Downrange
Crítica de la descerebrada Blanco perfecto (Downrange), dirigida por Ryûhei Kitamura y protagonizada por Kelly Connaire, Stephanie Pearson y Rod Hernandez. Esta película de terror llega a los cines a partir del 25 de mayo.

Si os apetece una película de esas que no requieren llevar el cerebro puesto al cine, entonces Downrange, titulada en España Blanco perfecto, es una opción fenomenal. Es carne de festival friki y, como era de esperar, pasó por la pasada edición del Festival de Cine de Sitges y de la última Muestra Syfy, donde generó un cachondeo generalizado.

Todas las ofertas en cine y televisión en Blu-ray

No esperéis un gran argumento puesto que, como bien os trasladará el tráiler, la propuesta de esta película de terror va más por el tema guarrindongo de las vísceras, los ojos comidos por cuervos y las avispas chupópteras de sangre. Esto no tiene sentido, ¿a que no? La peli tampoco.

Hay una sinopsis oficial que os traslado por aquello de que me pagan para informaros, no porque sea relevante... Un grupo de jóvenes se trasladan en un vehículo cuando pinchan de forma misteriosa en una carretera perdida. Para su asombro, ha sido una bala la que ha reventado el neumático y pronto descubren que están siendo acosados por un francotirador dispuesto a matarlos uno a uno. A partir de ese momento solo su ingenio podrá proporcionarles un plan de escape. Dentro tráiler (os recomiendo chubasquero para la lluvia de sangre):

VIDEO

Tráiler de Blanco perfecto (Downrange) en castellano HD

Después de dirigir Versus, Nadie vive o El vagón de la muerte, el nipón Ryûhei Kitamura dirige esta película con gore que ofrece momentos ingeniosos y otros estúpidos, de los que te sacan la sonrisa, aunque a veces se le ve un tanto perdido.

Seamos sinceros: estas películas chorras tienen su punto molón para echarse unas risas. Su autoconsciencia y su banalidad son atractivos irresistibles para aquellos que vamos al cine con ganas de pasarlo bien, así que cuanto más histriónica la propuesta, más cutre el maquillaje y menos profundo el guión, mejor.

Descubre los lugares malditos que han sido escenarios de películas de terror

Con Downrange, hemos tenido sentimientos encontrados. Algo de ese gozoso placer culpable de ver una soberana chorrada con momentos gore cuajados de sangre tan roja como la mercromina está ahí, pero a la peli le cuesta arrancar lo suyo y desperdicia un montón de oportunidades de ser algo más por dos vías diferentes. La primera sería elevando un pelín el listón, dándole un sentido a todo, engarces y pistas que nos condujeran a una mínima evolución en los personajes, a unas pinceladas que cerraran de alguna manera un argumento esencial más allá del tiroteo indiscriminado de un pirado. Y la segunda, antitética, abrazando su estupidez con más ambición. Si no puedes hacerlo más creíble, serio y llevar la propuesta estética a una reflexión interesante, quizás es hora de tirar la casa por la ventana, dejando constancia desde el minuto uno de que no puede tomar a pecho absolutamente nada y llevarlo a un extremo en el que te den ganas de aplaudir tras cada baja (ésta habría sido la más adecuada, seguramente).

Hay varios problemillas que persiguen a la película: el primero de ellos es que su banda sonora no es especialmente potente y apenas tira de sintetizador al final cuando ya da muestras obvias de su inspiración de John Carpenter (ese anónimo villano sin motivaciones aparentes que se erige como encarnación del mal absoluto, casi salvaje, saltando sobre el capó del coche y con una fantasmal luz que recorta su silueta no pueden ser más arquetípico).

Las 20 películas que más conmocionaron al público

Por otra parte, aunque tiene clara su vocación lúdica, como comentábamos más arriba, Downrange sería mucho más digna de los años ochenta que de nuestros días: la trivialización de tiroteo no es que sea ya un enfoque políticamente incorrecto (la actualidad no ayuda a tomar el tema a guasa) sino que, valga el símil, es una bala perdida... Tendría que haber apostado más por el absurdo: le haría un gran favor al guión abortar cualquier atisbo de drama y decidirse sin ambages por el humor asociado a la víscera. ¿A quién no le gusta chapotear un ratito en sangre artificial?

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Infecta como el infierno y autoconsciente de principio a fin, Downrange es un homenaje al cine cutre que se jalea en festivales y muestras de cine de terror. Barata, estúpida y divertida, si sintonizas con su descerebrada concepción.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Esos momentazos carpenterianos, los efectos especiales cochambrosos, las penosas interpretaciones... Cuanto peor, mejor.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Que tarde tanto en desmelenarse... Hasta que comprendes lo que estás viendo, te da tiempo a enfadarte pensando que pretende ser una película seria.
Hobby

50

Regular

Y además

Blanco Perfecto (2017)

Lanzamiento:

Argumento:

Blanco Perfecto (Downrange) es una película dirigida por Ryuhei Kitamura y protagonozada por Jason Tobias, Rod Hernandez, Graham Skipper. Se estrena en España el 25 de mayo de 2018. Seis universitarios comparten coche a través del país cuando se les revienta un neumático en medio de un paraje solitario de una carretera secundaria. Al salir a...