La niebla y la doncella
Análisis

Crítica de La niebla y la doncella, adaptación del libro de Lorenzo Silva

Por Raquel Hernández Luján

Crítica de La niebla y la doncella, adaptación del libro de Lorenzo Silva dirigida por Andrés M. Koppel y protagonizada por Aura Garrido, Quim Gutiérrez y Verónica Echegui. En cines a partir del 1 de septiembre.

¿Qué le pides a una buena película policiaca? Que esté bien ambientada y que esté bien resuelta. Si te da esas dos cosas le perdonas casi todo lo demás, ¿sí o no? La niebla y la doncella cumple con la primera parte de lo prometido pero fracasa estrepitosamente a la hora de cerrar la trama dejando bastante mal sabor de boca. 

Ofertas Flash de Amazon, ¡atrápalas!

No contribuyen a mejorar la recepción los apartados técnicos: ni el sonido ni el montaje son solventes y algunas líneas de diálogo rozan lo sonrojante por su absurdo. Una oportunidad desperdiciada para adaptar la novela homónima de Lorenzo Silva y tercera dentro de la saga de las nueve que componen la serie de los investigadores Bevilacqua y Chamorro. 

De primeras, quizás habría sido más interesante empezar la casa por los cimientos, es decir, arrancar adaptando la primera novela, en lugar de presentarnos a los personajes de sopetón sin tener clara la relación que hay entre ellos y cazando moscas en sus diálogos (¿he dicho ya que el sonido es horrible? Bueno, lo repito: entre que la calidad del audio es nefasta y la dicción de algunos intérpretes imposible...). Pero, en cualquier caso, tomada la decisión de centrarse en un caso concreto y autoconclusivo, lo suyo sería que como poco las piezas del rompecabezas encajasen. No hay suerte en esta ocasión como lo la hubo tampoco en el caso de la adaptación de la segunda novela de la serie, El alquimista impaciente, premio Nadal también bastante maltratado en cine.

En La niebla y la doncella, el sargento Rubén Bevilacqua (Quim Gutiérrez) y la cabo Virginia Chamorro (Aura Garrido) son dos investigadores de la Guardia Civil que deben trabajar en un complicado y antiguo caso que comenzó dos años atrás, cuando un político local fue el principal sospechoso de la muerte de un joven, cuyo cuerpo apareció degollado en la isla de la Gomera, aunque finalmente fue absuelto. 

Ahora nuevas pistas llegan a la mesa de Bevilacqua, que se embarca en un viaje a la isla junto a su compañera, donde se verán envueltos en una confusa historia de amores prohibidos y corrupción política, que pondrá a prueba su capacidad profesional y sus motivaciones más íntimas. 

La niebla y la doncella
La niebla y la doncella

Andrés Koppel dirige su propia adaptación de la novela de Silva en la que también participan Verónica Echegui (No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas), Roberto Álamo (Que Dios nos perdone), Sanny van Heteren (Los límites de la verdad) y Paola Bontempi (El ataúd de cristal), entre otros. Y la verdad es que el comienzo consigue atrapar pronto la atención del espectador: la Gomera se presta al misterio con sus preciosos bosques de laurisilva traspasados por la luz y un cadáver siempre es una invitación a descubrir al asesino. La base ideal para un thriller con el que devanarse los sesos.

Pero el caso es que eso es lo mejor de la película: ese marco paisajístico envolvente, denso y etéreo a la vez que cubre como un fino velo una trama que nunca se revela completa.

http://www.dailymotion.com/video/k4XzhnLPzeafo6opTEb

Siendo positivos, lo mejor que se puede decir de La niebla y la doncella es que puede servir como un nuevo arranque: impreciso, titubeante, muy mejorable, pero arranque al fin y al cabo, para desarrollar cinematográficamente otros pasajes de esta serie novelística. Al menos Aura Garrido salva la papeleta y es tan buena actriz que consigue tener química con Quim Gutiérrez, muy poco inspirado en su rol, por cierto.

Del resto del reparto poco se puede decir: el personaje de Verónica Echegui da la sensación de ser polivalente, como la pimienta de todas las salsas (aunque más habría valido no abusar tanto de su presencia a la vista de su escasa capacidad de transmitir realismo) y Roberto Álamo está bastante desaprovechado.

http://www.dailymotion.com/video/k4XzhnLPzeafo6opTEb

La banda sonora, bastante bien concebida, se utiliza en no pocos momentos para enmascarar la mala calidad del sonido (¿cómo? ¿todavía no teniáis esto claro? Venga, otro recordatorio: el audio es imposible); pero lo que no tiene forma de camuflarse son las costuras de un montaje terrible en el que hay hasta un fundido a negro incomprensible.

Por lo demás, La niebla y la doncella carece de tacto o capacidad de sugerencia alguna, recreándose de forma morbosa en determinados momentos que son muy desagradables (sexo, drogas, cadáveres) y poniendo en boca de los actores las conclusiones a las que debería llegar por sí mismo el espectador. Te da la resolución con cucharón, pero se digiere fatal porque la receta no está bien cocinada. No sé si me explico, aunque sospecho que me entenderéis bien.

Valoración

Deficiente adaptación de la novela de Lorenzo Silva de la que poco se puede salvar. Un viaje decepcionante a la Gomera, enclave que se presta para la filmación de una buena película policiaca y al que no se hace justicia. Otra vez será.

Hobby

45

Malo

Lo mejor

Aura Garrido y las localizaciones de rodaje, espectaculares y cargadas de misterio.

Lo peor

El sonido, el montaje, la "resolución" de la trama (completamente ilógica y carente de sentido), la gratuidad de las escenas de sexo...