Ir al contenido principal
Campamento alienígena
Análisis

Crítica de Campamento alienígena, la película de aventuras de Netflix

Las aventuras juveniles tienen una nueva propuesta en Netflix. ¿Es más difícil sobrevivir a un campamento de verano o a una invasión extraterrestre? ¡Hora de sacar las bicis a pasear, chicos!

No es ningún misterio que Netflix tiene una mina de oro con el concepto de las aventuras juveniles, capitaneadas por una Stranger Things que está a punto de regresar. Por el camino, van probando con proyectos menores que sigan esa filosofía, como es el caso de la película Campamento alienígena que ahora nos ocupa. A grandes rasgos, es la historia de cuatro chavales muy diferentes, que coinciden en el típico campamento de verano norteamericano y, sin comerlo ni beberlo, acaban en el centro de una aventura para detener una invasión extraterrestre de la que nunca se explica el origen.

¿Quieres una aventura juvenil clásica? Compra Los Goonies en Blu-Ray

El protagonista es Alex (Jack Gore), un chaval que, debido aun trauma de su pasado, se ha vuelto tímido y cobardón, sobre todo en lo que concierne al fuego y las alturas. Sus compañeros son ZhenZhen (Miya Cech), una niña asiática seria, eficaz y poco habladora; Dariush (Benjamin Flores Jr.), un joven negro que viene de familia bien; y Gabriel (Alessio Scalzotto), un chico valiente, pero taciturno. La mezcla de sus caracteres y los diálogos a los que dan pie son, posiblemente, el mayor atractivo de una película de Netflix que busca emular las sensaciones de películas como Los Goonies o Una pandilla alucinante.

Tenemos todos los clichés propios de este desarrollo: el chico cobardica que tiene que aprender a superar sus miedos, el alivio cómico de un Dariush con incontinencia verbal, los momentos de hermanamiento ante al drama, el interés romantico-inocentón en la chica... Aunque es verdad que esto ya se ha visto una y mil veces, Campamento alienígena sí consigue emular esas sensaciones que teníamos con las películas de aventuras de los años 80 en varios momentos e incluso consigue conectar algún chiste simpático. Las refrencias a películas como Star Wars, Toy Story o incluso John Wick también ayudan a levantar un poco el desarrollo.

Campamento alienígena

Aún así, el conjunto dirigido por McG (sí, el mismo que se encargó de Los Ángeles de Charlie: Al límite o Terminator Salvation) parece carecer de alma. Las explosiones, los enemigos creador por ordenador o incluso el propio avance de la trama parecen sacados de una plantilla y colocados tal cual ante nuestros ojos, lo que les garantiza cierta efectividad, pero también nula capacidad de asombro. En concreto, los numerosos efectos especiales (tenemos persecuciones, momentos de acoso a lo Jurassic Park o ataques aéreos) denotan una clara falta de presupuesto. Siendo así, ¿no habría sido mejor simplificar esos momentos para que no "cantaran" mucho? Si lo que vas a mostrar no está a la altura visual, mejor insinuar...

También es cierto que, en su constante afán por lanzar líneas simpáticas, el humor de Dariush se vuelve a veces algo cargante. Por su parte, la forma en la que los niños protagonistas van evolucionando en la película tiene cierto sentido de cara a lo que se está narrando, pero ello está tan forzado que no consigues empatizar con ellos de la misma forma que lo haríamos con otras películas más contenidas como, por ejemplo, Cuenta conmigo. También comete el error de hacer que, justo después de haber pasado momentos traumáticos, los niños paseen alegremente en coche canturreando o se lancen a bromear. Por mucho que sean niños, eso (y el hecho de que el ejército de EEUU encargue tamaña proeza a 4 chavales desconocidos) no hay quien se lo trague.

Campamento alienígena

Así pues, Campamento alienígena es una película bastante del montón, que se aproxima peligrosamente a lo cutre en ocasiones, pero consigue mantenerse a flote gracias a ciertas líneas de diálogo y al aferrarse a una forma de hacer cine que siempre conseguirá agradar, al menos, al público más jovencito con ganas de verse reflejado en la aventura. Si no dais demasiadas vueltas al argumento y sois fans de los chistes tipo "supermeneo de Gordi", igual este campamento tiene un barracón para vosotros.

Valoración

Parece seguir a pies juntillas los cánones del subgénero y, aunque resulta demasiado simplona a todos los niveles, cumple con su función de entretener un rato.

Hobby

63

Aceptable

Lo mejor

Ciertas líneas de diálogo y la sensación de aventura general.

Lo peor

Los efectos especiales son demasiado "pastiche", incluso para una película de presupuesto moderado. La evolución de los personajes es precipitada.

Y además