Mentes maravillosas

Crítica de Mentes maravillosas (Presque), la película ganadora del premio del público en Málaga. En cines a partir del 13 de mayo de 2022.

Bernard Campan y Alexandre Jollien no son solo los protagonistas de Mentes maravillosas, sino también los directores de la película. Y es interesante decirlo de entrada porque no es habitual ver que, al otro lado de la cámara, se sitúa una persona discapacitada para aportar su propia visión a la historia tomando decisiones respecto a qué se ve y cómo.

Sí que es cada vez más habitual que veamos historias centradas en ellos, pero siempre con un punto de vista impuesto desde fuera que se lo lleva todo al drama o a la comedia: o son películas que tienen la clara finalidad de despertar cierto grado de conciencia social o de hacer experimentar un buen rato al público... A veces conjugando ambas facetas, como en Campeones.

Titulada con mucho más acierto Presque en su versión original, esta película francesa aborda justamente esos "casi" a los que tiene que hacer frente cada día una persona con todas las ganas del mundo de vivir, pero con algunos impedimentos que se lo ponen un poco más difícil que al resto.

VIDEO

Tráiler de Mentes maravillosas

Mentes maravillosas nos presenta a dos personajes que no tienen nada en común. Por una parte tenemos a Louis, un hombre solitario y cuadriculado cuya vida ha dedicado por completo a su trabajo.

Dirige una funeraria que le lleva a tener un día a día bastante anodino: se dedica a cumplir las últimas voluntades de sus clientes siguiéndoles la corriente para proporcionarles cierto consuelo, pero evita cualquier clase de implicación personal con sus compañeros.

La mejores películas y series de estreno (9-15 de mayo)

Cómo conocí a tu padre

Por otra parte, tenemos a Igor, un hombre que padece una parálisis cerebral que trabaja repartiendo verduras ecológicas y es un verdadero adicto a la filosofía. Buena parte de su tiempo libre lo destina al estudio de los grandes pensadores desde los pilares de las escuelas griegas hasta Nietzsche o Spinoza, a los que parafrasea cada vez que tiene ocasión.

Un buen día, Louis arrolla en un despiste el triciclo de Igor que, agradecido por haberse molestado en acompañarlo al médico, le llevará una piña a la funeraria. De esta forma se irán dando una suerte de encuentros fortuitos que desembocarán en un improvisado viaje de hallazgos inesperados.

¡Me la suda cómo me miren!

Mentes maravillosas puede pasar por una película menor precisamente por resultar amable en su mensaje y en la forma de lanzarlo. A fin de cuentas no tiene uno de esos grandilocuentes letreros de "basada en hechos reales" que tanto enganchan a la audiencia ni tampoco desarrolla una premisa particularmente compleja.

Sin embargo, sí que muestra algunas de las reacciones que son más frecuentes respecto a las personas con cierto grado de discapacidad ya sea física o psicológica: el rechazo de la gente. Hay quien opta por ignorarlas, por tratarlas con condescendencia, enfadarse por los contratiempos que ocasionan o incluso por dirigirse a ellas a través de sus acompañantes.

La mayoría sobreentiende que si alguien les acompaña, es porque es un familiar. Dicho de otro modo: porque no les queda más remedio.

Por el contrario, Mentes maravillosas aporta la posibilidad de que dos desconocidos que se coinciden de forma fortuita puedan forjar una amistad saludable siendo una fuente de sabiduría y experiencias, a su modo, el uno para el otro y viceversa.

Pero lo mejor de todo, es que es una película (lo cual implica que hay una audiencia mirona por narices) que habla sobre la necesidad de librarse de la mirada de los demás para alcanzar la felicidad.

Es una bonita paradoja que ilustra algo tan sencillo como que aceptándonos a nosotros mismos como somos y obviando a los demás, podemos estar bien. Y todos nos lo merecemos, sin que nadie nos juzgue por nuestro aspecto físico, nuestras destrezas o habillidades.

Entre las debilidades de la película están la de centrarse tanto en la pareja protagonista que quedan desaprovechados y bastante mal retratados los personajes secundarios, de los que la mayor parte son casualmente mujeres. Al final, se quedan en el terreno de los lugares comunes: la madre sobreprotectora, la compañera fiel, la amiga estupenda, la pariente resentida y la prostituta amable.

Todas ellas merecían también que se las valorara sin juzgarlas y que se reconociera su derecho a la felicidad. Así habría sido una película redonda del todo y verdaderamente inclusiva.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Armada con el premio del público en el Festival de Málaga, llega a los cines Mentes maravillosas, una película agradable y simpática que se presenta como una conmovedora celebración de la vida.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Se pasa en un suspiro y te deja con una sonrisa en los labios: la secuencia final es todo un canto a la libertad y a la felicidad de lo sencillo.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Los personajes femeninos están muy mal desarrollados y hay ciertos lugares comunes a la hora de abordar sus roles en la narración.
Hobby

70

Bueno

Y además