecer, porque esta entrega de Project Zero aportaba algunas novedades interesantes, además de un regreso de la historia de Miku, la protagonista del primer juego. En concreto, podemos jugar con su hija, Miu. Pero lo atractivo es que controlamos a 3 personajes a lo largo de la aventura.

Aparte de la propia Miu, está Ren, un escritor obsesionado por las fotografías post-mortem, que se realizan a las personas después de muertas. 

Y, finalmente, en el papel protagonista (por lo que la controlamos en la mayoría del juego) está Yuri, una ayudante de una anticuaria capaz de ver espíritus. Ella ha de averiguar qué pasó con su jefa cuando fue al misterioso monte Hikami...

En todos los casos, el objetivo es explorar los tenebrosos escenarios para buscar pistas y objetos clave, pero sobre todo hay que usar nuestra Cámara Oscura para fotografiar las apariciones que encontremos, y para atacar a los fantasmas que quieran acabar con nosotros.

La gracia está en que cada personaje tiene funciones únicas para la cámara. Así, Yuri puede personalizar más la cámara con funciones especiales, mientras que Ren puede lanzar cuatro disparos de golpe, por ejemplo.

Todos ellos cuentan con circunstancias especiales a la hora de usar la cámara. Por ejemplo, si fotografiamos varios elementos sobrenaturales a la vez, se abre una oportunidad de obturación para causar más daño y, claro, si fotografiamos al fantasma en pleno ataque, ejecutamos un Fatal Frame, que es mucho más eficaz.

Project Zero Maiden of Black Water

El cambio con la cámara de esta entrega vino con la posibilidad de rotar el objetivo para sacar fotos verticales o inclinadas, lo que ayudaba a "atacar" a varias partes del cuerpo de los fantasmas. 

Originalmente, la cámara se podía mover con el sensor de movimiento del mando de Wii U, así que en el caso de PS4, PS5 y Switch, también podemos hacerlo, simplemente girando el mando. En cualquier caso, tanto en estas como en las otras versiones podemos usar el stick derecho al estilo clásico, lo cual es bastante más cómodo y preciso, la verdad.

Los propios fantasmas también ofrecen más variedad que en los primeros juegos de Project Zero. Aquí encontramos algunos matones que atacan con especial agresividad e incluso niños que corren a nuestro alrededor antes de empujarnos.

A pesar de esto, los "combates" son bastante facilones y los fantasmas suelen tomarse su tiempo antes de atacar, a lo que hay que sumar que encontramos montones de hierbas medicinales que nos sanan, por lo que el puro miedo a que nos maten es bastante escasito.

Project Zero Maiden of Black Water

Un elemento que pretendía dar juego pero que al final no es tan relevante es el del agua. Tenemos un medidor que nos indica lo mojados que estamos (al pasar por cataratas o por zonas inundadas). Cuanto más mojados estemos, más daño podremos sufrir, hasta el punto de entrar en un estado en el que nuestra salud decrece gradualmente.

De nuevo, contamos con suficiente cantidad de items como para revertir ese estado, así que es un añadido que se agradece, pero que no acaba teniendo excesivo peso en el grueso de las partidas. Eso sí, al estar mojados, la ropa se transparenta un poquito, que ya sabéis que los de Koei-Tecmo son un poco fetichistas de esas cosas...

Las partes de exploración sí tienen más miga y nos hacen buscar objetos clave, pero también nos tientan a desviarnos por rutas alternativas para encontrar más película para la cámara (las hay de diferentes potencias), notas secretas o items de curación.

También, claro, podemos toparnos con apariciones fugaces que, si conseguimos fotografiar, nos dan jugosos puntos con los que comprar mejoras para la cámara, items o nuevos trajes para los protagonistas.

,

Un minijuego que se ha incorporado consiste en mantener pulsado un botón a la hora de coger un ítem. El personaje lo cogerá muy despacio y puede que, justo antes, una mano fantasmal nos intente atrapar y nos dañe. Esto debería dar tensión, pero esas manos aparecen poquísimo y, cuando lo hacen, tampoco dañan tanto, así que...

Siguiendo con la exploración, algunos puzles se basan en la nueva dinámica de "igualar fotografías": hemos visto una foto previamente y tenemos que encontrar el punto exacto del mapa para hacer una foto idéntica (mismo encuadre, misma distancia...). Puede sonar difícil, pero la interfaz de la cámara nos va guiando.

