Aladdin 1992
Análisis

Crítica de Aladdin, el clásico de dibujos animados de 1992

Por Raquel Hernández Luján

Ron Clements y John Musker dirigieron en 1992 una película de dibujos animados que se convirtió en un clásico instantáneo. Recordamos la película de dibujos animados de Aladdin.

Si os pedimos que nombréis vuestras películas favoritas de Disney es altamente probable que entre las tres primeras aparezca el título de Aladdín, una película de dibujos animados que marcó un hito en su día por varios motivos. Es el 31er largometraje animado de la compañía Disney y el sexto cuento clásico adaptado, que toma como origen el popular cuento "Aladino y la lámpara maravillosa", incluido en la recopilación "Las mil y una noches", aunque también incorpora elementos y personajes de la película de 1940 El ladrón de Bagdad.

Solo ateniéndonos a los datos de taquilla, ya es palpable el exitazo que supuso, llegando a ser la película animada con más recaudación en su momento: los 28 millones de dólares que costó palidecieron ante los más de 500 que consiguió recaudar, por no hablar de los dos Oscar y los dos Globos de Oro con los que se galardonó tanto la banda sonora original como la canción "Un mundo ideal" ("A Whole New World").

Y es que tenía otros temazos, desde los créditos de apertura con "Si a Arabia tú vas" hasta "Genio tan genial", todas ellas composiciones de estilos dispares pero igualmente magníficas. Las partituras musicales fueron escritas por el compositor Alan Menkenmientras que de las letras se ocuparon Howard Ashman y Tim Rice.

Compra Aladdín en Blu-Ray

Más allá de eso, la película Aladdin de 1992 fue pionera también en el tema de la explotación del éxito a través de secuelas. El retorno de Jafar, lanzada directamente para el formato casero dos años después, sería la primera en llegar, pero es que la estela siguió creciendo hasta alcanzar a ser la primera trilogía de la casa gracias a Aladdin y el rey de los ladrones, que vería la luz en 1996.

Anécdotas sobre Aladdin hay muchas, pero destacaremos que varios personajes de otras películas hacen cameos en esta. En concreto podemos ver a Pinocho, Sebastián y Bestia. Además, Jafar fue creado en base a Maléfica, la malvada bruja de La bella durmiente, de ahí que existan grandes similitudes entre ambos: el bastón, la forma educada de hablar. el vestuario y hasta el ave que les acompaña como mano derecha.

La bella y la bestia había abierto un melón importante el año anterior en un tono totalmente diferente, pero lo cierto es que, aunque Aladdin no alcanzara la repercusión de aquella ni de la posterior El rey león, fue puntera gracias a la inclusión de la cabeza de tigre de la entrada a la Cueva de las Maravillas y la Alfombra Mágica, creadas íntegramente y por primera vez por ordenador para una película animada.

Aunque si por algo destaca es por su humor. Si tenemos que nombrar la comedia más loca y divertida de Disney de los 90, Aladdín se lleva la palma y marcaría la senda de cintas posteriores como Hércules o El emperador y sus locuras. Claves para que esto sea así: el hecho de que por primera vez, el estudio decidió dirigirse al público adulto, incluyendo gags dirigidos específicamente a ellos sin abandonar, eso sí, un tono infantil, colorista y desenfadado.

Por primera vez, quedó aparcado el corsé de la atemporalidad y se utilizaron referencias y guiños a personajes y sucesos contemporáneos al momento en que se lanzó la película, consiguiendo que los sketches fueran refrescantes e insólitos. Ejemplos hay muchos, sobre todo gracias al genio de la lámpara: ese loco azul que todo lo puede y que se transforma en Schwarzenegger o Jack Nicholson a lo largo de la película. Su versatilidad y la imaginación a la hora sacarle partido son un soplo de aire fresco. Por supuesto, mucho de ello se debe a la vis cómica y el desbordante talento de un Robin Williams en estado de gracia, que en su versión española salió sorprendentemente bien parado con la voz de Josema Yuste, de Martes y Trece. ¡No siempre fracasa eso de tener una estrella invitada para el doblaje!

Pero, ¿la película no tendría que haberse llamado más bien "El genio" en lugar de Aladdin? Algunos detractores de la película consideran que la trama no arranca hasta que éste no aparece en el metraje y, de hecho, roba el protagonismo al resto de los personajes por la fuerza de su todopoderosa personalidad. El resto de la película es, a nivel argumental, bastante sencilla y cuenta con un planteamiento estándar para la factoría Disney que redunda en archiconocidos clichés. A pesar de todo, el propio diseño de Aladdín (inspirado en el aspecto y el carisma de Tom Cruise), los "secundarios animales" como Abú o Iago también ayudan en todo momento a levantar el ritmo. La princesa Jasmine (mucho menos empoderada que en la nueva película de Aladdín de 2019) quizá no sea tan versátil como pueda desearse según los cánones actuales, pero hay que verla con los ojos de los años 90. En ese sentido, tenía carácter y valor y supuso un cierto intento de romper con el arquetipo de la princesa Disney más vulnerable.

Precisamente, verla con los ojos de hoy puede ser un tanto descorazonador, porque es más que probable que muchas cosas nos chirríen o que incluso nos resulten obsoletas cuando no pueriles, pero tengamos en cuenta que 27 años han pasado por encima de ella y que sigue siendo muy refrescante, en su ritmo, en su estética, su humor, su música y su acción. Es inevitable que el paso del tiempo le haya hecho algo de mella, pero os aseguramos que su genio (el personaje y el propio carácter de la película) sigue siendo chispeante... ¡Pide y te será concedido!

Valoración

Uno de los clásicos de Disney por excelencia, una película que marcó un hito y fue el trampolín de la compañía a la modernidad.

Hobby

90

Excelente

Lo mejor

El genio y la acertadísima voz de Josema Yuste en castellano, además de la BSO.

Lo peor

Jafar, aunque carismático, es quizás uno de los villanos más planos del universo Disney.

Y además