Separation

Una de las funciones más interesantes de la Realidad Virtual es su capacidad para sumergirnos más de lo normal en proyectos que tengan una vertiente más personal, incluso artística, que muestren las inquietudes creativas más extremas de sus autores. PlayStation VR siempre ha tenido hueco para esa vertiente (todavía tenemos escalofríos al pensar en Here They Lie) y ahora sigue ahondando en ello con Separation, una aventura en perspectiva subjetiva que nos lleva a un entorno muy particular.

Estos son los mandos para PS4 más vendidos en Amazon

Separation es un juego que no tiene tutoriales ni prácticamente ayudas de ningún tipo. Cuando comenzamos a jugar, despertamos en un entorno extraño y gris, con muy sutiles mensajes que nos susurran que tenemos que encontrar a alguien... O algo. Una voz aparentemente femenina nos dice que está muy cerca, pero que tenemos que dar un rodeo para poder llegar hasta ella.

VIDEO

Tráiler de Separation, el juego de PlayStation VR

A partir de ahí, se nos presenta una aventura de exploración y puzzles, en la que no tenemos muy claro qué hacer y se nos "suelta" en un amplio entorno surrealista, en el que las construcciones destartaladas y las estatuas de decadentes figuras humanas salpican el horizonte. Tardamos unos minutos en entender nuestra "rutina" de juego. Básicamente, hemos de mover obeliscos para que un rayo de luz vaya rebotando de unos a otros y esto nos abra nuevos caminos. Además, de vez en cuando encontramos estatuas que podemos deshacer para encontrar las "penas", unas extrañas joyas que parecen estar relacionadas con el ente o persona que buscamos. Hay que encontrar 10 en total.

Nuestra gama de movimientos es muy limitada, pues solo podemos caminar e interactuar cuando estamos cerca de algún objeto interactivo (nada de saltar, agacharse o correr, aunque podemos cambiar la velocidad de nuestro desplazamiento desde el menú de pausa, algo que os recomendamos encarecidamente hacer). Más adelante, conseguimos algún vehículo, pero la dinámica siempre se basa en ir despejando el camino a base de puzzles. A veces, se tratará de entender qué bloquea nuestro camino y cómo arreglarlo, mientras que en ocasiones encontraremos directamente algunos minijuegos consistes en mover fichas o encender paneles para activar mecanismos.

Separation

Algunos de esos mecanismos se mueven con ruedas que hemos de girar, lo cual nos lleva al problema del control: aunque estemos delante de esas ruedas, muchas veces el juego no lo "detecta" bien y no nos permite girarlas, lo que nos obliga a recolocarnos una y otra vez. Esto, en un juego que resulta tan amplio y que da tan pocas pistas, puede suponer un problema, porque muchas veces llegamos a dudar si simplemente estamos perdiendo el tiempo y tenemos que ir a otro lado a encontrar la solución del puzzle.

La primera mitad de este juego de aventura es bastante sencilla de asimilar y la resolución de los puzzles es satisfactoria. Hay que dar un poco al coco, claro, pero ahí está la gracia del asunto. En la segunda mitad, la cosa se pone más complicada y nos topamos con algunos acertijos innecesariamente crípticos, que nos obligan a irnos muy, muy lejos para hacer algo que ni sospechábamos que se pudiera hacer, con lo que puede que os atasquéis más de una vez sin saber ni a dónde ir.

Separation

A pesar de todo, Separation para PlayStation VR tiene su encanto, porque pone ante nosotros un apartado visual muy simple (vemos polígonos como camiones de grandes), pero también muy artístico y evocador. Las gigantescas esculturas humanas, los edificios decadentes, los solitarios paisajes... Sin duda, recuerda a juegos como Journey, Ico o Shadow of the Colossus, algo que se ve reforzado por los esporádicos momentos de una música muy lírica. Aún así, a veces como jugadores nos sentiremos un poco confundidos, porque hay muchos objetos que parecen fuera de lugar y que, seguramente, tendrán un significado para el autor del juego, Martin Wheeler (sí, todo el juego ha sido creado por una sola persona, que ha dedicado 4 años al proyecto), pero no tienen ningún sentido para nosotros. En esa línea, hay que decir que toda la historia del juego es más bien alegórica, así que no esperéis un final super detallado y claro.

Wheeler deja claro que Separation es una especie de manifestación artística con la que busca expresar la etapa de depresión que pasó por la pérdida de un familiar pero, mientras que juegos como That Dragon, Cancer o Last Day of June consiguen eso mismo de forma más cómplice con el jugador, aquí el conjunto queda más deslabazado de la cuenta.

Separation

Aun con sus defectos, os puede resultar interesante probar Separation si os gustan las experiencias diferentes y artísticas. Si no os atascáis demasiaaaado, lo podéis superar en algo menos de 3 horas (vale 14,99 euros) y, por el camino, recapacitaréis sobre el dolor, la añoranza... Y las "idas de olla" que tienen algunos.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Funciona mejor como pieza de videoarte que como videojuego, aunque presenta algunos momentos interesantes para el usuario. A pesar de todo, parece más catárquico para el creador que para el jugador.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Su singular apuesta visual y las sensaciones que proporciona al desplazarnos por su surrealismo.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

El control es terriblemente inconsistente. Algunos puzzles cercanos al final son innecesariamente crípticos.

Plataformas:

PS4

Versión comentada: PS4

Hobby

63

Aceptable

Y además