Hablando de guías, en casi cualquier momento podemos pulsar un botón para que un residuo fantasmal nos diga el camino principal a seguir, lo que a veces puede ser un alivio (en juegos como Project Zero 3 era desesperante quedarse atascado), pero para muchos implicará que nos lleven demasiado de la mano y el desafío pierda gracia.

Project Zero Maiden of Black Water

Entonces, ¿Project Zero: Maiden of Black Water no da miedo? Bueno, definitivamente da mal rollo y puede ofreceros algún sustito que otro, pero es cierto que su jugabilidad algo benévola juega en contra del factor terror.

Todo esto nos lleva al apartado técnico que, como supondréis, se ha renovado un poco para la ocasión. Los modelos y las texturas son los mismos, con ligeras mejoras "a lo bruto" en la resolución de estas últimas.

La resolución general de la imagen también se ha mejorado (no se ha especificado, aunque en el caso de la versión PS5 que hemos probado, tiene pinta de 4K escalado) y todo se mueve con mucha fluidez, aunque es cierto que los gráficos distan mucho del nivel de detalle de un Resident Evil 8, por ejemplo.

Los efectos de luz y sombras son mejores que en Wii U, algo que ayuda mucho a meternos en ambiente, pero el conjunto deja claro que se viene de un juego con 7 años de antigüedad. Se hubiera agradecido una opción de modo rendimiento o fidelidad para los gráficos en las versiones de nueva generación, pero no la hay.

Aún así, la ambientación de los Project Zero nunca falla y esas montañas tétricas, espectros deformados e imaginería tradicional japonesa "perversa" ayudan a meternos el tembleque en el cuerpo.

Por supuesto, el sonido juega un papel crucial y las melodías son inquietantes a más no poder, con susurros, lamentos y distorsiones que se multiplican cuando nos toca pelear contra un fantasma y oímos sus desesperados gritos de ayuda.

Incomprensiblemente, no se ha incorporado la opción de escuchar sus voces por el altavoz del mando, lo que habría ayudado a darnos más de un buen susto. Por cierto, los textos solo están en inglés, alemán o francés, mientras que las voces solo están en inglés o japonés. Mejor optar por estas últimas, porque las inglesas son sosillas.

Siguiendo con las novedades de este remaster, para la ocasión se ha incorporado un divertido modo foto que nos permite colocar no solo a los héroes, sino también a los fantasmas que hayamos visto previamente, para que posen como queramos y podamos hacer un "sarao" fantasmal con filtros muy tétricos y apropiados.

Project Zero

También contamos con un vestuario renovado para los protagonistas. Ya sabéis que en Tecmo siempre han sido muy amigos de poner trajecitos a las chicas y en esta ocasión se han añadido nuevos atuendos góticos o punk para colocar, si queremos, antes de un episodio. Hay que "comprarlos" previamente con los puntos ganados.

¡Ah! Y por supuesto, se mantiene el jugoso extra original de jugar con Ayane, la heroína de Ninja Gaiden o Dead or Alive, al pasarnos el juego. Ella no tiene cámara y tenemos que superar el juego en plan infiltración, sin enfrentarnos a los fantasmas. ¡Muy curioso y divertido!

Ayane en Project Zero Maiden of Black Water

En total, Project Zero Maiden of Black Water se supera en unas 12-13 horas, lo cual no está nada mal. Además, la historia, plagada de suicidios, maldiciones y desapariciones, es tan tétrica y atrayente como cabría esperar. Si buscáis un survival horror de vieja escuela, es una opción interesante.

Aún así, por el 20 aniversario de la franquicia hubiéramos deseado un juego nuevo y, sobre todo, que aprovechara mejor las posibilidades técnicas de las consolas actuales para llegar a una superior dimensión del terror. O, por lo menos, que la Cámara Oscura incorporara un modo Tiktok para nuestros bailecitos...

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Mantiene el tétrico encanto de la saga y ofrece hitos interesantes, pero no consigue ocultar lo anticuado de su nivel técnico y de algunos desafíos. Si quieres un survival horror sin más miramientos, es satisfactorio.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Su sonido inquietante y tétrico y, en general, esa atmósfera de "asian horror" que nunca pasa de moda. El modo foto es un simpático añadido.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Es excesivamente facilón y eso hace que dé menos miedo. Visualmente es correcto, pero se nota el paso de los años. ¡Que no venga en español!

Versión comentada: PS5

Hobby

74

Bueno

Y además

Project Zero: Maiden of Black Water (2021)

Plataformas:

Nintendo Switch, PC, PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X

Lanzamiento:

Más artículos