La estafa
Crítica de La estafa (Bad Education), dirigida por Cory Finley y protagonizada por Hugh Jackman y Allison Janney. Se estrenará en HBO el 5 de junio de 2020.

El segundo largometraje del director estadounidense Cory Finley se basa en el artículo publicado en New York Magazine titulado "The Bad Superintenent" escrito en 2004 por Robert Kolker y adaptado a guión por Mike Makowsky.

Lo fácil habría sido una traslación maniquea en la que todo pivotara alrededor del espectacular caso que dejó con la boca abierta a la comunidad neoyorkina de Long Island, una vez que se descubrió el pastel (por parte del periódico escolar, ojo) y se supo cómo una serie de personas se habían lucrado de millones de dólares a cuenta del erario público.

Sin embargo, la película consigue dar un salto de tirabuzón para ahondar más allá del susodicho escándalo y llevarnos a pensar por un lado en el lado humano de las personas implicadas en dicho latrocinio y, por otra parte, en la particular forma en la que la presión social y un estúpido enfoque cuantitativo de la educación puede llegar a echar por tierra lo realmente importante: la formación motivadora del alumnado no solo en conocimientos sino también en un plano ético y de enriquecimiento personal. La búsqueda de una excelencia real, que no tiene por qué ser lo mismo para todo el mundo y que late bajo el trabajo de cualquier maestro vocacional.

Más aún, es un retrato mismo de la hipocresía, el culto a la imagen y las apariencias y de la forma en la que se forman las burbujas debido a que nadie quiere ver lo que tiene delante de las narices. Y ahí es donde el relato se vuelve universal y en cierta manera aplicable a tantos otros ámbitos en los que hemos visto estallar casos similares en el fondo aunque diverjan las formas.

VIDEO

Tráiler de La estafa, con Hugh Jackman

La estafa comienza presentándonos a Frank Tassone, un hombre de impecable reputación muy preocupado por su autoimagen, admirado por todo el mundo y realmente hábil a la hora de manipular a todas las personas de su entorno.

Tras conseguir que la escuela Roslyn se posicione como la cuarta a la hora de promocionar a sus alumnos a las universidades mejor valoradas del país, tiene en mente alcanzar el número uno a toda costa, aplicando incluso un ambicioso plan que requerirá una enorme inversión.

Sin embargo, sus planes se tuercen de manera inesperada cuando se descubre que Pam Gucklin, la administradora de la escuela, habría estado utilizando los fondos escolares para cargar en ellos toda clase de gastos personales incluyendo onerosos lujos. Hasta 250.000 dólares destinados a lucrarse afloran en un primer momento.

Pam se presta finalmente a ser cabeza de turco, aunque lo hace a regañadientes, pero la tormenta perfecta está aún por llegar. Paradojas del destino, será el propio Tassone quien cierre el último clavo de su ataúd al darle alas a una joven reportera del periódico escolar para que indague más y busque su propia voz, evitando conformarse con hablar de generalidades en sus artículos y alentándola a seguir su instinto en busca de una noticia de impacto.

Así es como el espectador poco a poco ve ante sus ojos que la película no intenta de ningún modo justificar los hechos que narra, vergonzosos, pero sí retratar el caldo de cultivo propicio de un sistema bastante perverso obsesionado con los números y las apariencias, empezando por las propias familias que se empeñan en que sus hijos sean parezcan genios aunque apenas tengan capacidad lectora. Al contrario de lo que se podría pensar lo que les preocupa no es mejorar sus competencias sino que así quede patente de cara a la galería.

Tassone es visto como una suerte de mesías... Y de ahí vienen todos los problemas; es lo que puso de relieve el experimento de obediencia a la autoridad de Milgram: somos crédulos ante las personas que nos resultan merecedoras de nuestra confianza, aunque eso se base simplemente en algo tan banal como un traje bien planchado y unos lustrados zapatos.

Date de alta en Disney+

Date de alta en Disney+

Tus películas y series favoritas están en Disney+. Suscríbete por 8,99€/mes o ahorra 2 meses con la suscripción anual, en comparación con 12 meses a precio de suscripción mensual.

Date de alta gratis

La estafa cuenta con un cuerpo interpretativo brillante en el cual Hugh Jackman y Allison Janney (meritoria ganadora del Oscar por su papel en Yo, Tonya) comparten momentos verdaderamente memorables. Algunos laces dialécticos son magistrales, poniendo de manifiesto que incluso los secundarios a los que en un principio podríamos haber infravalorado tienen bastante más enjundia de lo esperado.

Y suma y sigue porque la utilización de la banda sonora, con piezas clásicas mezcladas con otras electrónicas de Moby nos llevan a comprender muy bien esas mismas ínfulas académicas que tan bien juegan con el boato que le adscribe al ámbito académico de élite. En suma, es una película muy recomendable para quienes tengan la capacidad de llevar el tema a otros terrenos y quizás incluso ver la realidad desde un prisma distinto. Constata además que Hugh Jackman sigue dispuesto a ponerse a prueba enriqueciendo su filmografía con papeles complejos y controvertidos.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Cory Finley dirige una estupenda adaptación del artículo de Robert Kolker escrita por Mike Makowsky. Es un guión lleno de matices que consigue que el espectador empatice con un individuo moralmente reprobable.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Las interpretaciones de Hugh Jackman y Allison Jannet son excepcionales y el cierre de la película, magnífico.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

La traducción del título hace que pierda toda su ironía. Hasta pasado el primer tercio no terminas de comprender por dónde te quiere llevar.
Hobby

80

Muy bueno

Y además

La estafa (2019)

Lanzamiento:

Argumento:

La estafa (Bad Education), es la segundapelícula dirigida por Cory Finley tras su debut en 2017 con Purasangre y está protagonizada por Hugh Jackman, Allison Janney, Geraldine Viswanathan y Alex Wolff. Frank Tassone, uno de los superintendentes más destacados del distrito escolar de Roslyn en Nueva York se desvive a diario para que la educac...