Ir al contenido principal
Dumbo
Análisis

Crítica de Dumbo, película de imagen real del clásico de Disney

Por Raquel Hernández Luján

Tim Burton presenta Dumbo, la versión live-action del clásico de Disney que cuenta en su elenco con Colin Farrell, Michael Keaton, Danny DeVito y Eva Green. En cines a partir del 29 de marzo de 2019.

Dumbo es el remake en acción real de la clásica película de Disney de 1941, basada a su vez en el libro para niños escrito por Helen Aberson e ilustrado por Harold Pearl, que se estrena el 29 de marzo de 2019. Ehren Kruger, guionista de las tres últimas películas de Transformers, se encarga del guión filmado por Tim Burton que mezcla interpretaciones de actores y actrices de "carne y hueso" con elementos de animación al estilo de Alicia en el país de las maravillas

Consigue la edición 70 aniversario de Dumbo en DVD

Y hay que decir que, contra todo pronóstico, esta última parte es la que mejor funciona de la película, dado que desde que el espectador ve por primera vez al pequeño paquidermo, queda prendado de su dulzura. Menos gancho e interés tienen los personajes humanos, en los que apenas se profundiza.

La historia de la película de Dumbo nos desplaza al circo regentado por Max Medici (Danny DeVito). En su seno, nace un pequeño elefante cuyas inmensas orejas lo convierten rápidamente en el hazmerreír de todos, excepto de dos niños: Joe (Finley Hobbins) y Milly (Nico Parker). Ellos son hijos de Holt Farrier (Colin Farrell), una exestrella de circo que acaba de regresar de la guerra y que debe hacer frente a los dramáticos cambios de su vida (la pérdida de su esposa y la amputación de uno de sus brazos), mientras se ocupa de este pequeño animal y lidia con la crisis de la compañía circense.

Pero, cuando descubren que Dumbo puede volar precisamente gracias a sus orejotas, el circo se recupera de forma espectacular, atrayendo al empresario persuasivo V.A. Vandevere (Michael Keaton), quien recluta el peculiar elefantito para su nueva aventura de entretenimiento, la más grande e impotente: el parque de atracciones Dreamland. Dumbo se eleva a nuevas alturas junto a una encantadora y espectacular artista aérea, Colette Marchant (Eva Green), hasta que Holt se entera de que debajo de su brillante apariencia, Dreamland está llena de secretos oscuros.

El mensaje ecologista de la película llega alto y claro, pero a Dumbo le cuesta mucho llegar a su público en el plano emocional. No es un desastre de película, ya que hay aspectos de ella que funcionan muy bien, pero resulta casi perturbador lo increíblemente deficiente que resulta en casting. Michael Keaton, Colin Farrell y los niños realizan un trabajo tan plano y carente de verdad que hace que resulte imposible empatizar con sus motivaciones personales mientras que, por fortuna, DeVito y Green elevan el listón, consiguiendo compensar esas deficiencias con dos interpretaciones memorables. Especialmente esta última, con su cautivadora y elegante interpretación de una acróbata muy consciente de su posición, en la que sí vemos una evolución.

Tim Burton: quién te ha visto y quién te ve...

De primeras, el fichaje de Tim Burton para encargarse de la dirección de Dumbo sorprendió a muchos pero, bien pensado, parecía bastante claro que podría aportar algo único al proyecto, teniendo en cuenta su amor por el espectáculo y el circo. Tendría ocasión de mostrar su sello autoral en una película que le brindaba un marco de oro, como ya había demostrado en películas como Big Fish, sin ir más lejos.

No obstante, puede que estemos ante una de las películas menos "burtonianas" de su filmografía: no queda rastro de esa oscuridad y ese surrealismo que impregna sus obras más fantásticas. No hay magia, no hay más que un edulcorado drama que nunca despega. Da la sensación de que el artista ha sido domesticado por el medio, perdiendo toda su pegada.

Aunque, en un primer momento, el hecho de eliminar la capacidad de comunicarse de los animales daba a entender que cobrarían relevancia las relaciones humanas, no hay una voluntad de hacer creíbles a los personajes. Se traslada la fábula (y se amplía levemente) a costa de inflar un metraje que no necesitaba más extensión ni tanta floritura y que a la postre diluye tanto que resulta una cinta impersonal, correcta por los pelos y, casi se diría, perezosa en su desarrollo.

Todas las películas que Disney estrenará a lo largo de 2019

En suma, Dumbo es una película de acción real simpática pero débil, con un guión demasiado estándar y una dirección de actores difícil de defender. El CGI es el menor de sus problemas, porque quizás el único personaje con el que es fácil conmoverse es del pequeño Dumbo, cuyo rostro es digital por más que vuele a trompicones.

No deja de ser sorprendente que Tim Burton haya perdido el don de atrapar la mirada de un niño que ve por primera vez algo tan insólito como a un pesado paquidermo alzando el vuelo. Esa capacidad de asombro y maravilla es el ingrediente secreto que le falta a esta película para alcanzar las expectativas que habíamos puesto en ella. Puede que necesite volver a sus orígenes, a la artesanía y los presupuestos modestos para reencontrarse consigo mismo y con su público fiel, que seguramente saldrá chafado del cine.

Esperemos que los próximos remakes de Disney en acción real, (recordemos que este mismo año se estrenarán Aladdin y El rey león) tengan más claro qué es lo que pretenden aportar más allá de justificarse por intereses económicos.

Valoración

La versión live-action de Dumbo se queda muy por debajo de las expectativas y constata que Tim Burton no pasa por su mejor momento artístico. Es una película que no consigue emocionar y que resulta por momentos redundante y demasiado autoindulgente.

Hobby

60

Aceptable

Lo mejor

Contra todo pronóstico, los efectos especiales funcionan muy bien: Dumbo es entrañable. Eva Green y Danny DeVito son las dos grandes joyas de elenco.

Lo peor

El reparto está muy descompensado y, el guión, también. No es una película que necesite dos horas de desarrollo, le falta fuerza y alma.

Y además