Crítica de Fin de semana en Croacia, cuando unas vacaciones te cambian la vida

Fin de semana en Croacia (2022)

Crítica de Fin de semana en Croacia, el nuevo thriller de Netflix protagonizado por Leighton Meester que se estrena el 3 de marzo. 

Hay un cierto placer en ver cómo sufren, en el cine y la televisión, la gente rica; todos aquellos personajes a los que les presuponemos una vida idílica por el simple hecho de tener dinero pero que, a veces, se ven involucrados en cosas tan mundanas como un secuestros, una desaparición o un crimen, que les trastoca su día a día perfecto.

Y, aunque en un Fin de semana en Croacia, Leighton Meester está muy alejada de la Blair Waldrof de Gossip Girl por la que todos la conocimos, de hecho se podría decir que su personaje se asemeja más al de su vida real de la actualidad, sigue existiendo ese placer de ver a una persona que se puede permitir un fin de semana en Croacia a todo trapo, sufrir. 

Fin de semana en Croacia (2022)

Pues realmente el personaje que interpreta en este nuevo thriller de Netflix, Beth, es todo lo que hace en la hora y media escasa que dura la película dirigida por Kim Farrant. Una cinta que adapta el libro del mismo nombre de la escritora Sarah Alderson, que además ha sido la encargada de escribir el guion del largometraje. 

Una historia que nos traslada al fin de semana que dos amigas van a disfrutar en Croacia. Una de ellas, Kate, vividora y alocada que acaba de salir de una relación y que está dispuesta a quemar los días bebiendo y de fiesta, y la otra, Beth, que ha sido madre hace escasos meses y que prefiere un plan más tranquilo de turismo y playa. 

Tras una noche en la que ambas disfrutan de una carísima cena y van de fiesta a una discoteca, Beth se despierta desorientada en el apartamento que ambas han alquilado y sin la presencia de su amiga que además, no contesta a sus llamadas ni a sus mensajes. Esto dará comienzo a una búsqueda frenética por toda Croacia para intentar averiguar el paradero de su amiga. 

Una búsqueda de thriller de sobremesa que no está exenta de clichés como, por ejemplo, que no haya ningún tipo de barrera idiomática o cultural en Croacia, recordemos que la protagonista es de California,  o que, casualmente todos los que se han cruzado en su camino tienen algo que esconder que puede estar relacionado con la desaparición de su amiga. 

Los 20 mejores thrillers de la historia del cine

Los 20 mejores thrillers de la historia del cine

De lo mejor: ¡dura menos de dos horas!

Sin duda, de los mejor de Un fin de semana en Croacia es su duración, pues apenas llega a la hora y cuarenta minutos, todo un hito en el mundo del cine actual que parece empeñado en mantener al espectador más de dos horas en la butaca o en el sofá como sea, estirando el chicle, en ocasiones, de una forma muy molesta. 

No obstante, a esta cinta de Kim Farrant solo le hacen falta unos 90 minutos para contar su historia y dejarla completamente cerrada, sin perder el ritmo, manteniendo la atención del espectador y consiguiendo que, aunque la historia no sea demasiado novedosa, sientas interés por saber qué le ha pasado a su amiga y quiénes están implicados en su desaparición. 

Una lección para muchos directores de películas de mucha mayor calidad que han visto como su guion se iba desinflando después de haber sobrepasado los 120 minutos que, últimamente, parecen de casi obligatorio cumplimiento rebasar. 

Un fin de semana en Croacia demuestra que una historia se puede contar bien en menos de dos horas mientras haces que el público disfrute de los espectaculares paisajes de la ciudad mediterránea donde se rodó bañados de esa luz tan típica de los meses del verano en las ciudades de la costa. 

Fin de semana en Croacia (2022)

Hay cuestiones sin resolver 

Pese a que Un fin de semana en Croacia es una película entretenida y muy fácil de ver, no es una cinta perfecta, ni siquiera en lo que a un thriller de estas características se refiere, pues carece del típico resumen final en el que se explica todo lo que ha sucedido paso por paso.

No obstante, esta película de Kim Farrant tiene sus méritos, entre ellos mostrar a un Leighton Meester tal como se vería una mujer en la vida real si tuviese que enfrentarse a la desaparición de una amiga en un país extranjero: agotada, sin maquillar y con el pelo revuelto. 

Una cuestión que parece una nimiedad pero que muestra que una mujer sin estar perfecta también puede investigar un supuesto crimen.

Un fin de semana en Croacia se estrena el próximo 3 de marzo en Netflix, una película para disfrutar tranquilamente un domingo por la tarde en la que no apetece echar la siesta o cualquier día en el que queramos ver algo entretenido pero que no de demasiado que pensar. 

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Fin de semana en Croacia consigue mantener la tensión sobre lo que ha sucedido a lo largo de la escasa hora y media que dura, pese a que no tiene un guion brillante, las revelaciones siempre llegan en el momento justo para que el espectador no se aburra viendo la película.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

La resolución del misterio está muy bien llevado y, aunque no es brillante, consigue que la película se haga bastante entretenida.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Le faltan bastantes explicaciones sobre por qué sucede todo y hace uso de algunos elementos dle género thirller muy manidos.
Hobby

70

Bueno

Y además